Lo que todo el mundo debería saber sobre la palmera Areca

Dypsis lutescens

La palmera areca es una de las plantas que más se utilizan para decorar interiores, pues su porte y elegancia le dan un toque exótico a cualquier estancia, aunque sea interior.

Pero hay muchas cosas que no sabemos sobre esta planta, aunque eso tiene fácil solución. En este artículo vamos a desvelar los secretos mejor guardados de esta planta para que nos sea mucho más sencillo cuidarla.

Areca, ¿qué palmera es?

Areca

Plantación de Areca catechu.

Los nombres comunes a menudo crean confusión, ya que un sólo nombre se puede usar para hacer referencia a dos o más plantas totalmente diferentes entre sí. Uno de ellos es, precisamente, el de areca. Existe un género botánico de palmeras que se llama así, pero que nada tienen que ver con nuestra protagonista.

De hecho, para saber cuán diferentes son, es suficiente con que sepamos que las Areca tienen un único tronco, mientras que nuestra protagonista, cuyo nombre científico es Dypsis lutescens, es multicaule, es decir, que tiene varios troncos. Las hojas también son muy distintas: mientras que en las primeras crecen ligeramente arqueadas y no sobrepasan el metro de longitud, las D. lutescens las tienen muy arqueadas hacia abajo, incluso rozando el suelo, y pueden medir más de 1m.

¿Cómo se cuidan?

Nuestras protagonistas, y en realidad todas las del género Dypsis, son palmeras que se adaptan bien a vivir en interiores, pero quieren luz. Por este motivo, lo ideal sería tenerlas en una habitación muy luminosa, en la que entrase mucha luz natural. Eso sí, no debe de haber corrientes de aire, ni frías ni calientes, puesto que de lo contrario las hojas se pondrían feas en poco tiempo.

Si hablamos del riego, este tendrá que ser semanal, excepto en verano que se deberá regar cada 3-4 días. Es muy importante que no se le tenga puesto un plato debajo o que, al menos, se retire el agua sobrante tras 30 minutos de haber regado. Asimismo, es recomendable abonar durante los meses cálidos con abonos orgánicos líquidos, como guano, o extracto de algas (no abusar, pues es muy alcalino. Usar por ejemplo un mes este y al mes siguiente otro).

¿Tengo muchos plantones o es uno solo?

Dypsis lutescens

Si te has decidido a tener una palmera de esta especie, es posible que te preguntes si te vas a llevar a casa un ejemplar o varios. Bueno, la respuesta es la siguiente: si bien la Dypsis lutescens es multicaule, empieza a sacar los retoños cuando el tallo mide al menos 1,5cm de grosor. Para ese entonces, las hojas que tiene son adultas, es decir, pinnadas. El problema es que se venden macetas en las que hay muchos ejemplares, y cada uno de ellos va a hacer lo imposible por sobrevivir. Aún así, al final sólo vivirá el más fuerte.

Por supuesto, estos plantones se pueden separar en primavera y plantarlos luego en macetas individuales con 60% fibra de coco y 40% sustrato de cultivo universal. Así podrás tener nuevas palmeras.

¿Conocías estos detalles de la ”falsa” areca? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *