Quercus robur, el roble carballo

Quercus robur

Si eres de por el norte de España o si vives en un clima templado-fresco es muy posible que hayas visto más de una vez el Quercus robur. Se trata de una especie autóctona española, que alcanza una altura impresionante: 35 metros. Además, da muy buena sombra, lo cual sin duda se agradece en verano.

Las bellotas que produce son comestibles, por lo que si te apetece comer algo sano y dulce mientras estás en tu jardín, durante el otoño podrás saborearlas.

Flores roble

El Quercus robur, conocido como Roble, Carballo o Roble pedunculado, es un árbol de hoja caduca (es decir, que las deja caer todas en otoño), que tiene un ritmo de crecimiento lento. Sus hojas son pinnatífidas, de color verde oscuro por el haz y glaucescentes por el envés. El tronco crece recto o ligeramente inclinado, y tiene una corteza al principio lisa, pero a medida que envejece se va agrietando. El fruto, la bellota, que puede medir hasta 3-4cm de largo, madura hacia el final del verano o comienzos de otoño.

Crece desde los 0 a los 1000 metros de altitud sobre el nivel del mar, pudiendo llegar a los 3000m. Además, existen algunas variedades, como la ‘Atropurpurea‘, ‘Pendula‘ o ‘Fastigiata‘.

Tronco de Quercus robur

El roble carballo es un árbol que le gustan los climas suaves, sin temperaturas extremadamente altas en verano. Por este motivo, sólo se aconseja tener en los jardines si la temperatura se mantiene sobre los -17ºC en invierno, y por debajo de los 35ºC en verano. Asimismo, el suelo debe de ser fresco, profundo, y con un pH ligeramente ácido (5-6’5).

Necesita una alta humedad ambiental para crecer, por lo que se debe de regar a menudo: unas 3 veces por semana en verano y cada 4-5 días el resto del año. Durante los meses de calor se puede abonar con abonos orgánicos, como el guano.

Por lo demás, no necesita podas y es muy resistente a las plagas. Lo único que podría tener sería clorosis férrica en suelos muy calizos, lo cual se puede tratar aportándole quelatos de hierro, o abonándolo con abonos para plantas ácidas.

Si buscas una planta ornamental que dé buena sombra, pon un roble en tu vida 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *