¿Qué es la botánica y qué ramas estudia?

La botánica es una ciencia apasionante

Vivimos en un mundo habitado por miles de millones de plantas: desde hierbas pequeñitas que apenas se alzan cinco centímetros del suelo, hasta árboles que parecen querer tocar el cielo al crecer más de 40 o 50 metros de altura. Hay tantísima variedad que los humanos, llevados por la curiosidad innata y por la necesidad que tenemos de ponerle nombre y a clasificarlo -casi- todo, comenzamos a identificarlas.

Primero fueron, como no podía ser de otra manera, las plantas potencialmente comestibles desde que comenzamos a evolución, hace unos 3 millones de años. El método que utilizábamos era el de prueba de ensayo y error. ¡No había otro! Pero poco a poco, a medida que fue pasando el tiempo, nos fuimos modernizando, desarrollando técnicas y estudios más rigurosos. Así fue como nació la botánica, una de las ciencias más apasionantes del mundo, si se me permite decirlo 😉 .

¿Qué es la botánica?

La botánica es una ciencia

La botánica es la ciencia que estudia las plantas: sus características, su origen, su evolución,… todo, hasta incluso las relaciones que tienen con otros seres vivos y los efectos -positivos y negativos- que provocan sobre el medio en el que se encuentran. Por lo tanto, si tuviéramos que explicar a qué se dedican los botánicos, tendríamos que decir algo como: al estudio de las algas, hongos, cianobacterias, y por supuesto de las plantas, porque en realidad, todos esos organismos están emparentados.

Tenemos que distinguir de dos tipos: la botánica pura, que es la que se encarga de estudiar la naturaleza, y la botánica aplicada, cuyas investigaciones son de gran ayuda para los técnicos agrarios y forestales, así como para la industria farmacéutica.

Historia de la botánica

Aunque hoy día es fácil confundir la jardinería con la botánica, o pensar incluso que son sinónimos, lo cierto es que la jardinería tal y como la conocemos es relativamente moderna. Hace bastante poco que los humanos cultivamos plantas para disfrutar de su belleza. De hecho, las primeras evidencias de jardines ornamentales se encuentran en unas pinturas egipcias del año 1500 a. C. Pero la botánica es mucho más ‘antigua’.

Como decíamos al principio, los humanos desde el principio hemos tenido una estrecha relación con las plantas, pues siempre las hemos incluido en nuestra dieta: no solo nos ayudan a desparasitarnos por vía interna, si no que también nos sirven para tener una mejor salud… y el estómago lleno. Pero como nadie nace sabiendo, el conocimiento de las distintas plantas se ha ido pasando de generación en generación, al comienzo fue transmitido a través de las conversaciones y gestos, y más adelante, con la invención de la escritura en el 4000 a. C., más pronto que tarde se comenzó a poner nombre a los seres vegetales que nos eran (y son) de utilidad, y a aquellos que son peligrosos.

Por aquel entonces no se podría imaginar hasta dónde llegaríamos. Lo cierto es que a nosotros, los humanos modernos, nos puede costar pensar o imaginar cómo nos relacionaremos con las plantas en un futuro.

Estatua de Teofrasto

Teofrasto // Imagen – Wikimedia/Esculapio

La botánica actual, comenzó a desarrollarse en la Grecia clásica, y continuó durante la época del Imperio Romano. El que es considerado padre de la botánica, Teofrasto, legó dos obras muy importantes: De historia plantarum y De causis plantarum. Los romanos contribuyeron sobretodo al conocimiento de la botánica aplicada a la agricultura, pero se estima que durante su época registraron entre 1300 y 1400 plantas.

Tras la caída de Roma y, especialmente, con la llegada de la Edad Media, que tuvo como principal gobernante a la Iglesia, buena parte del conocimiento que se había adquirido hasta entonces fue ignorado. Por fortuna, esto no duró mucho tiempo: en el siglo XVII, de la mano de científicos tan importantes como Descartes, Galileo o Kepler, se originó la ciencia moderna, y los naturalistas europeos vieron la oportunidad ideal para seguir estudiando las plantas y el medio en el que viven.

Carlos Linneo fue uno de los grandes. A él se le atribuyen varias innovaciones en la taxonomía (es decir, en la clasificación de las plantas: orden, familia, género, especie, etc.). Él, tras leer ”El principio de la selección natural” de Charles Darwin, pudo comprenderlas mejor, y realizar un estudio más exhaustivo de las mismas.

A partir de 1945 la botánica moderna empezó a ser una ciencia que ha adquirido gran cantidad de conocimientos y que continúa adquiriéndolos.

¿Qué ramas estudia la botánica?

Estudia varias, pero las más importantes son:

  • Anatomía vegetal: es la que se encarga de estudiar la estructura interna de las plantas.
  • Botánica marina: estudia las plantas acuáticas y algas que viven en el mar.
  • Citología vegetal: es la que estudia e investiga las células de las plantas.
  • Ficología: es una disciplina dedicada al estudio de las algas.
  • Paleobotánica: es una ciencia que estudia el origen y evolución de las plantas que vivieron en el pasado.

Otras disciplinas que están relacionadas y que también son de gran interés son las siguientes:

  • Agricultura: son un conjunto de técnicas y conocimientos que nos permiten cultivar la tierra.
  • Ecología: es el estudio de las relaciones de los distintos seres vivos, tanto entre sí como con su entorno.
  • Fitopatología: es la ciencia que estudia las enfermedades que pueden tener las plantas, pero no las plagas.
  • Horticultura: es la ciencia, tecnología y todos los negocios relacionados con la producción de plantas tanto ornamentales como para el consumo.
Artículo relacionado:
¿Qué necesitan las plantas para vivir?

¿Por qué es importante la botánica? ¿Para qué sirve?

El huerto es interesante para cultivar alimentos vegetales

El conocimiento no ocupa lugar, pero es que cuando se trata de algo que sabemos que es de gran utilidad, es importante saber de él. En lo que a la botánica concierne, esta es importante porque gracias a ella sabemos…:

  • qué plantas son comestibles y cuáles no,
  • cómo se adaptan al medio y cómo van evolucionando,
  • qué utilidades pueden tener (en medicina, carpintería, etc.),
  • cómo va cambiando el clima y cómo afectan estos cambios a los distintos lugares del planeta.

Y con esto terminamos el post. Esperamos que hayas aprendido mucho sobre la botánica 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Horacio Salazar Bervecia dijo

    “EXCELENTE” Gracias por compartir conocimiento….Saludos desde Venezuela…!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti por visitanos 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.