Cómo recuperar una yuca con hojas amarillas

yuca con hojas amarillas

Cuando tienes una planta, lo que menos quieres es que esta se enferme, ya sea a los pocos días o a los años, porque te gusta como está. Pero hay momentos en que, por más que lo intentas, no puedes frenar esa situación. Una de las plantas habituales de interior es la yuca, pero, ¿que pasa si tienes una yuca con hojas amarillas?

¿Sabes el problema que esto conlleva? ¿Y cómo recuperarla? No te preocupes, si te pasa, o te ha pasado, vamos a explicarte los motivos por los que surge y cómo recuperarla fácilmente.

Características de la yuca

Características de la yuca

Seguro que sabes que la yuca es considerada un arbusto de suelo, originaria de Norteamérica, Mesoamérica y el Caribe. Al contrario que otras plantas exóticas y tropicales, no necesita tanta agua.

Existen más de 50 especies diferentes dentro de su género pero la más habitual en los hogares, por su adaptabilidad al ambiente, es la yucca elephantipes.

Físicamente, la planta tiene un tronco leñoso y no demasiado alto porque las hojas y ramificaciones empiezan desde muy abajo. Las hojas son de un verde fuerte y puedes tener la suerte de que te florezca, aunque dentro de casa es casi imposible que suceda.

Yuca con hojas amarillas, ¿qué le pasa?

Yuca con hojas amarillas, ¿qué le pasa?

Como te hemos dicho antes, el color habitual de las hojas de yuca es verde. Por lo que cuando tienes una yuca con hojas amarillas es que algo pasa. Y lo cierto es que esto es debido a una enfermedad.

Ahora bien, esta puede ser provocada por cuatro situaciones diferentes, aunque también puede darse una combinación de dos o incluso de las cuatro. ¿Cuáles son esas?

Un mal riego

Uno de los cuidados de la yuca es el riego y, tal y como hemos dicho, requiere mucha menos cantidad de agua que otras plantas. Por tanto, los encharcamientos, o pasarte con el riego pueden provocar la aparición de hojas amarillas.

Ahora bien, tan malo es el exceso como también la escasez. Y es que, tanto en un extremo como en otro, la planta lo exterioriza con las hojas amarillas. En otras palabras si hay un exceso de agua o una falta de agua te lo hará saber de la misma forma.

Mala iluminación

Además del riego, otro de los cuidados a tener en cuenta de la yuca es la ubicación e iluminación de la planta. Esta no necesita luz directa, pero sí luz indirecta y bastante. Es verdad que se adaptan a cualquier ambiente, pero si está recién comprada, puede tardar y sufrir hasta la aparición de las hojas amarillas.

Si además esa mala iluminación también está acompañada de temperaturas que no son las adecuadas para la yuca, acabará enfermando.

¿Cómo se sabe a ciencia cierta si es este el problema? Porque los colores de las hojas, sobre todo de las que le queden verdes, son más apagados y claros.

Raíces

Otra situación en la que te puedes encontrar es que las raíces estén dañadas. Esto puede ocurrir por dos razones:

  • Porque se están pudriendo. Tiene relación con un exceso de agua. Lo notarás porque las raíces se vuelven muy viscosas y además con mal olor.
  • Por un enlazamiento. Se trata de un problema en las raíces debido a que no tienen suficiente espacio para crecer y en lugar de desarrollarse de manera adecuada, lo hacen mal y se enlazan, estrangulan, etc. dañando la planta en sí.

Presencia de hongos

Los hongos van a aparecer como consecuencia de un encharcamiento de la planta. Es decir, por regar demasiado. Si no se coge a tiempo, los hongos empiezan a hacer de las suyas. Y es que las hojas amarillas empezarán a tornarse en la yuca marrones y eso solo significará que las propias raíces están comprometidas, incluso podridas, y no hay solución a esto.

Cómo recuperar una yuca con hojas amarillas

Cómo recuperar

A pesar de todos los problemas que pueden generar una yuca con hojas amarillas, siempre que la cojas a tiempo tienes oportunidad de salvarla. Para ello, has de saber cuál es el problema, o los posibles problemas, al cambio de color de las hojas. Y en base a ello, solucionarlo.

Yuca con hojas amarillas por el riego, las raíces o los hongos

Antes te hemos comentado que podía ser por falta de riego o por exceso. Lo normal es que sea por exceso.

La solución es sacar la planta de la maceta y quitar toda la tierra que tiene. Debes revisar las raíces para ver si han empezado a dañarse o si estas estaban demasiado ajustadas y están estrangulándose.

No te recomendamos cortar salvo que veas que hay raíces podridas y aún tiene algunas verdes. Si es así, corta ligeramente, ya que va a ser peor si las conservas. Después, debes plantar en otra maceta usando una tierra adecuada con drenaje para que las raíces respiren y además que no se produzcan encharcamientos. En unos días, no riegues.

Si ha sido una falta de agua, en cuanto saques la planta te darás cuenta porque la tierra se desmenuzará y parecerá polvo. En este caso, plántala de nuevo con tierra nueva y, ahora sí, riega.

Hojas amarillas por mala iluminación

La solución más fácil es la de ubicarla en una zona con más iluminación. También hay que controlar los cambios de temperatura. A la yuca le gusta una temperatura constante de unos 20 grados por lo que debemos tener cuidado con calefacciones, aires acondicionados y viento.

No la pongas directamente al sol, porque se debilitará más e incluso la puede matar. Tampoco a través de un cristal porque el efecto reflectante puede ser mortal. Es mejor colocarla en una zona estratégica de la habitación donde reciba luminosidad varias horas al día.

Como ves, una yuca con hojas amarillas tiene diferentes motivos de su aparición. No vamos a decirte que sea fácil de salvar, pero si te das cuenta de este problema a tiempo tendrás muchas más posibilidades de hacerlo. Por eso, los expertos recomienda que, cuando se tenga una yuca, se destine unos minutos a la semana para revisarla a fondo a fin de detectar posibles signos de enfermedad.

¿Te has enfrentado alguna vez a este problema con tu yuca? ¿Cómo lo solucionaste?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)