Cultivo, cuidados y propiedades medicinales de la Salvia verbenaca

La Salvia verbenaca es una planta muy conocida por sus propiedades medicinales. Su nombre común es gallocresta y pertenece a la familia Labiatae. En este post podrás aprender las características de esta planta, los cuidados necesarios de su cultivo y las estupendas propiedades medicinales que dispone.

¿Quieres conocerlo todo acerca de esta planta?

Características principales

Esta salvia presenta un tamaño que puede superar los 50 cm de altura. Sus hojas son simples en su mayoría y están dispuesta en forma de roseta. Es de color verde oscuro y tiene márgenes lobulados y dentados. La inflorescencia dispone de flores tipo bilabiadas bastante vistosas por su color azul y lila.

En cuanto al fruto, lo presenta con núcula subglobosa de color castaño negruzco. Es también bastante conocida por su aroma característico del género salvia. Su textura es pelosa.

Nos la podemos encontrar en los márgenes de muchos caminos, en herbazales, suelos más pedregosos y en campos abandonados.

La palabra salvia procede del latín y se asocia con la salud. Son conocidos sus beneficios capaces de propiciar un bienestar general de todo el cuerpo. En las mujeres, sus efectos beneficiosos están potenciados ya que alivia los dolores en la menstruación. Es relajante de tomar y si se bebe en una infusión puede actuar como un reconstitutivo.

Requisitos de la Salvia verbenaca

La Salvia verbenaca se puede tener en casa, pero requiere de algunos requisitos. Es apodada la reina de las plantas aromáticas. Por lo que si queremos disfrutarla en casa y verla crecer, tenemos que estar atento a sus necesidades.

Estas plantas se adaptan a muchos tipos de suelo. Sin embargo, su origen mediterráneo les hace crecer mejor en tierras más secas y calcáreas. Si queremos que su crecimiento sea óptimo, utilizaremos este tipo de suelo.

Se pueden plantar en macetas, pero necesitan maceteros muy grandes y con bastante tierra. Deben ser de una profundidad de entre 30 y 40 centímetros. Esto es a causa de sus largas raíces. Para que esté cómoda y se extiendan bien, el macetero debe ser más grande. En cualquier floristería o tiendas de jardinería puedes adquirir las semillas o los esquejes. La mejor opción por su rapidez y eficiencia es plantarla por esquejes. Esto nos obliga a tener las plantas en macetas más pequeñas y luego sacar el esqueje en una mayor. De esta forma, tendremos un mejor control sobre el crecimiento y las etapas de la planta.

La Salvia verbenaca necesita de bastante luz del sol y calor propias del clima Mediterráneo. Gracias a ello, podemos colocarlas en las terrazas y balcones para que les dé el sol.

En cuanto a la tierra, necesita bastantes nutrientes y tener textura arcillosa. En ella, cada mes la enriqueceremos con minerales y sustancias orgánicas. Este aporte extra le dará la vitalidad que necesita para crecer fuerte.

Su riego no debe ser abundante para que la salvia pueda disfrutar de la luz en un ambiente seco. Podemos esperar perfectamente a que la tierra seque unos días para volver a regar.

¿Cómo planto los esquejes y semillas?

Para plantar los esquejes o semillas, se tiene que tener en cuenta algunas pautas. La primera es la época del año en la que la sembraremos. La mejor época del año es en primavera. Gracias a las temperaturas más altas y agradables su crecimiento y floración será más rápida. Necesita de menos humedad y época estival.

Si decidimos plantarla en semillas, necesitaremos unas macetas pequeñas. Una vez que la planta ha crecido y ha salido el primer esqueje, lo trasplantamos a una maceta con las medidas mencionadas anteriormente. Es importante que la tierra tenga un buen sistema de drenaje, por lo que deberemos acondicionar el macetero para ello. Basta con poner un poco de gravilla para que el agua no se acumule y pueda salir por debajo con mayor facilidad.

Hay que abonar el sustrato con abono ecológico. Es aconsejable que sea rico en potasio, nitrógeno y fósforo. Cuando plantes el esqueje, fíjate en que la raíz esté completamente cubierta. Es la parte más importante de la planta y la que alcanzará mayor profundidad. Un indicador de que el macetero no tiene la profundidad necesaria es que las raíces estarán liadas en la tierra.

Con regarla una vez por semana es más que suficiente. Aunque prefiere climas secos y temperatura altas, se recomienda protegerla del viento. El lugar idóneo donde colocarla es aquel sitio donde reciba luz del sol y sin viento. Por ejemplo, detrás de alguna ventana.

Propiedades medicinales

Los expertos en fitoterapia dicen que lo mejor es recolectar las hojas de la Salvia verbenaca antes de que salga la flor. De esta forma la tendremos a punto. Si nos la usamos todas, podemos conservarlas en un lugar fresco y seco donde no le de la luz. Una vez que estén secas, se guardan en un frasco de cristal para cuando las necesitemos.

Entre las propiedades que nos encontramos de la salvia tenemos:

  • Actúa para aliviar la gastritis si la bebemos como infusión.
  • Para las mujeres con menopausia, ayuda enormemente en la regulación de la sudoración. Es conocido que las mujeres con la menopausia sufren de ahogos nocturnos. Con la salvia podrán aliviar esos síntomas.
  • Es buena para hacer la digestión. Hace más ligero el proceso de síntesis de los alimentos en el estómago.
  • Es muy frecuente que se utilicen sus efectos como suplemento nutricional en dieta para que se consiga un vientre más plano. Muchas personas sufren de hinchazón de estómago. Por ello, tomar la salvia en infusión es una buena opción.
  • También es buena para evitar los gases y resolver la gingivitis. Para ello es bueno tomar la infusión y hacer gárgaras.
  • Tiene un alto contenido en vitaminas de los grupos B y C y fortalece el sistema inmunológico.
  • Ayuda con los dolores de cabeza y de vientre cuando se tiene la menstruación. Esta es la cusa de que antes hemos mencionado de que sus beneficios son más óptimos en mujeres que hombres.

Con estos consejos podrás cultivar en casa tu salvia verbenaca y disfrutar de todas sus propiedades.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *