La jara blanca (Cistus albidus)

El Cistus albidus es conocido por el nombre común de estepa blanca o jara blanca. Es muy famoso por tener flores de gran tamaño, bastante vistosos y frágiles. Dispone de pétalos arrugados como si fueran trozos de papel. Esta planta es la que anuncia la llegada de la primavera y un mayor número de horas de sol.

¿Te gustaría conocer todas las características y cómo se cultiva el Cistus albidus? En este post te lo contamos todo.

Características principales

El nombre que tiene el género Cistus se refiere a caja o cesta por la forma que tienen sus frutos. La vellosidad que tiene blanquecina y que recubre sus hojas es lo que se denomina albidus. Sus flores son capaces de atraer a diversos insectos a los que le ofrece un polen muy especial.

Su máximo tamaño puede ser entre 1 y 1,5 metros de altura. Prefiere las temperaturas altas por lo que crece perfectamente en el ámbito mediterráneo occidental. Se le puede encontrar formando parte de matorrales seriales al lado de romeros, lentiscos, coscojas y aliagas. Si se encuentra en zonas que han sido incendiadas tiene mayor facilidad de proliferación.

En cuanto al suelo, prefiere suelos especialmente calizos, aunque vive en todo tipo de terrenos. En Valencia nos podemos encontrar la zona más abundante de jara blanca desde las zonas más cercanas al mar hasta unos 1.400 metros de altitud.

Las hojas y tallos se han empleado como estropajo para limpiar sartenes y platos. Al ser suaves y rugosas se han podido utilizar también como sustitutivo del tabaco. Para ello, se secan sus hojas, se muelen y se lían en forma de cigarros.

El área de distribución del Cistus albidus recorre toda la región del Mediterráneo Occidental. Nos lo podemos encontrar desde Portugal hasta Marruecos. Abunda frecuentemente el sur de la Península Ibérica, el Valle del Ebro y las Baleares.

En cuanto al color de la planta, es verde grisáceo. Las hojas son alargadas y estrechas y carecen de peciolo. Están impregnadas en una sustancia pegajosa llamada ládano. Se trata de un tipo de resina muy olorosa y que les confiere un aspecto brillante. También pueden adherirse fácilmente a las manos y a la ropa.

Fructificación del Cistus albidus

La estepa blanca fructifica durante los meses de febrero a junio. Las flores pueden alcanzar unos cinco centímetros de diámetro y tener un color entre rosado y púrpura. Son solitarias o se les puede encontrar formando grupos de tres o cuatro terminaciones en sus ramas.

Si la analizamos desde el punto de vista de las semillas, dado que tiene un amplio periodo de floración, no podemos tener una cosecha bastante buena. Es recomendable que se estudien las características fenológicas de la planta para tener una mejor idea de los periodos. Además, es buena idea estudiar profundamente las zonas donde se pretende recolectar. De esta forma, podremos acondicionar el lugar para tener óptimos rendimientos.

Aunque hoy día ya no se usa tanto como antes, se utiliza el ládano para fabricar jarabes de tos. Puede hacerse como linimento diluido entre un 5 y 10% de alcohol.

Cultivo de la jara blanca en jardines

Hasta recientemente el Cistus albidus no había sido cultivado en viveros. El principal destino de esta planta eran los jardines y la restauración de zonas críticas tras los incendios. Esta planta genera algunas limitaciones para el establecimiento de otras especies.

Las características que posee esta especie hacen que su cultivo pueda hacer en entornos forestales. Tendrán entre 200 y 300 centímetros cúbicos y se obtendrá un tamaño entre 10 y 20 centímetros de altura. Si queremos cultivarlo en casa, necesitaremos sembrar sus semillas. Es conveniente antes realizar algunos tratamientos pregerminativos.

Es muy utilizada en jardines mediterráneos y en zerojardinería. Tiene un gran valor ornamental. Como se ha mencionado antes, tolera bien los suelos calizos y los climas cálidos y secos. Son plantas termófilas que necesitan exposición plena al sol y zonas donde las especies que le acompañen no necesiten mucho riego. De lo contrario, podría existir algunas incompatibilidades en el cultivo.

El principal valor ornamental es debido a sus flores. Con unos cinco centímetros de diámetros y su color rosado y púrpura, pueden aparecer tanto solitarias como en grupos de tres o cuatro ramas. Posee una rusticidad muy alta, por lo que no suele tener problemas con plagas y enfermedades. Necesita un abonado general de mantenimiento y es más que suficiente. Además, ofrece la gran ventaja de que no requiere ningún tipo de podas especiales.

Tratamiento pregerminativo

Como se dicho antes, el Cistus albidus necesita de algunos tratamientos pregerminativos. Estos hacen que la probabilidad de éxito sea mayor. El fruto se puede encontrar en una cápsula de forma ovoidea con textura pelosa y sedosa. Mide entre 7 y 13 milímetros y se encuentra inserta en el cáliz, que se abre para dar cinco valvas repletas de semillas. Las semillas tiene un tamaño de un milímetro. Tienen una cubierta sublisa en sus caras pero con aristas engrosadas y dentadas. Son de color marrón, tirando a amarillento.

Su recolección se realiza al igual que fuera un ordeño. Cuando se quiere extraer la semilla se realiza un trillado, cribado y aventado. Se puede obtener un rendimiento de aproximadamente un 23,6%. Hay que tener muy en cuenta la luz de las cribas para usar, por el tamaño tan pequeño de las semillas. Cuando están limpias, las semillas de la estepa blanca se almacenan en un sitio frío y seco.

Entre los tratamientos pregerminativos del Cistus albidus, recomendamos los que se hacen a 20 grados, durante 21 días y lavado de agua cálida de 24 horas. También se puede realizar con siembra directa a 5 grados como máximo. Debido a que prefiere temperaturas altas, si se hace a estas temperatura, su periodo de germinación puede demorarse hasta 30 días.

Una vez hemos sembrado las semillas en un sustrato, las cubrimos ligeramente. Las plántulas alcanzarán unos 4 centímetros de altura nada más germinar. En cuanto sus hojas sean verdaderas, ya puede repicarse en maceta en el caso en el que no hagamos siembra directa.

Espero que puedas disfrutar del cultivo de la jara blanca en tu jardín o vivero con estos consejos.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.