¿Sirve el vinagre para acidificar el agua dura?

Usa el vinagre para cuidar de tu huerto

Hay muchas plantas que lo terminan pasando mal cuando se las riega con agua que tiene una gran concentración de cal, como las llamadas acidófilas por ejemplo. Arces, camelias, gardenias, hortensias, dafne… son solo algunas que sufren clorosis férrica (amarilleamiento de las hojas por falta de hierro) cuando no se utiliza el líquido adecuado para regarlas.

Afortunadamente debemos saber que en casa lo más seguro es que siempre dispongamos de algo que nos puede ser muy útil… o quizás no. Averigüémoslo. Sepamos si sirve el vinagre para acidificar el agua dura.

¿Por qué no se puede regar con agua dura?

Las plantas necesitan una serie de minerales para poder vivir. El nitrógeno, el fósforo y el potasio son los más importantes para ellas, puesto que intervienen en el crecimiento, floración y desarrollo de los frutos y semillas, pero no son los únicos. Hay otros, llamados micronutrientes, que también les son muy necesarios, como el hierro, el manganeso, el boro, etc.

Sin embargo, no todos los sustratos ni tierras tienen todos esos nutrientes disponibles. Y es que para que las raíces puedan absorberlos, precisan que dichos elementos sean solubles; es decir, que al entrar en contacto con el agua se disuelvan. El problema es que el agua dura tiene un pH muy alto, esto es, tiene con exceso de sales minerales, de modo que nutrientes como el hierro pueden quedar bloqueados y, por lo tanto, inaccesibles para las plantas.

¿Se puede acidificar con vinagre?

Vinagre blanco

Lo cierto es que sí. Es un remedio casero muy interesante que ayuda a prevenir la clorosis y a corregirla en el caso de que ya hayan aparecido los síntomas. Para ello, lo que hay que hacer es diluir 1 cucharada sopera de vinagre en 1 litro de agua, e ir usándola de vez en cuando -mínimo 1 vez por semana-. De este modo, no solo bajará el pH del agua, dejando »libres» a esos nutrientes que pudieran estar bloqueados, sino que además el pH de la tierra también lo hará.

Así y todo, y para que todo vaya sobre ruedas, recomiendo abonar desde primavera hasta verano una vez al mes con abonos para plantas acidófilas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto para que tengan un crecimiento excelente.

¿Te ha parecido interesante?


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   MARIO CARLOS GOMEZ LEON dijo

    Excelente información, mis gardenias siempre morían, ahora se que son de tierra ácida. Solo tengo una duda que espero me puedan resolver.

    ¿El fertilizante se utiliza independientemente del vinagre? Es decir, ¿ Debo usar el vinagre para acidificar, y además debo fertilizar?

    Muchas gracias de antemano.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Mario Carlos.

      Te cuento: es importante acidificar el agua con vinagre o aceite, ya que de esta manera el hierro que está en la tierra quedará disponible para que las plantas puedan absorberlo. Pero además, cuando se tienen gardenias, azaleas, hortensias, etc., es muy recomendable fertilizarlas con un fertilizante que sea específico para plantas ácidas, ya que así le estarás dando los nutrientes que necesitan.

      Por ello, sí, has de hacer ambas cosas: acidificar por un lado, y fertilizar por otro.

      Saludos!