Malanga (Colocasia esculenta)

Colocasia esculenta o malanga

La malanga es una planta herbácea que tanto se puede tener como en interior como en un jardín. Aunque es verdad que alcanza una altura superior a la de cualquier ser humano, su ritmo de crecimiento es más bien lento; además, pese a su tamaño no necesita mucho espacio para poder estar bien, de ahí que se pueda cultivar en maceta.

Con unos mínimos cuidados la vas a tener preciosa todo el año ? , así que anímate a descubrirla.

Origen y características

cuidados de la malanga

La malanga es una planta herbácea perennifolia y tuberculosa originaria del sudeste de Asia. Sus hojas son grandes, de 32-36cm de largo por 22-70cm de ancho, y surgen de un tallo de hasta 40cm de largo. Las flores surgen de unas inflorescencias axilares y fragantes que tienen un pedúnculo de 9-80cm de largo. Estas están compuestas por una espata de hasta 43cm de largo y son fragantes.

El fruto es una baya subglobosa a oblonga, de 3,5-5mm de largo y 2,5-3,9mm de diámetro, y en su interior encontraremos semillas elipsoides de color café claro. El tubérculo es subgloboso, estolonífero, se desarrolla bajo tierra y alcanza los 6cm de diámetro.

Casi toda la planta es comestible:

  • Hojas: son ricas en vitaminas, minerales y fibra. Pero no se puede consumir cruda pues contiene oxalato de calcio y rafidios, que son muy tóxicos.
  • Tubérculo: se consume cocido, como hortaliza.

¿Cuáles son sus cuidados?

cuidados de la malanga

Si quieres tener un ejemplar de malanga, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Una de las ventajas que tiene la Colocasia esculenta es que la puedes tener tanto dentro como fuera de casa. ¿De qué depende? De tus preferencias, así como de la ubicación que le puedas dar en uno u otro lugar.

En general, esta planta necesita de mucha iluminación pero nunca directa. En su hábitat natural, la Colocasia esculenta siempre crece bajo la sombra de otras plantas más grandes, por lo que tiene luz, pero más bien dispersa y nunca directa.

Si ves que la planta empieza a quemarse o que pierde su color, y se ve más decolorida, entonces te está avisando de que tiene demasiada luz.

Por eso, a la hora de colocarla, apuesta siempre por un lugar de semisombra o de sombra. Aquí te dejamos a modo de resumen cómo debe ser:

  • Interior: ha de estar en una habitación luminosa, sin corrientes de aire.
  • Exterior: en semisombra.

Tierra

Esta planta es de crecimiento intermedio pero una de las cosas que tienes que tener muy en cuenta es que necesita una tierra con muchos nutrientes porque se alimenta de ellos para crecer y protegerse.

En principio la puedes tener en una maceta pero llegará un momento en que su tamaño no lo permita y necesites plantarla en el jardín. Por eso, has de tener en cuenta sus preferencias en cuanto a tierra.

Un aspecto importante es que esta planta requiere que la tierra esté siempre húmeda. De hecho, algunos expertos consideran que una de las mejores ubicaciones para la planta es donde haya más agua, porque así se mantendrá esta necesidad cubierta. Pero cuidado, un exceso de agua también podría matarla.

A modo de resumen, aquí tienes las necesidades según la plantes en una maceta o en el jardín:

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje.

Riego

Riego de la malanga

Se ha de regar 3 o 4 veces por semana en verano, y cada 4 o 5 días el resto del año.

A pesar de que te hemos comentado que es bueno que la tierra se mantenga húmeda todo el tiempo, también es bueno, incluso mejor, dejar secar un poco la superficie. Es un truco para que el rizoma no se pudra con tanta agua. Eso sí, debes tener cuidado porque si sufre de sequía la planta se deteriora muy rápidamente, y eso podría ser perjudicial para ella.

Por eso es que debes llevar un control de los riegos y, sobre todo, de que no le falte agua.

Ahora bien, otro factor importante es la humedad. La colocasia necesita una humedad ambiental muy alta porque de lo contrario sufrirá. Te darás cuenta de ello porque las hojas empezarán a parecer más alicaídas y el porte de la planta se perderá.

En invierno, dependiendo de donde vivas y donde la coloques, puede ser necesario que tenga un humidificador al lado para proporcionarle esa humedad. Mientras que, en verano, si el clima es seco, además del humidificador es posible que necesite que la pulverices una vez o más al día.

¿Cómo saber si le proporcionas la suficiente humedad? Es fácil, solo tienes que ver cómo están los bordes. Si estos se ven arrugados y como quemados es que le falta esa humedad y tendrás que aumentarla.

Abonado

En primavera y verano, con abonos ecológicos una vez al mes.

A decir verdad es una planta que agradece muchísimo el abonado y lo pide, sobre todo en primavera que es cuando empieza su mayor crecimiento y tiene más necesidades. Por eso, es importante marcarlo en el calendario y abonar cada mes para ayudarla a su desarrollo.

Trasplante

Un punto importante, sobre todo porque te hemos comentado que en algún momento tendrás que plantarla en el jardín porque no puede estar más en una maceta es el trasplante.

Este de maceta a maceta debe hacerse aproximadamente cada dos años a un recipiente mayor. En ese proceso es posible que puedas aplicar la técnica de multiplicación de división de la planta, lo que te ayudaría a aliviar esa planta con menos cantidad y a tener otras para disfrutarlas o bien regalarlas.

Plagas y enfermedades

Vamos a empezar por las plagas y debemos decirte que, en general, la malanga es una planta muy resistente a plagas e insectos, pero no por ello debemos decir que sea de las que soporta todo.

Y es que, cuando se saca de su hábitat natural, puede sufrir de trips y de mosca blanca. Y ambos pueden deteriorar mucho a la planta. Por eso, es buena idea prevenir esos problemas con buenos cuidados y en caso de que aparezcan eliminarlos lo antes posible.

En el caso de enfermedades, estas van a tener relación sobre todo con la iluminación y con el riego. La planta se verá afectada tanto por la escasez como por el exceso de luz así como con la escasez y exceso de riego. En el primer caso lo que más se verá afectado son las hojas y tallo; mientras que en el segundo atacaría al rizoma y las raíces, pudiendo morir en poco tiempo.

Por eso es importante revisar la planta habitualmente para saber si está bien o le falta algo.

Multiplicación de la malanga

Multiplicación de la colocasia esculenta o malanga

Por semillas o tubérculos en primavera.

En el caso de las semillas, tendrías que esperar a que floreciera para poder tener semillas y estas deben plantarse en semillero en primavera para después separarlas y ponerlas en macetas más grandes conforme crezca.

Cuando es por división es mucho más fácil y rápido. Lo único que hay que hacer es cortar un tallo que sea subterráneo y tenga una yema mínimo. Hay que dejarlo secar un día al menos para que cicatrice la herida y después plantarlo pero, al contrario de lo normal, que sería en vertical, este se hace en horizontal, más o menos a unos 15cm.

Aparte, puedes también reproducir la planta a través de los hijuelos (estos los verás cuando lleves a cabo algún trasplante.

Rusticidad

No soporta el frío ni las heladas.

Es conveniente, si quieres tenerla fuera, que compres alguna malla o alguna forma de taparla para protegerla de las bajas temperaturas. De esta manera te va a durar muchísimo más.

Otra opción, si la tienes en maceta, es que la metas dentro de casa. Pero aquí debes tener mucho cuidado con la calefacción y las altas temperaturas. Ten en cuenta que la malanga, aunque es una planta que tolera las altas temperaturas no hace lo mismo con los ambientes secos. Debes escoger un lugar fresco pero con una temperatura cálida.

También podrías colocarla en algún invernadero ya que así te mantendría las hojas durante todo el año (en invierno es normal que se comporte como una caduca y acabe por perder las hojas. Pero brotará en primavera si todo va bien).

¿Qué te ha parecido la malanga?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Claus Breckner dijo

    Me gustaria mucho cultivar la Malanga! Es una plsnta mhx bonita y util y sd puede ussr como ornamentsl y para la alimentscion tambien!
    Dondd podtia conseguir algunas semillitas o raices de ella?