Poda de árboles

poda de formacion

La poda de los árboles consiste en eliminar una parte del árbol, arbusto o planta para que pueda ayudar al organismo a buscar el sentido y la dirección que resulte más útil para el ser humano y saludable para la planta. Se puede decir que es un conjunto de operaciones que se realizan sobre la planta para darle forma. Existen numerosos tipos de poda y épocas del año en la que se realizan, dependiendo de lo que se pretende conseguir y de la especie que estamos tratando.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la poda de árboles, cuándo se realizan y que materiales hace falta para llevarla a cabo.

Características principales

poda de arboles

Hemos mencionado que la poda de árboles no es más que un conjunto de operaciones que estamos realizando en la planta tanto sobre el esqueleto como sobre la copa con el fin de modificar y controlar el tamaño o limitar el crecimiento de la planta. También sirve para formar irregular la cantidad de flores y frutos que se generan. El objetivo principal es optimizar las cosechas para sacar mejores beneficios a los cultivos. Con la poda se puede mejorar no sólo la cantidad, sino la calidad de los frutos irregular el proceso de fructificación cada año en las especies que estamos cultivando.

Herramientas que se deben utilizar

Como es de esperar, en todos los casos en los que vamos a realizar poda de árboles, necesitamos herramientas que deben permitir realizar cortes limpios sin llegar a desgarrar la rama. Para ello, necesitamos que las herramientas estén completamente afiladas y después de utilizar, se deben limpiar, desinfectar y lubricar para que tengan una mejor conservación y den mejores resultados. La desinfección de las herramientas después de su utilización es de vital importancia para evitar la transmisión de enfermedades entre plantas. Aunque tengas sus herramientas activas, es importante limpiarlas con alcohol etílico o agua lavandina al 50%.

Cuándo se realiza la poda de árboles

poda de arboles frutales

Muchas personas no saben cuándo se realiza la poda de árboles. Esta pregunta no se puede responder como tal, puesto que existen diferentes tipos de poda dependiendo del objetivo que se busque y del árbol que estemos podando. Se pueden distinguir dos tipos de poda principales en base a la época para que se realiza:

  • Poda de invierno: es aquella que se realiza cuando caen las últimas hojas hasta finales de invierno, cuando todavía las yemas están en reposo.
  • Poda en verde: se realiza del frutal con hojas y tiene diferentes variedades dependiendo del objetivo que se persigue. Existen dos momentos diferentes para llevarla a cabo: la primera es la poda de primavera tardía que se realiza únicamente para eliminarlos crecimientos indeseados que suelen competir con el desarrollo del fruto. Gracias a esta poda, desarrollamos un mejor ambiente para que el árbol pueda desarrollar con mejor calidad los frutos. La otra variedad es la poda de otoño: se efectúa después de la cosecha para poder aumentar la entra de distribución de la luz dentro del árbol. Gracias a que la luz aumenta, se puede conseguir una mejor calidad de las yemas fructíferas para la siguiente temporada. El objetivo principal es mejorar la cantidad y calidad de los frutos de cara a la siguiente fructificación.

Beneficios

aclarear ramas

El caso en el que realicemos poda de árboles frutales, todas ellas deben tener como objetivo principal favorecer la producción de fruta. En este caso, no es tan estricto como el caso de un monte frutal de producción extensiva, pero hay algunas cuestiones básicas que se deben tratar para mejorar el desarrollo:

  • La poda debe favorecer principalmente la entrada de luz y aire en la parte de la copa. Esto hace que tan sólo se dejen las ramas que sirven de guía y que son necesarias para mantener la estructura.
  • Las plantas frutales deben conseguir un equilibrio entre la parte floral y la parte vegetativa gracias a la poda.
  • En todas las podas se deben eliminar ramas viejas y chupones. Estos suelen ser ramas largas que apenas tienen textura leñosas y con pocas yemas que crecen de manera vertical. Normalmente la yema suele crecer al lado de un corte o en los laterales de las ramas gruesas.
  • El objetivo final de la poda de árboles frutales debe ser el conseguir una buena recolección de fruta. Para ello, se pueden cortar ramas gruesas que hayan tomado altura o doblar las ramas que son más flexibles para retardar la circulación de la savia y generar más yemas de flor.

Tipos de poda de árboles

Vamos a ver cuáles son los tipos de poda de árboles y su función principal:

  • Poda de formación: Es un método realizado en plántulas para orientar su desarrollo. Se realiza en los primeros cuatro años después de la siembra. En esta etapa se prioriza la formación de estructuras vegetales y se seleccionan las ramas principales que formarán la estructura final.
  • Poda de fructificación: El objetivo es mejorar el desarrollo de los botones florales y mantener un equilibrio entre la producción de frutos y hojas. Los árboles frutales de pepita y los frutales de carozo tienen características diferentes. Esta poda comienza cuando la planta entra en la etapa de producción.
  • Poda de rejuvenecimiento: Se realiza con árboles ya formados, eliminando chupones, ramas rotas, viejas o enfermas. Se puede hacer al final de la cosecha y usarlo para eliminar las ramas viejas de la fruta y brindar oportunidades para nuevas ramas de la fruta. Aquí también puede recortar las ramas para limitar la altura del dosel y guiar la extensión de las ramas.

Al podar una rama, hay que cortar aproximadamente a un centímetro de la yema, con la inclinación que pueda protegerla de la caída de agua y tierra. En el caso de que las ramas a podar sean más gruesas, los cortes se deben efectuar de manera que pueda facilitar bien la cicatrización de la herida. Es recomendable no dejar ningún muñón aunque el corte se inicie en la horqueta. La poda se debe iniciar con un corte hasta casi la mitad del diámetro y más o menos en el lado inferior a uno 20 cm del tronco en el cual se origina la rama. Más arriba a unos 10 cm hacia fuera y desde arriba se realiza otro corte que permite separar la rama. Esta rama se va a romper por su propio peso sin desprender corteza. Por último, con un corte se elimina el tocón restante.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la poda de árboles.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.