Oidio: remedios caseros

hoja con oidio

Sabemos que la mayoría de plantas que sembramos en el huerto pueden ser atacadas por plagas y enfermedades. Una de las enfermedades más conocidas y frecuentes en este mundillo es el oidio. Existen numerosas formas de combatir esta enfermedad, pero hoy vamos a centrarnos en cuáles son los mejores remedios caseros contra el oidio.

Si quieres conocer más sobre los mejores remedios caseros contra el oidio, quédate a leer el post completo porque te lo vamos a explicar en detalle.

Qué es el oidio y cómo se identifica

hongos que atacan a las plantas

Como apuntábamos antes, el oídio en las plantas es una enfermedad provocada por un hongo que le da a las hojas un aspecto de polvo blanco. Son hongos que se encargan de debilitar a la planta.

La causa principal del oídio vegetal es una combinación de factores que favorecen la aparición de hongos. En concreto, el oidio se produce en jardines y huertas con demasiada humedad, poca ventilación e insuficiente luz natural y, como veremos más adelante, la genética de las plantas también puede afectar a su salud ante la infección por estos hongos.  Si no se controla, este problema puede terminar destruyendo todo un jardín o huerto, por lo que debes saber reconocerlo, tratarlo y prevenirlo. Ten en cuenta los siguientes consejos para la prevención del oídio y los fungicidas.

Podemos reconocerlo porque se crea una capa de algodón blanquecino en forma de estrella. Esto puede cubrir hojas, frutos y ramas. Por lo general, en la etapa posterior, las hojas se vuelven amarillas y secas. Gradualmente, las plantas se debilitan y eventualmente mueren. También podemos identificar al hongo ya que produce hojas retorcidas, cogollos deformes y falta de floración.

La mayoría de las veces, su aparición está provocada por exceso de abono nitrogenado, condiciones de poca luz, exceso de humedad por riego por aspersión o precipitaciones prolongadas a temperaturas entre 10º y 20ºC, abuso de tratamientos químicos, o una combinación de estos motivos. Su propagación se ve favorecida por cortes y heridas.

Remedios caseros contra el oidio

remedios caseros contra el oidio

En esta sección te contamos cómo acabar con el oídio en las plantas de forma natural con los mejores remedios caseros a base de fungicidas naturales. Aprende cuáles son las más adecuadas, cómo prepararlas y cómo aplicarlas.

Pulpa o decocción de cola de caballo

Otra opción que te recomendamos si te preguntas cómo combatir el oídio con remedios caseros es la cola de caballo. Es una planta utilizada en multitud de remedios, entre sus propiedades encontramos antifúngicas o fungicidas, por lo que ayuda a acabar con este problema fúngico en las plantas. Puedes comprar un extracto concentrado de esta planta y diluirlo en agua y rociarlo sobre las plantas que quieras tratar, pero también puedes hacer una decocción o una papilla y rociarlo.

Las infusiones o decocciones tienen una carga menor y se utilizan en el momento de la elaboración, mientras que las papillas tardan días en prepararse pero son más concentradas y eficaces que las infusiones. Puede ser conveniente hacer una decocción o infusión para iniciar el tratamiento, pero se recomienda preparar una papilla y aplicar un tratamiento de inmersión para tratar casos severos de esta infestación, pudiendo incluso utilizarse posteriormente como método preventivo de muchas plagas. Puedes hacer una infusión de un litro primero, dejar hervir la cola de caballo 10 minutos, reposar 10 minutos y luego rociar sobre las hojas afectadas.

Otras plantas como la salvia, las hojas de tomate y la ortiga son igualmente efectivas contra el oídio y otras plagas, incluidos hongos e insectos, y debes seguir los mismos procedimientos para usarlas.

Infusión de ajo

El ajo es sin duda uno de los alimentos más utilizados, como remedio casero para infinidad de problemas, de hecho es muy utilizado como fungicida doméstico. Tiene propiedades antibacterianas, antisépticas, antifúngicas, antibacterianas y otras, por lo que proporciona un tratamiento muy completo tanto para el tratamiento como para la prevención.

Para usarlo contra esta enfermedad fúngica en las plantas, debes infundir la cantidad necesaria de ajo, dependiendo del tamaño de tu jardín o huerta, o si solo necesitas tratar con un tipo de planta. Te contamos cómo prepararlo para un litro que te permitirá trabajar con variedad de plantas.

Poner a hervir un litro de agua, y cuando empiece a hervir, añadir los dientes de ajo machacados anteriormente. Agrega 10-30 dientes de ajo para un poderoso efecto curativo. Deja que hierva durante 5 minutos o un poco más, no 10 minutos, luego tapa la infusión y apaga el fuego durante 10 minutos. Cuela la infusión para eliminar los residuos y vierte el líquido en una botella rociadora grande. Ahora puedes rociar las plantas dañadas por hongos una vez al día hasta que las veas desaparecer.

Azufre y cobre

azufre como remedios caseros contra el oidio

Tanto el azufre como el sulfato de cobre son fungicidas muy efectivos, pero se debe tener cuidado al manipularlos para no exceder las dosis ya que pueden ser perjudiciales para las plantas y el suelo en este caso. Consigue azufre o sulfato de cobre en polvo o líquido, pero no los uses juntos. Agrega el polvo a las hojas y la tierra en la cantidad indicada en el envase o según las indicaciones de un especialista en jardinería. Si usas un líquido, puedes aplicarlo con un spray. Trata de usar guantes, gafas y una máscara, especialmente si vas a usar mucho, ya que tendrás que lidiar con todo un jardín o huerto.

Bicarbonato como remedio casero contra el oidio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores fungicidas caseros y naturales debido a que este mineral tiene grandes propiedades antifúngicas, antibacterianas, antisépticas y más.

Para usarlo en situaciones en las que desea combatir el oidio, se debe mezclar este producto con un aceite vegetal (como el aceite de oliva) y agua. Llena un rociador grande con 1 litro de agua, 2 o 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (dependiendo de si los llenas o los colocas horizontalmente) y 2 cucharadas de aceite. Después de mezclar bien antes de usar, rocía todas las plantas afectadas, enfocándote en las partes donde vea más oídio. Si solo necesitas tratar con plantas pequeñas, reduce el número en la misma proporción.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los remedios caseros contra el oidio y cómo eliminarlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.