Tipos de invernaderos: ¿cuál escojo?

En muchas partes del Hemisferio Norte ya hay personas que piensan en proteger algunas de sus plantas más delicadas del invierno que, en tan sólo tres meses, tocará a la puerta. Sí, sin duda alguna, es hora de ir mirando invernaderos. En el mercado hay de muchos tipos; de plástico, de madera, de policarbonato, de aluminio…; grandes, pequeños, en forma de túnel, en forma de caja… Entre tanta variedad, ¿cómo saber cuál elegir?

Bueno, de ello dependerá del espacio disponible donde queremos ubicarlo, y sobretodo de la cantidad de plantas que queramos resguardar de los fríos. A continuación te diré las principales ventajas e inconvenientes de los invernaderos que más fácilmente te encontrarás en tiendas especializadas.

Invernaderos de acero/plástico

Los invernaderos de acero cada vez son más populares por su fácil montaje y especialmente por su precio. Los hay de muchos modelos; el de la foto se usa especialmente para proteger plantas de huerto y/o de flor, pero también los hay con forma de estantería con varios estantes donde se pueden poner muchas plantas.

Los inconvenientes que tienen son:

  • El plástico que lo recubre se ha de cambiar cada año dependiendo de qué zona vivas, pues se gasta con mucha facilidad.
  • El acero con el tiempo se oxida.
  • Si en tu zona hace mucho viento, el invernadero no pesa lo suficiente como para resistirlo, lo cual hace que tenga que estar bien sujeto.

Sin embargo, es ideal si se va a tener dentro de una habitación o en zonas donde no haya mucho viento.

Invernaderos de madera

Los invernaderos de madera están ganando mucha popularidad debido a su coste (no es demasiado elevado), y especialmente debido a que pueden durar muchos años con tratamientos adecuados.

Inconvenientes: básicamente que la madera si no está tratada, con el tiempo el agua hará que se malogre. Es por ello que cada 1-2 años se deberá de aplicar un producto que evite esto (lo que se conoce como imprimar la madera).

Invernaderos de policarbonato

Los invernaderos de policarbonato son los que usan los viveros y jardines botánicos. Aunque su precio es elevado, son muy resistentes y pueden pasar muchos años antes de que se empiecen a malograr.

El inconveniente principal, como decíamos, es el precio. Aunque actualmente y cada vez más podemos encontrarlos a precios más asequibles, y de diferentes modelos, todavía están algo caros. Pero si tienes pensado utilizarlo durante mucho tiempo, sin duda vale la pena el gasto.

Otra opción es, por supuesto, hacerlo tú mismo. Si no te termina de convencer ninguno, lo mejor es ir a comprar el material que vas a necesitar y hacerlo con las medidas que consideres adecuadas.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Herramientas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.