¿Por qué un cactus se pone blanco?

Cactus del género Rebutia

Los cactus, unas plantas asombrosas originarias de las zonas más cálidas y secas del mundo, consiguen maravillarnos con sus preciosas y, también, poco duraderas flores. Pueden crecer adoptando diferentes formas: de columna, globo, barril…, pero si hay algo que todos tienen algo en común es la necesidad de luz.

A veces podemos caer en el error de pensar que, como se venden en macetas muy pequeñas, son unos seres vegetales muy delicados a los que hay que proteger dentro de casa y proporcionarles más cuidados de los que realmente necesitan, lo cual al final no hace más que debilitarlos hasta el punto de que cambian de color. Por eso, si te estás preguntando por qué un cactus se pone blanco, no dudes en seguir leyendo para saber cómo recuperarlo.

Cal

Agua

Si bien los cactus crecen en terrenos calcáreos, si el agua que utilizamos al regar es muy dura puede ocurrir que aparezcan manchas blancas, primero en la base y luego al resto de las plantas. Esto es debido a la acumulación de sales minerales tanto en la tierra como en el propio ser vegetal, quien puede tener incluso problemas para absorber los minerales necesarios.

Para solucionarlo, hay que regar siempre que se pueda con agua de lluvia o, si no se puede conseguir, con agua embotellada o con una que habremos dejado reposar durante una noche.

Cochinillas algodonosas

Cochinilla

Las cochinillas son unos parásitos a los que les favorecen las temperaturas altas y el ambiente seco, que es por lo que son tan numerosas durante el verano. Se ven a simple vista, ya que miden entre 1 y 5mm y tienen aspecto de algodón.

Si bien hay varios géneros, los que más afectan a nuestras plantas suculentas son las del género Pseudococcus, que se adhieren a la parte carnosa, y las Rhizoecus, que atacan a las raíces. Para evitar que la situación empeore, hay que tratarlos con insecticidas anti-cochinillas aplicando el producto tanto en la parte aérea como en las raíces mediante el riego siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Falta de luz

Tephrocactus molinensis

Es una de las causas más frecuentes. Los cactus viven en zonas donde les da el Sol directo muchas horas al día, incluso desde muy jóvenes. Cuando se colocan en semisombra o en sombra, no tardan en perder su color. Pero además, empezarán a tener un desarrollo anómalo; es decir, que van a producir tallos o crecer de una forma exagerada con el fin de poder captar más luz.

Cuando esto pasa, tenemos que reubicarlos y ponerlos en lugares donde la luz les llegue más directa.

Hongos

Ferocactus rectispinus

Los hongos son unos microorganismos oportunistas que suele aparecen cuando las plantas están sufriendo exceso de riego. Entre los que más afectan a los cactus encontramos a los géneros Ascochyta, Perisporium, Phyllosticta y Macrophoma. ¿Cómo detectarlos?

Los síntomas más habituales son aparición de manchas, reblandecimiento del tallo y la pudrición de las raíces. Para tratarlos hay que usar fungicidas sistémicos en spray, pero si se está pudriendo lo mejor es cortar por lo sano, dejar secar la herida una semana y volver a plantar.

¿Te ha sido útil? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Cactus

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *