Nepenthes rajah

La Nepenthes rajah es una carnívora con trampas grandes

Imagen – Flickr/Dick Culbert

La Nepenthes rajah es una planta carnívora con trampas muy grandes, de hecho, lo son tanto que a menudo se la conoce por el nombre de carnívora gigante. Crece de manera natural en Malasia, donde las temperaturas son cálidas y llueve con bastante frecuencia.

Esto hace que en cultivo no sea una especie fácil de cultivar, especialmente en las regiones templadas donde no nos quedará más remedio que tenerla en interior durante el invierno para lograr que sobreviva.

Origen y características de la Nepenthes rajah

La Nepenthes rajah es una carnívora grande

Imagen – Wikimedia/JeremiahsCPs

La Nepenthes rajah es una planta carnívora que pertenece a la familia botánica de las nepentáceas (Nepenthaceae). Habita en el monte Kinabalu y en el Monte Tambuyukon en Sabah, Borneo (Malasia), a una altitud entre los 1500 y los 2650 metros sobre el nivel del mar. Debido a ello, cuando se habla de plantas de su género se dice que ella es una especie de montaña o incluso subalpina, pero esto no ha de crearnos confusión: no soporta las heladas.

Se caracteriza por desarrollar trampas muy grandes, de hasta 41 centímetros de alto por 21 centímetros de ancho. Estas tienen forma de urna, y son de un bonito color rojo. Pueden contener unos 3,5 litros de agua, y más de 2,5 litros de líquido digestivo, por lo que se alimenta tanto de insectos como de pequeños mamíferos.

Por supuesto, también desarrolla hojas. Son pecioladas, con forma oblonga a lanceolada, y miden unos 80 centímetros de largo por 15 centímetros de ancho. Como curiosidad, hay que decir que son peltadas, por lo que el tallo que la une al resto de la planta surge de la parte inferior de las láminas, y no desde el ápice de estas.

Además, florece en cualquier época del año (si el clima es tropical). Sus flores se agrupan en inflorescencias muy grandes, las cuales miden hasta 80 centímetros de largo, y son de color marrón-rojizo. Pueden ser femeninas o masculinas, apareciendo en individuos distintos. El fruto mide 10-20 milímetros y es de color naranja-marrón.

Lamentablemente, se encuentra en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

¿Cómo se cuida?

Los cuidados que ha de recibir tu Nepenthes rajah no son especialmente sencillos, y menos cuando el clima no acompaña. Aún y así, para que tengas una mayor probabilidad de éxito con su cultivo te recomendamos cuidarla de la siguiente manera:

Ubicación

  • Interior: lo ideal es tenerla en un terrario con una lámpara para plantas, y donde la humedad ambiental dentro del mismo sea alta. Si además se mantiene una temperatura constante de 20-25ºC puede crecer bien.
  • Exterior: sitúala en un rincón luminoso pero sin luz directa. Por ejemplo, bajo la sombra de una planta alta, o de una malla de sombreo.

Sustrato

El sustrato más aconsejado para cultivar una Nepenthes, sea cual sea su especie, es el sphagnum vivo (verde) o bien mezclar 60% de turba rubia + 30% de perlita + 10% de corteza de pino.

A la hora de trasplantarla, riega antes el sustrato. De esta manera, te será más fácil realizar esta tarea, y de paso conseguirás que tu planta se mantenga hidratada desde el primer momento que esté en su nuevo recipiente.

Riego

La Nepenthes rajah es una planta tropical

Imagen – Wikimedia/JeremiahsCPs

Frecuente, pero sin excederse. La Nepenthes rajah necesita que el sustrato permanezca húmedo siempre, pero hay que tener mucho cuidado con el riego, puesto que si permanece encharcado sus raíces morirán. Para evitarlo, comprueba la humedad del mismo, con un medidor digital o, si la tienes en maceta, cogiéndola tras el riego y de nuevo pasados unos días.

Si el medidor te dice que está muy húmedo, o si el recipiente pesa más o menos lo mismo al cabo de unos días de haber regado, entonces tendrás que esperar un poco antes de volver a coger la regadera.

Por cierto, utiliza agua lo más pura y limpia posible. Si tiene mucha cal, no sobrevivirá. Es mucho mejor usar agua de lluvia, de ósmosis, o de mineralización muy débil que tenga un residuo seco de menos de 200ppm (como la de Bezoya, aunque podrás encontrar otras analizándolas con un medidor como este, el cual solo tienes que insertarlo en el agua para que te diga cuál es su residuo seco).

Abonado

No abones a tu planta carnívora. Ella se alimenta únicamente se los insectos que caigan en sus trampas, y no precisa más.

Trasplante

La Nepenthes rajah crece lenta, y aparte no es una planta demasiado grande, por lo que solo tendrás que cambiarla de maceta quizás unas 3 o 4 veces a lo largo de toda su vida. Hazlo si ves que se le salen las raíces por los agujeros de drenaje de la maceta, en primavera, teniendo cuidado de no manipular su sistema radicular.

Escoge macetas de plástico, puesto que las de barro con el tiempo van dejando caer granitos o poros, y estos al deshacerse dañarían las raíces.

Rusticidad

No resiste el frío. Se aconseja su cultivo en el exterior todo el año si el clima es tropical húmedo, pero en los templados hay que tenerla dentro de casa cuando las temperaturas bajen de los 10ºC.

¿Dónde comprar una Nepenthes rajah?

La Nepenthes rajah crece lentamente

La verdad es que cuesta encontrar a la venta. Según he podido averiguar, en España a veces la venden tiendas online como las de Carnivoria o Wistuba. Eso sí, su tamaño suele ser pequeño.

Al parecer, la mayoría de ejemplares proceden de Borneo Exotics, que es un vivero especialista en Nepenthes, y donde se encargan de propagarlas y luego venderlas al por mayor. Esto explicaría su dificultad para encontrarla.

Si tienes suerte, esperamos que disfrutes mucho de tu planta.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.