Enfermedades de la Pachira aquática y su tratamiento

pachira aquatica: enfermedades

Siempre nos dicen que la Pachira aquática es resistente a plagas y enfermedades. Pero la realidad es que más de una vez puedes haber comprado una y, al cabo de los meses, tener que tirarla porque se ha muerto. ¿Quieres conocer las enfermedades de la pachira aquática?

A continuación vamos a hablarte de plagas y enfermedades que suelen afectar negativamente a tu planta. Te diremos qué vas a encontrarte y cómo intentar solucionarlo para salvarle la vida. ¿Empezamos?

Plagas habituales en la Pachira aquática

hojas de Pachira aquática

Vamos a empezar con las plagas porque son de las enfermedades de la Pachira aquática que más le afectan. Entre ellas, debes tener especial cuidado con las siguientes:

Cochinilla algodonosa

La cochinilla algodonosa es una de la plagas que puedes detectar a simple vista y que afecta a muchísimas plantas. En el caso de la Pachira aquática te la puedes encontrar en sus hojas. Sobre todo en el envés. Verás como si tuviera manchitas algo abultadas y de color blanco.

Cuando está más avanzada, las cochinillas también aparecerán por la parte del tronco e incluso por las hojas en ambos lados.

¿Qué hacer si te pasa? Si resulta que tu Pachira aquática tiene cochinilla algodonosa, lo primero es no entrar en pánico. Hay que deshacerse de ella y lo mejor es que cojas un algodón y lo empapes en alcohol. Con este, limpia cada una de las hojas y el tronco de la planta. De esta forma estarás quitándole toda la plaga.

Ahora bien, eso no significa que hayas acabado con ella. De hecho, lo mejor, después de limpiarla, es que utilices algún producto químico contra la cochinilla por si quedaran restos.

Como consejo también te damos el que la separes un poco de otras plantas por dos motivos: por si la infestación de la plaga ha llegado por otra planta; o por si esta sigue activa en tu Pachira aquática y afecta a otras plantas que tengas.

Ácaros

Otra de las plagas que puede presentar tu Pachira aquática es la de los ácaros. Estos son pequeños bichitos que recorrerán tu planta y pueden ser visibles o no. Pero tarde o temprano los verás porque suelen mermar la salud de la planta y al acercarte a observarla es posible que los veas andar por ella.

¿Qué hacer? De nuevo, tienes que lavar toda la planta con un algodón con alcohol o con jabón potásico. Otras opciones son aceite de neem o piretrinas naturales. Al contrario que con otras plagas, esto no elimina del todo los ácaros, sino que tienes que echar algún insecticida enfocado en la plaga y repetir el proceso de limpieza cada 5 días para asegurarte de que realmente se vaya del todo.

Pulgones

Con los pulgones tampoco vas a tener problema de verlos, porque se ven a simple vista. Los verás como bichitos que van recorriendo la planta, las hojas, el tronco… No son especialmente dañinos, pero tampoco hay que dejarlos ahí. Así que el mejor tratamiento que puedes hacer es aplicar un insecticida enfocado a esta plaga.

Araña roja

Llegamos a la araña roja. Y lo cierto es que, de todas las enfermedades por plaga que puede tener la Pachira aquática, esta es la más dañina que tendrá. Realmente cuando te darás cuenta de que tiene araña roja será cuando veas que las hojas se amarillean y que incluso aparecen manchas amarillas y marrones en ellas. Si pasa eso, y no hay una razón para lo que ocurre, lo más seguro es que tengas a este arácnido en tu casa. Y aunque no lo veas, ni veas telarañas, estará.

¿Qué hacer si pasa eso? Lo primero lavar la planta, es decir, coger un algodón con alcohol y lavar todas las hojas, una a una, así como las ramas, tronco, etc. Otra opción es usar jabón, ya que la araña roja no lo tolera.

Lo siguiente es aumentar las nebulizaciones. Es decir, intentar que tenga una humedad de al menos el 60% ya que, en ese estado, la araña roja no le afecta. Si no puedes, intenta rociarla a menudo.

Pachira aquática: enfermedades, síntomas y tratamientos

Pachira aquatica (inflorescencia)

Ahora que hemos visto las principales plagas de una Pachira aquática, las enfermedades es lo siguiente que te debe preocupar. Y es que, sí, es resistente, pero no inmortal. Y a veces puede sufrir enfermedades que, si no está bien cuidada, afectaría a su resistencia y, con ello, estaría más próxima a morir.

Como no queremos que le pase eso, aquí te dejamos algunas con sus síntomas y el tratamiento que puedes darle para evitar el problema.

Hongos por excesiva humedad ambiental

Antes te hemos dicho que a la Pachira aquática le gusta estar en ambientes con un 60% de humedad, es una de las cosas que te dicen en los cuidados de la Pachira. Y así es. Pero cuando es excesiva, no es bueno, todo lo contrario. La planta empieza a sufrir porque aparecen los hongos. Y el problema de estos es que actúan sobre las raíces y el tronco de tal forma que, hasta que no está muy mal, la planta no presenta problemas.

Por eso, te aconsejamos que el primer año vayas acostumbrándola a tu clima, a las estaciones… Normalmente, si supera bien el primer año que la tienes, se puede decir que se ha adaptado a las condiciones que le das. Dicho de otro modo, está bien que tengas en cuenta sus necesidades, pero esta planta en concreto se puede adaptar a otras con cuidado.

En caso de que sufras de hongos por humedad excesiva, prueba a cambiarla a otra ubicación con más luz y menos humedad. De esta forma le das las herramientas para luchar contra esos hongos.

Sustrato poco drenado

Cualquier planta necesita un sustrato con muchos nutrientes. Pero si se le apelmaza, el problema que tiene es que la planta no puede obtener los nutrientes ni tampoco el agua a la hora de regar. Por eso, esto puede provocar la aparición de hongos. Estos se encargan de bloquear los canales de savia y empiezan pudriendo el tallo inferior.

Para evitarlo, procura que la tierra que uses esté bien mezclada con perlita o algún drenaje. Es preferible que esté muy oxigenada a poco.

arbol grande de pachira

Riego en exceso

Dentro de las enfermedades, pasarte con el riego en la Pachira aquática es lo peor que puedes hacer. La planta prefiere la sequía a un riego constante. Y te lo hace ver porque las hojas se pliegan sobre ellas mismas, se vuelven marrones y se caen. Dicho de otro modo, es como si se secara.

Y cuando vemos que hace eso, regamos más. Con lo que al final la matamos.

Si notas que la tierra está demasiado húmeda, y que la planta ha empezado a pudrirse (troncos que se les cae la corteza, están blandos…) entonces te indica que las raíces se pudren y la planta está muriendo.

¿Qué hacer? Lo primero, cambiarla de maceta y de tierra. Cuanto antes. Después, cámbiala a una zona muy iluminada (que no quiere decir con sol directo). Y no puedes hacer más. Ya depende de cuándo la hayas detectado para saber si va a sobrevivir o no.

Conocer a fondo a la Pachira Aquática y sus enfermedades es algo bueno porque así podrás evitarlas y contrarrestarlas en caso de que te afecten. Pero recuerda que a veces no se puede salvar, sí intentar hacerlo. ¿Te has enfrentado alguna vez a una enfermedad en tu Pachira?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.