¿Qué es un fruto seco y cómo se siembra?

Son muchas las plantas que no protegen demasiado sus semillas. De ellas podríamos pensar que al hacerlo así están teniendo muchas menos probabilidades de que su ”prole” pueda germinar, pero nos equivocaríamos ya que los frutos secos pueden permanecer en estado latente hasta que las lluvias regresen mucho mejor que los frutos carnosos, sobretodo si éstos están rodeados de una pulpa con un alto contenido en agua como es el caso de los que producen los cactus.

Pero, ¿qué son exactamente los frutos secos? Y, lo más importante, ¿cómo se siembran?

¿Qué son?

Antes de nada, es interesante saber qué es un fruto. Cuando la flor es polinizada, ya sea por el viento, animal o insecto, la información genética del ”padre” contenida en el grano de polen se mezcla con la de la ”madre” en el óvulo. Así, en el transcurso de pocos días, semanas o incluso meses dependiendo de la especie, el ovario va madurando hasta que llega un momento en que se ha transformado en fruto.

Este fruto puede ser carnoso o seco. En el primer caso, tendrá una cáscara fina y su contenido en agua será muy alto; y en el segundo la cáscara será dura y el contenido en agua bajo.

Tipos de frutos secos

Hay muchos tipos de frutos de este tipo, siendo los más conocidos los siguientes:

  • Almendras
  • Avellanas
  • Anacardos
  • Castañas
  • Nueces de Macadamia
  • Pistachos
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de girasol (pipas)
  • Nueces
  • Gevuinas

¿Cómo se siembran?

Para sembrar los frutos secos simplemente necesitamos que llegue la primavera para elegir una maceta con un sustrato que tenga muy buen drenaje para que, una vez que germinen las semillas, puedan enraizar sin problemas. Por experiencia recomiendo la vermiculita (puedes comprarla aquí), que además mantiene una temperatura agradable para la germinación; aunque puede servir también turba negra con perlita a partes iguales.

Después, lo que hay que hacer es rellenar el recipiente y colocar las semillas -preferentemente sin la cáscara, pero pueden germinar también con ella- en la superficie, cubriéndolas con una fina capa de sustrato (lo suficientemente fina para que no queden expuestas al sol de manera directa). Luego, se espolvorea cobre o azufre para evitar la aparición de hongos y se riega.

Las primeras pueden germinar en cuestión de días o semanas, dependiendo de la especie. Por ejemplo: las pipas lo harán en 2-5 días, mientras que las castañas pueden tardar 2-3 meses.

¿Te ha sido de utilidad?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Semillas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *