Estas son las características, cuidados y propiedades de las semillas de anís

caracteristicas semillas de anisEl anís pertenece botánicamente a la familia Apiaceae y se conoce científicamente como la Pimpinella anisum. Esta planta de anís proviene de Oriente Medio y toda la región mediterránea, pero probablemente tuvo su origen en las llanuras del delta del Nilo, en el bajo Egipto.

Las semillas de anís tienen forma alargada o curvada, de unos 3-4 mm de largo, color marrón claro y unas finas franjas en la superficie exterior. Las semillas presentan un aroma muy dulce y aromático con un sabor muy singular.         

Características de las semillas de anís

deliciosas semillas de anisLa semilla de anís se obtiene de un árbol de hoja perenne que es nativo del suroeste de China y en el interior, estas frutas presentan semillas de color ámbar y redondeadas. Tanto la semilla, así como las cáscaras se utiliza como especia en la cocina.

Propiedades de las semillas de anís

La especia exótica del anís está entre las plantas más importantes, gracias a sus compuestos químicos que se sabe que tienen propiedades antioxidantes, para la prevención de enfermedades y propiedades para fortalecer la salud en general.

El aceite volátil esencial que da ese sabor dulce, aromático característico a la semilla del anís es el anetol. Otros compuestos importantes que se encuentran en estos granos incluyen estragol, p-anisaldehído, alcohol de anís, acetofenona, pineno y limoneno.

El aceite de semilla de anís obtenido a partir de la extracción de las semillas tiene muchas aplicaciones en la llamada medicina tradicional como un agente estomacal, antiséptico, anti-espasmódico, digestivo, expectorante, estimulante y tónico.

Las semillas son una excelente fuente de muchas vitaminas del complejo B esenciales, tales como piridoxina, niacina, riboflavina y tiamina. La piridoxina ayuda a aumentar los niveles neuroquímicos de GABA en el cerebro.

También estas semillas son una de las fuentes importantes de minerales como el calcio, hierro, cobre, potasio, manganeso, zinc y magnesio y es que 100 g de semillas secas contiene unos 36,96 mg o 462% de los niveles diarios requeridos de hierro. El potasio es un componente importante de los líquidos celulares y corporales que ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

El cobre es otro cofactor para muchas enzimas vitales, incluyendo citocromo C-oxidasa y superóxido dismutasa. Otros minerales que funcionan como cofactores para esta enzima son el manganeso y el zinc. El cobre también es necesario para la producción de glóbulos rojos.

La especia también contiene buenas cantidades de vitaminas antioxidantes como la vitamina C y la vitamina A.

Su selección y almacenamiento

usos anis estrelladoEl anís en polvo está fácilmente disponible en el mercado de especias todo el año, así que te recomendamos elegir semillas de anís de tiendas de hierbas orgánicas por su garantía de pureza y autenticidad.

Compra en pequeñas porciones para que duren entre 3 o 4 meses ya que pierden su sabor debido a la evaporación de los aceites esenciales. Las semillas frescas deben tener un color verde oliva a gris-marrón brillante y con un rico aroma cuando se frota entre los dedos índice y pulgar.

Evita las semillas que tengan puntas rotas ya que las mismas no tienes los aceites esenciales y por tanto, son de calidad inferior.

En tu casa, almacena el anís en varios recipientes herméticos y procurando que el lugar sea fresco y no le pegue la luz del sol. El anís en polvo molido debe mantenerse en recipientes herméticos y utilizarse lo más pronto posible ya que pierden su sabor con mucha rapidez.

El anís estrellado, por otro lado, tiene una vida útil más larga. El anís estrellado molido se debe almacenar en un recipiente hermético, lejos de la luz del sol.

El uso medicinal de las semillas de anís

Las semillas de anís, así como su aceite, tienen diversas aplicaciones en la medicina tradicional para promover una salud única y la prevención de enfermedades conocidas. Los preparados de anís son un excelente remedio para el asma, bronquitis, tos, así como trastornos digestivos como flatulencia, hinchazón, dolor de estómago o cólico, náuseas e indigestión.

El aceite esencial que es el anetol y comprende el 75 – 90% del anís, ha demostrado tener un efecto estrogénico. El proceso de decocción de las semillas a menudo se prescribe en las madres lactantes para promover la producción de leche materna y es que el agua de semilla de anís es también muy útil para aliviar ciertas condiciones en la nariz de los bebés.

Estas semillas y en algunas culturas, son masticadas después de la comida, como en la India y Pakistán para refrescar el aliento de la boca después de comer, pero siempre te recomendamos consultar con tu médico.

El anís y sus usos culinarios

anis y usos culinariosLas semillas de anís, su aceite, así como las hojas frescas jóvenes son ampliamente utilizadas en la cocina.

El sabor puede ser aumentado si se somete al proceso de tostado suave de las semillas. Notarás que sus semillas presentan un sabor dulce y aromático y las mismas se emplean en una variedad de platos sabrosos y dulces.

Las semillas enteras o en polvo recién molido se pueden agregar a las recetas en el último momento de su elaboración para limitar la evaporación de los aceites volátiles esenciales.

Esta delicada especia se utiliza como una base de sabor para sopas, salsas, pan, pasteles, galletas y en la confitería y es que las semillas de anís, así como su aceite, han estado presentes para su uso en la preparación de platos dulces en muchos países asiáticos. Sus semillas también se utilizan como una base de sabor para la preparación del té de hierbas y un licor llamado anisete.

El anís estrellado es una de las especias más importantes de la cocina china y de hecho, es el sabor dominante en muchos platos, junto con el clavo de olor, la canela, el Hua jiao (pimienta de Sichuan) y la planta de las semillas de hinojo.

Beneficios

beneficios semillas anisEl anís puede ser un estimulante inmunológico para combatir la infección.

Una investigación en animales publicada en Pakistán ha sugerido que el extracto de anís en pollitos para engorde ha aumentado el rendimiento de crecimiento y la inmunidad.

El anís puede ayudarte a orinar más.

La gente puede creer que es una cosa mala orinar a menudo. Sin embargo, orinar ayuda a tu cuerpo a deshacerse de muchas toxinas y productos de desecho. El aceite de anís tiene un efecto anti-diurético a través de un mecanismo similar en tu riñón.

El anís aumenta la absorción de glucosa.

El aceite de anís mejora la absorción de glucosa o azúcar. Aquellos con diabetes tipo 2  tienen problemas para absorber el azúcar, pero el anís puede ayudarles a nivelar sus niveles de azúcar en la sangre.

El anís puede ayudar a evitar la obstrucción de las vías respiratorias.

Un compuesto a base de hierbas que contenga ajo, marrubio blanco, anís, hinojo, regaliz, tomillo e hisopo reduce los signos clínicos de obstrucción recurrente de las vías respiratorias.

El anís puede ayudar a las mujeres y a su salud reproductiva.

El anís tiene el potencial de regular el ciclo menstrual en las mujeres. El anís ayuda a aliviar los calambres menstruales y facilita el nacimiento del bebé.

Como veréis, los usos y beneficios de estas semillas son bastante amplios, así que esta especia no puede faltar en tu cocina.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *