Las plantas y árboles más peligrosos del mundo

Árbol peligroso

Plantas peligrosas, que pueden matar. Árboles asesinos que hay que tener en cuenta a la hora de plantar nuevas especies. Muchos ejemplares pueden ser tan bonitos como peligrosos y así es como se transforman en trampa mortal para quienes los manipulan.

Un gran ejemplo es la Cicuta douglasii, una planta que crece en los Estados Unidos y es peligrosa tanto para los animales como para los seres humanos debido a que contiene una sustancia peligrosa llamada Cicutoxin que se produce en la raíz de la planta y provoca envenenamiento.

El árbol conocido como Manchineel es considerado el árbol más peligroso del mundo. ¿Las razones? Si una persona está parada bajo su copa cuando llueve puede provocar quemaduras en todo el cuerpo. Pero eso no es todo: si alguien come el fruto puede morir en forma atroz.

Aún cuando parece inocente, el árbol de coco o Cocos nucifera es muy peligroso pero no porque contenga algún tipo de elemento nocivo para el organismo sino por el peso de sus frutos. Hay que tener cuidado de que un coco no caiga encima de nosotros pues las estadísticas confirman que 150 personas mueren al año por esta razón.

El Puya Chilensis es una planta famosa porque ataca a las ovejas al entrar en sus espinas. Esto hace que las ovejas comiencen a trastabillar hasta que finalmente terminan muriendo.

La planta de aceite de castor también es muy dañina, no sólo para los humanos sino también para distintos animales como caballos o cerdos. El problema está en sus semillas, que pueden provocar síntomas como ardor en la garganta y problemas en la sangre.

Más información – Las palmeras más resistentes a los inviernos fríos

Foto – The Intractable Autodidact

Fuente – Before it´s news


2 comentarios

  1.   Sebastian dijo

    También esta el Rhus striata que con solo pasar a su lado,debido a sus exudaciones gaseosas toxicas,puede causar alergias y brotes,y ni se diga los efectos del tacto.

  2.   Marcelo dijo

    Doy fe, seis días internado por podar el mio.

Escribe un comentario