¿Cuáles son las ventajas de las plantas con semillas?

Flor seca de la zanahoria. Se pueden ver las semillas de color marrón.

Las semillas son la ”última” (por el momento) adquisición de la naturaleza. Las primeras plantas que aparecieron no las producían, sino que se multiplicaban gracias a las esporas, que eran transportadas por el viento. Pero hace unos 380 millones esto empezó a cambiar.

Surgieron unos seres vegetales, llamados plantas vasculares, que se reproducían de una manera distinta. De una manera que acabaría siendo el método más común del Reino Vegetal. Pero, ¿cuáles son las ventajas de las plantas con semillas? 

Una semilla es una parte fundamental de la planta.  Puede tener muchos tamaños distintos, muchas formas diferentes, pero independientemente de su aspecto y del ser vegetal que la haya producido, en su interior encontraremos toda la información genética necesaria para formar un nuevo ejemplar, aunque esa semilla no pese más que unos pocos gramos.

Pero, ¿qué pasa cuando se separa de la planta madre? En realidad, no supone un problema demasiado grave. A diferencia de las esporas, las semillas se esparcen gracias a la ayuda de animales, ya sean grandes o pequeños. Por ejemplo, los perros cuando pasan por un campo de hierbas pueden acabar con más de una semilla adherida a su pelaje. Éstas acabarán cayendo en un lugar lejos de sus progenitores cuando el peludo se sacuda o cuando su humano se las quite. La ropa y los zapatos que llevamos también sirven de medio de transporte a las semillas.

Semillas del Acer monspessulanum.

Pero aparte de disponer de la ayuda -a menudo desinteresada- de los animales, las plantas con semillas pueden dispersarse por otros medios: como el agua. Por ejemplo, la trepadora Entada gigas, que vive en las selvas tropicales de América del Sur, hace uso del mar para poder colonizar otras costas. Lo hace tan bien que puede llegar incluso a Europa, claro que cuando eso pasa lamentablemente no puede germinar pues el clima europeo es más frío que el de su hábitat.

Aunque si hay algo que puede que te llame mucho más la atención es la viabilidad de las semillas, es decir, el periodo de tiempo que pueden permanecer viables. Es cierto que hay algunas especies que tienen que encontrar las condiciones adecuadas para su germinación pocos días después de caer de su planta madre, pero hay otras que pueden hacerlo incluso años después, como una Magnolia que descubrió sir David Attenborough y que puedes ver aquí.

Interesa, ¿no crees?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.