Eulalia (Miscanthus)

arbusto con intenso y hermoso follaje

Miscanthus, también conocida por el nombre común de Eulalia, se trata de una planta que forma parte de la familia de las Poacae. Es una especie de larga duración procedente de la parte este de Asia, es decir, Corea, China y Japón, puede medir al menos 4 metros de alto y un metro de ancho.

Son plantas muy populares debido a que es  bastante decorativa, por lo que puede cambiar el aspecto de tu jardín, gracias a su intenso y hermoso follaje. En países como Japón un gran número de especies de Miscanthus forman parte de la extensa tradición en la decoración de jardines, de hecho, muchos coleccionistas de origen británico llevaron esta planta desde China hasta Europa.

Características

arbusto llamado Miscanthus y que se utiliza mucho para decorar

Es una planta que conforma un grupo bastante frondoso, sus tallos se mantiene erectos y miden más de 3 metros de altura, en las glabras o en su haz tiene múltiples pelos mientras que sus panículas son más o menos densas y su forma es muy similar a la de un abanico y mide entre 25 y 40 centímetros de largo por al menos 15 centímetros de ancho.

Dependiendo de la especie pueden ser amarronadas, blanquecinas o purpureas, de racimos bastante numerosos de entre 10 a 30 centímetros, todos estos con forma alargada, firmemente erecto o levemente extendido.

Sus pequeñas espigas con forma de punta de lanza miden entre 4 a 6 milímetros y sus aristas están cercadas por varios pelos muy finos de 8 milímetros de color blanco o purpura.

Cultivo de Miscanthus

Normalmente, estas son plantas bastante rusticas, se cultivan fácilmente y además, son muy resistentes al ataque de plagas y algunas enfermedades. Su período de desarrollo es primaveroestival, y toleran muy bien las temperaturas más bajas.

Pueden plantarse en diversos tipos de suelos, ya sean pedregoso u orgánicos, sin embargo, estas plantas prefieren suelos más profundos, que siempre estén lo suficientemente húmedos y además, cuenten con un buen drenaje. Por lo general, no necesitan de productos fertilizantes. Con respecto al riego, puede hacerse de forma abundante o moderada, todo depende de la época del año.

Si las ubicas en un área donde reciban pleno sol, esto puede ayudar en su desarrollo y de este modo, su floración será más abundante. Sin embargo, esta especie de planta pertenece al género de las gramíneas, por lo que puede crecer en zonas donde hay media sombra.

La mayor parte de los cultivos pueden permanecer en el mismo lugar durante 3 años. Después de este tiempo, la planta consigue el diámetro adecuado de la corona lo cual es muy importante para dar inicio a la división de la planta de manera exitosa.

La multiplicación de estas plantas puede llevarse a cabo de dos maneras. La primera es a través de semillas, las cuales deben ser cultivadas preferiblemente durante la temporada de primavera y en una zona específica para garantizar su buen desarrollo. La segunda, se hace por medio de la división de plantas, este proceso es más efectivo si se realiza igualmente en la época de primavera.

Cuidados

Como ya mencionamos al principio de este post, las Miscanthus son plantas de uso decorativo, así que si deseas que se mantengan siempre en las mejores condiciones para embellecer aún más tu jardín, debes tener presente que a pesar de ser una planta rustica y muy resistente a una gran variedad de condiciones, es necesario estar atentos a ciertos cuidados para que pueda desarrollarse de manera saludable.

Ubicación

Esta parte es muy importante, ya que de esta, depende el buen crecimiento de la Miscanthus. La zona donde decidas cultivar esta planta debe estar a plena exposición a los rayos solares o en semi sombra, evitando los lugares con temperaturas muy altas y a su vez, no escoger un sitio donde haya plena sombra ya que la planta no crecerá rápidamente, lo que podría traer problemas con su desarrollo.

Puede crecer en suelos difíciles, no obstante, lo normal sería plantarla en suelo normal, asegurándose de que el mismo tenga un drenaje adecuado. Los suelos arcillosos no son los más recomendables. Para realizar el cultivo en un sitio definitivo, debes tener en cuenta que lo ideal es llevar a cabo esta acción durante la temporada de primavera o más tardar en otoño.

El riego debe efectuarse de forma moderada, a pesar de que toleran bastante bien las épocas de sequía, debes evitar que el suelo se seque por completo, ya que podría traer consecuencias para la planta. Durante las épocas más calurosas debes aumentar un poco la cantidad de agua que usas para regar esta especie, esto debido a que los suelos suelen secarse con mayor rapidez.

El abono no es muy necesario, sin embargo, puedes usar un fertilizante mineral y aplicarlo en la planta al menos una vez por semana, especialmente en las temporadas de otoño y también durante el verano.

Plagas y enfermedades

Este tipo de plantas son muy resistentes a la mayoría de las plagas y enfermedades que suelen atacarlas, no obstante, debes estar atento a los pulgones y sobre todo, al ataque de las arañas rojas, ya que son perjudiciales para la planta.

Usos

arbusto en forma de seto que sirve para decorar

Esta especie de gramíneas son muy apreciadas en varios países del mundo debido a su gran valor decorativo. La gran mayoría son utilizadas para modificar por completo el paisaje. Aparte, no se trata de una planta totalmente estática, al estar conformada por un amplio grupo, es capaz de añadir mucho movimiento sobre todo en las épocas donde la brisa es más intensa y sus ramas alargadas las cuales se encuentran pegadas a un eje central  adquieren la forma de un abanico, haciendo que todo el jardín se mantenga iluminado.

Toda esta belleza natural permanece todo el año, incluso durante la temporada de invierno, esta es una de las razones por las que son consideradas las mejores plantas ornamentales para embellecer los jardines.

Durante el otoño, el follaje de la mayor parte de estos cultivos, pasa a tomar un color rojizo que también, puede ser cobrizo o anaranjado, lo que la convierte en una gran figura estacional. Por su parte, en la época de invierno suelen secarse totalmente, haciendo que los colores sean aún más claros sin perder su valor decorativo, estas plantas siempre se mantienen erectas mientras que sus espigas no se separan en ningún momento.

Dependiendo del tipo, la espiga que tiene la flor puede adquirir entre un color blanco y casi plateado, hasta un tono rojizo plateado. Normalmente, las flores suelen aparecer en casi todas las variedades de esta planta durante los meses de agosto y también septiembre.

Sin embargo, esta majestuosa exhibición de bellezas se mantiene incluso en la temporada de invierno, ya que los tallos de las flores, que se mantienen erectos en otoño, toman un aspecto bastante llamativo, sin importar que se encuentren cubiertos de nieve por lo que sin lugar a dudas con esta planta en tu jardín podrás ser la envidia de todos tus vecinos durante cualquier época del año.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.