Cómo diseñar un jardín con bambú

jardín con bambú

Seguro que más de una vez has visto fotos de un jardín con bambú y te has quedado maravillado por el resultado. Quizás en ese momento has girado la cabeza hacia tu jardín, o te lo has imaginado en tu mente pensando en cómo quedaría si te animaras a convertirlo en uno con bambú.

Aunque pienses que es difícil, diseñar un jardín exótico como es el de bambú no es difícil, solo debes tener en cuenta algunos aspectos importantes para conseguirlo. Y en eso podemos ayudarte nosotros. ¿Vamos a ello?

Por qué de bambú

Antes de nada, has de saber que el bambú se escoge por muchas razones. Por un lado, porque hablamos de una planta de tallo grueso y robusto, aunque frágil en algunos casos. Es bastante rápido en su crecimiento y ofrece muchísimo oxígeno, con lo que tu jardín se convertirá en una fuente de O2 muy apreciada. Por otro lado, puede crecer fácilmente a pleno sol siempre que le proporciones un suelo bien nutrido, algo ácido y drenado.

En el mercado vas a encontrarte con muchas especies de bambú pero la gran mayoría de ellas son aceptables para crear un jardín. Eso sí, cada una tiene sus peculiaridades en cuanto a necesidades, por lo que debes escoger uno al que puedas proporcionarle todo lo que necesita.

Cómo diseñar un jardín con bambú

Una vez tienes en cuenta todos los cuidados que necesita el bambú, ya puedes pensar en diseñar uno. Sin embargo, tener un jardín con bambú no tiene por qué implicar que vas a tener bambú en tu casa. Al menos no la planta si no quieres.

Y es que hay varias ideas que te permiten diseñarlo, unas con plantas, y otras sin ellas.

Jardín con plantas de bambú

arboleda de bambu

Vamos a poner el primer ejemplo, y es que tengas la planta de bambú en tu casa. Para ello, nuestra recomendación es que la coloques en uno o dos paredes, pero no cubrir todo el jardín porque entonces podrías sentirte encerrado.

Poniéndolas en las paredes permites que los tallos hagan de «pantalla» para con los vecinos o el exterior, de tal forma que te sirve como pantalla para darte más intimidad (al tiempo que la planta crece y emana oxígeno.

Otra opción que puedes tomar es plantarlos en partes del jardín, a modo de árboles. No es una mala idea pero tendrás que atarlos para que los tallos se sostengan unos a otros, y puedes ponerlos tanto en maceta como directamente en el suelo. Al menos al principio, hasta que crezcan bien y firmes y se sostengan entre ellos. Eso sí, no te recomendamos que plantes demasiados en cada zona porque entonces competirían por quién se queda los nutrientes del suelo, y es más fácil que acabes teniendo que quitar alguno porque se haya muerto.

A su alrededor puedes ponerle piedras decorativas, blancas principalmente, para que destaque aún más.

En cuanto a la tierra, todo va a depender del bambú que escojas. La mayoría se adaptan a lo que le des, pero hay algunos que tienen algunas necesidades más especiales. Además, no es lo mismo un bambú adulto (que puede tolerar más) que uno pequeño, donde es más delicado.

Usar tallos de bambú

valla hecha de bambu

Aparte de plantar el bambú, para diseñar un jardín con esta planta, lo que puedes hacer es usar los tallos. Es decir, no son plantas vivas sino tallos que se cortan a ciertas alturas y sirven para crear diferentes vallas o recintos con ellas. Por ejemplo, puedes tener una pequeña valla para separar la solería de la zona de plantas (imagina el camino que has hecho de piedra y a su alrededor el césped o las plantas y, entre medias, esta pequeña valla a todo lo largo del camino).

Estos tienen un problema y es que los tallos no suelen ser iguales entre sí. Hay más gruesos, menos, con hendiduras o marcas diferentes. Es cierto que le da más originalidad, pero también debes saber que eso hará que debas agruparlos por «forma» para usarlos de manera adecuada.

Cubrir macetas con bambú

Siguiendo con la idea anterior, podrías optar por cubrir las macetas con los troncos de bambú. No es descabellado porque le estarás aportando una decoración extra a esas plantas. Consiste en pegar los tallos alrededor de las macetas para ocultarlas (y de esta manera parece que crecen entre bambú).

Eso sí, en aquellas que no son rectas es posible que tengas más complicaciones para hacer esto, pero aún así se pueden conseguir y si lo combinas con otras ideas el resultado puede ser muy bueno.

Incluso, si quieres ir un poco más allá, podrías utilizar el bambú como maceta. Verás, puedes abrir el tronco y usar este como si fuera una maceta, ideal para plantas que sean pequeñas y no requieran mucha profundidad.

De esta manera, si haces unos agujeros en los extremos y pasas cuerda, podrías tener macetas colgantes de bambú. Ahora bien, asegúrate de hacerle algunos agujeros también a la base para que filtre el agua a la hora de regar y no se produzcan acúmulos de agua que dañen la salud de la planta.

Y si no las quieres colgadas puedes hacerles unos pies a estas cañas y de esa manera las colocas en el suelo, o incluso puedes pegarlas a una pared para que parezca que están suspendidas en el aire.

No te olvides de los muebles de bambú

mueble de bambú

Tener un jardín con bambú no solo implica que tengas esta planta como elemento decorativo, sino que los muebles que haya en el exterior también pueden estar acordes con ella. En el mercado puedes encontrarte con muchas opciones disponibles.

No conviene pasarse (porque necesitas dejar respirar de ver tanto bambú) pero sí debes tenerlos en cuenta a la hora de decorar ya que querrás tener algún mueble donde sentarte o donde disfrutar con amigos o familiares.

Como ves, son muchas las ideas que puede haber para diseñar un jardín con bambú. Pero para llevarlo a cabo, nuestro mejor consejo es que pienses en tu propio jardín y cómo quedaría lo que te hemos comentado, o cualquier cosa que se te ocurra, si lo llevaras a cabo. Así sabrás si es lo adecuado o no. ¿Te animas a darle otro aire al exterior de tu casa?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.