Qué es el puppy de Bilbao

Qué es el puppy de Bilbao

Si vives en Bilbao, lo has visitado recientemente o bien has estado atento a las noticias, entonces seguro que conocerás al puppy de Bilbao, ¿verdad?

Se trata de una escultura que el mismo 2021 llamó la atención pidiendo «ayuda» para volver a ser lo que era. Hoy te contamos toda su historia.

Qué es el puppy de Bilbao

puppy cubierto de flores

El puppy de Bilbao es un perro. Sí, un «amigo» de cuatro patas. En realidad es una escultura que puedes encontrarte en la pinacoteca del Guggenheim de Bilbao. No es la única escultura que hay, lo cierto es que puedes ver muchas.

Pero centrándonos en este perro, lo más llamativo es cómo está hecho. Y es que este terrier blanco West Highland, la raza de perro que simula la escultura, está construida mediante una estructura de acero. Y esta rodeada de flores con un sistema interno de irrigación (riego) para que no se marchiten.

Quién creó el puppy de Bilbao

El autor de esta escultura es Jeff Koons. Se le conoce como el autor más caro y mas polémico del mundo. Eso hace que tenga tanto seguidores como detractores.

Jeff Koons es considerado minimalista y neopop. Ha realizado más obras escultóricas pero lo cierto es que la que le ha dado mucho más renombre es esta de Bilbao.

Fue en el año 1992 cuando Koons creó el puppy. Pero no lo hizo para Bilbao sino para una muestra de arte que se llevaba a cabo en Bad Arolsen, en Alemania. Cuando esta terminó, toda la estructura se desmanteló, pero no para guardarse sino para viajar hasta Sydney, Australia, donde se montó en el Museo de Arte contemporáneo. Sin embargo, realmente no era tan «original», ya que Koons, unos meses antes, había creado un puppy de madera recubierto con flores grandes para Waldeck, en Alemania. Tras finalizar este evento, el propio autor lo destruyó.

En 1997, la Fundación Solomon Guggenheim compró la escultura y la trajo hasta España, concretamente en el Museo de Bilbao. Actualmente es un icono y cuando visitas Bilbao es una de las cosas que jamás te deberías perder.

Lo que no muchos saben es que el puppy de Bilbao no es único. Hay una copia. Esta se exhibió en el Rockefeller Center de Nueva York. Fue en 2001. Pero a partir de 2002 forma parte de los atractivos que se pueden ver en el museo de Greenwich, en Connecticut.

Y, además de este, también hay una «variación» de perro con flores. Este se instaló en el Palacio de los Papas de Aviñón, en Francia en 2000, y ha ido pasando por muchos museos por todo el mundo.

Cómo es la escultura

puppy bilbao

Centrándonos en la propia escultura, como te hemos dicho antes se trata de un perro de la raza West Highland terrier blanco. Además, está muy bien conseguido. Mide más de 12 metros de altura y pesa unas 60 toneladas.

Está cubierto por completo de flores que se cambian dos veces al año, en mayo y en otoño dependiendo de las flores típicas de las estaciones. Son un total de 38.000 entre las que podrás ver, de octubre a mayo, pensamientos, violas, margaritas… aunque visualmente será un “perro verde” puesto que estas plantas tardan en florecer; y de mayo a octubre, su esplendor, con begonias, claveles de indias, ageratos, petunias, alegrías y lobelias.

En realidad, estas flores son muy variadas y dependen sobre todo del clima que haga en Bilbao. A pesar de que Koons llegó a asesorar en el tipo de flores que tenían que usar, las pruebas que hicieron al comienzo no salieron bien ya que eran plantas que, en el clima de Bilbao, no prosperaban bien y hubo que cambiarlas por otras similares que sí estuvieran adaptadas a la temperatura e inclemencias del tiempo.

En cuanto a la estructura interna, es de acero inoxidable y está cimentada sobre una base de hormigón. Soporta el viento porque está recubierta por turba y por plantas de acero a modo de cosillas horizontales y verticales. De esta manera, le da más consistencia y además impide que se pueda caer. Esta turba está sujeta con geotextil verde y para introducir las flores lo que hacen son pequeños círculos por los que meten las raíces de las plantas.

Por dentro del puppy de Bilbao se encuentra un sistema de riego interno para poder regar las plantas y que estas no se marchiten. Por eso, se divide en cuatro secciones para el riego personalizado de cada sección de plantas (hay algunas que necesitan más agua y otras menos).

Puppy se muere

escultura del puppy de Bilbao

Así titularon muchos periódicos la noticia en 2021 cuando el propio museo pidió ayuda para renovar la instalación de riego del puppy de Bilbao, que costaba 100.000 euros.

Entre las renovaciones que necesitaban estaba el cambio de los 10 kilómetros de tuberías que están muy dañadas, como el resto del sistema de riego.

Para ello, lanzaron un micromecenazgo con el cual cualquier persona podía participar y donar algo de dinero para conseguir alcanzar la cifra. En su primera semana, llegó a los 6000 euros y el propio museo avisó que, si no se alcanzaba el total que necesitaban, serían ellos los que pusieran la diferencia para impedir que el puppy muriera. Finalmente, se consiguieron más de 30.000 euros y permitió que, en septiembre de 2021 se acometieran las restauraciones de toda la parte interna y del sistema de riego. Esta «operación» finalizaría con las nuevas flores de otoño e invierno por lo que hoy día se puede seguir visitando y descubriendo a este perro de gran altura.

Cuál es el significado del puppy de Bilbao

El motivo o lo que quería representar Jeff Koons con su obra, además de atraer a aquellos que lo vieron de lejos, es el «optimismo, la confianza y la seguridad».

Y realmente lo consiguió. Por un lado, tenemos un perro que da confianza y al mismo tiempo seguridad, protege el museo. Por otro lado, las flores son las que aportan ese optimismo, el hecho de que, cuando se mira, se esboza una sonrisa.

Lo cierto es que, durante todo el día en que recibe las visitas, no hay cámara, móvil o persona que no quiera hacerse una foto con esta escultura y las sonrisas al verlo son contagiosas.

¿Conocías la historia del puppy de Bilbao?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.