Plantas antimoscas

Tansy plantas antimoscas

Uno de los insectos más molestos que hay en el mundo es, sin duda, la mosca. Estas suelen hacer acto de presencia en verano y otoño, pero lo cierto es que las puedes encontrar en cualquier época del año. Pegajosas, incesantes, ruidosas, infecciosas… Hay muchos calificativos para referirnos a ellas. Pero también hay un «arma» con la que combatirlas de manera natural: las plantas antimoscas.

Si has caído en que se acerca la época de moscas, o bien no quieres que entre en tu casa ni estén alrededor de tu jardín, te vamos a enseñar una serie de plantas antimoscas que repelerán a estos insectos, sin hacerles daño. Así ellas irán por su lado y tú por el tuyo sin que vuestros caminos se crucen. ¿Vamos a ello?

Albahaca

Albahaca

La albahaca es una de las plantas habituales contra los mosquitos, pero lo cierto es que también repele las moscas. Por eso, situarla en zonas de ventanas y balcones es lo mejor, porque así harán de escudo para que no entren estos insectos.

En cuanto a sus cuidados, no necesita mucho mantenimiento, pero sí es algo más complicada de lo que uno espera para una planta. Es importante mantenerla húmeda y cuidar que no le dé demasiado el sol, sobre todo el directo.

Lavanda

Lavanda

Una planta que no solo hará que las moscas no se acerquen a tu hogar, sino que también te proporcionará un aroma agradable y fresco. Además, es muy vistosa, con esas varas que crecen y de las que salen flores violetas en espigas.

La puedes tener tanto dentro de casa como fuera, en maceta o plantada en tu jardín, y sin duda te dejará un ambiente perfumado muy característico. En cuanto a cuidados, no hay grandes necesidades más allá de una planta normal. Además, puedes escoger entre varios tipos de lavanda.

Menta gatuna

Menta gatuna plantas antimoscas

Entre las plantas antimoscas, la menta gatuna puede ser una de las mejores opciones, primero, porque es perenne, lo cual te acompañará todo el año; y segundo por su estética, al ser de unos 20-60 cm con hojas peludas y flores amarillas o rosas con un cierto olor a cítricos.

Si tienes un gato, estará encantado con esta planta herbácea, porque a los felinos les encanta el olor. Eso sí, puede que se active más o que se duerma, dependerá de cada uno.

Lo que sí está claro es que las moscas se alejarán de esa zona porque no soportan su olor.

Menta

La menta es una planta aromática

Y, relacionado con lo anterior, no podemos dejar de mentar la menta como una de las plantas antimoscas. Pasa lo mismo que la anterior, el olor fresco y picante que emana es bastante desagradable para las moscas y mosquitos, razón por la que no van a acercarse a ellas.

En cuanto a sus cuidados, no tendrás problema en climas templados y cálidos, y solo tienes que mantener el riego y la ubicación ideal para cuidarla bien.

Cebollino

cebollino cortado

El cebollino es muy conocido en la cocina, ya que es un condimento culinario. Se puede cultivar fácilmente en maceta y en la ventana, por lo que es muy sencillo de tener (puedes encontrar fácilmente semillas). Lo que quizá no sepas es que también es una de las plantas antimoscas que las mantiene lo más alejadas posibles.

En cuanto a sus cuidados, necesita luminosidad, pero no es necesario que tenga luz solar directa. También tienes que vigilar que la tierra no se seque mucho y a la hora de usarlo bastará con cortar lo que necesites y dejar que la planta siga su curso.

Capuchinas

capuchinas plantas antimoscas

¿Has oído hablar de las capuchinas? De nombre científico Tropaeolum majus, es una planta muy bonita, que puedes tener en tu jardín o dentro de casa. Esta tiene la característica de liberar una sustancia que evita que los insectos (moscas, mosquitos, etc.) se acerquen a ella. Pero es que también esa sustancia fomenta el crecimiento de otras plantas que estén próximas a ellas.

En cuanto a sus cuidados, no necesita mucho, puede estar al aire libre, con sol, y mientras que la protejas de las bajas temperaturas o el viento y la riegues te lo agradecerá con unas preciosas flores.

Tansy

Tansy plantas antimoscas

Por tansy a lo mejor no te suena esta planta, pero si te decimos tanaceto puede que la cosa cambie. Esta planta no solo es una de las antimoscas más efectivas, sino que también sirve para otros usos, sobre todo para tratar dolencias, contusiones, problemas digestivos e incluso parásitos intestinales.

La planta en sí es de las más poderosas para repeler a los insectos, pero también a las larvas. Razón por la que muchos utilizan esta planta como repelente natural. Ahora bien, es invasora, lo que quiere decir que si la plantas en tu jardín puedes encontrarte con que va «mermando» la salud de otras plantas hasta el punto de hacerlas desaparecer. Por eso, a la hora de tenerla, puedes considerar hacerle un hueco en el interior de casa.

Ajenjo

El ajenjo es una planta de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/Niccolò Caranti

El ajenjo es conocido en todo el mundo y muy apreciada, sobre todo por el verdor plateado que tienen sus hojas, así como la textura de terciopelo con la que cuenta. Y a eso tenemos que añadirle que es una de las plantas antimoscas más poderosas, capaz de mantener a raya a moscas, mosquitos, polillas, hormigas e incluso ratones.

La puedes poner en tu jardín sin ningún problema, pero también podrías tenerla dentro de casa. En este caso, en zonas de ventanas y balcones para que le dé la luz y actúen de barrera.

Citronela

citronella

Esta es quizá de las más conocidas y de las que más se venden como plantas antimosquitos. Pero también es una gran planta antimoscas. Es perenne, aunque en muchas ocasiones solo dura un verano (debido a que erróneamente se le dan unos cuidados que no son los más acertados para la planta).

En algunos sitios se considera que es invasora, de ahí que debas tener cuidado en tu jardín con ella. Actúa mediante su olor, que causa rechazo en los insectos y hace que estos no se acerquen.

Con respecto a los cuidados, para empezar necesita un riego constante pero también una tierra que drene bien para que no se pudran las raíces. También varias horas de sol directo al día, no solo luz, sino que los rayos solares incidan sobre ella.

¿Conoces más plantas antimoscas que nos recomiendes?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.