Síntomas y tratamiento de la antracnosis en tomate

La antracnosis en tomate es causada por un hongo

Son muchas las enfermedades y las plagas que pueden llegar a afectar a nuestros cultivos, lo que incluye también a las plantas de tomate. Una de las patologías más habituales en estos frutos es una provocada por unos hongos, conocida como antracnosis. Para saber más sobre las antracnosis en tomate, comentaremos cuáles son sus síntomas y cómo tratarla.

Si estáis cultivando tomates y queréis evitar que estos se vean afectados por el hongo de la antracnosis, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaremos qué es esta enfermedad, cuáles son sus síntomas, cómo tratarla y lo más importante: Como prevenir la antracnosis en tomate. Asique tomad nota para evitar que vuestros cultivos puedan verse afectados o incluso detectar si ya están infectados por este hongo.

¿Qué causa la antracnosis?

La antracnosis en tomate mata a los frutos

Antes de explicar cuáles son los síntomas y el tratamiento de la antracnosis en tomate, vamos a comentar qué es esta enfermedad. El agente responsable de esta fitopatología es un hongo denominado Colletotrichum gloeosporioides, pero también la pueden provocar otras especies pertenecientes al género Colletotrichum, Gloesporium y Coniothyrium. Proveniente del griego, la palabra «antracnosis» se traduce como «carbón» y es una enfermedad limitante para diversos frutos, como los tomates o las papayas, afectando a la vida útil de los mismos.

Este tipo de hongos se caracteriza por tener esporas o estructuras reproductivas denominadas conidios. Están dispuestos en acérvulos que a su vez participan en el proceso de infección del vegetal. A la hora de colonizar la planta, hay dos fases:

  1. Fase inicial o biotrófica: El hongo se alimenta de la planta, concretamente de sus células vivas. Así, el patógeno acaba estableciéndose en el vegetal.
  2. Segunda fase o fase necrotrófica: Debido al ataque del patógeno, los recursos obtenidos ahora provienen de las células muertas. En esta fase es cuando aparecen los primero síntomas de la antracnosis.

Las posibilidades de que aparezca la antracnosis en tomate aumentan considerablemente cuando la planta tiene heridas, ya sean causadas por algún desajuste nutricional, por golpes, por roces o por ataques de insectos. Otro factor que favorece la aparición de este hongo es el calor. Por lo tanto, esta enfermedad suele aparecer en verano e incluso en primavera. También la humedad potencia al hongo. Aquellos climas cuya humedad supere el 90% o que tengan muchas lluvias y viento facilitan considerablemente la propagación del hongo y las diseminación de sus esporas.

Síntomas de la antracnosis en tomate

Para detectar la antracnosis en tomate, debemos ir fijándonos en la planta y estar atentos a la aparición de los síntomas de esta enfermedad. Entre ellas destaca la aparición de unas manchas marrones en las hojas, concretamente alrededor de los nervios. Cuando aún se encuentra en estado inicial, primero son una manchas pequeñas y circulares. Con el tiempo se van oscureciendo hasta provocar la muerte del tejido, lo que se conoce como necrosis.

También podemos observar síntomas en los frutos del vegetal, especialmente en aquellos que se encuentran en proceso de maduración. En este caso aparecen hundimientos y lesiones oscuras en la superficie del tomate. Como consecuencia, el fruto entero acaba pudriéndose antes de tiempo.

¿Cómo se controla la antracnosis?

Existen tratamientos y medidas de prevención para la antracnosis en tomate

Si hemos detectado síntomas de la antracnosis en tomate, debemos tratar todo el cultivo con fungicidas postcosecha. Además, es muy importante eliminar todas las partes afectadas, ya sean hojas, tallos o frutos. Es muy importante eliminar todos los restos de cultivo afectados por el hongo, pues son un medio de propagación del mismo. Los micelios del agente patógeno pueden seguir activos pasados dos años o incluso más.

Prevención

A pesar de que exista un tratamiento para la antracnosis en tomate, más vale prevenir que curar. Por ello os vamos a dar algunos consejos para evitar que vuestras plantas se vean afectadas por este hongo:

  • Antes de plantar el vegetal, primero desinfectar el suelo.
  • Evitar que la tierra se encharque a la hora de regar.
  • Mejorar el drenaje del suelo.
  • Si nos encontramos en una zona con un clima y ambiente que propicia la aparición de la antracnosis, espaciar los marcos de la plantación.
  • Quitar las hierbas silvestres.
  • Evitar que aumente la densidad del patógeno en el suelo.
  • Evitar el monocultivo.
  • No mojar las partes de la planta que se encuentran en el aire, como los tallos, las hojas y las flores.
  • Siempre limpiar las herramientas de poda, tanto antes como después de usarlas. Para ello podemos utilizar unas gotas de lavavajillas o alcohol de farmacia.
  • A la hora de regar, evitar hacerlo desde arriba para que el agua no salpique la parte superior de la planta.
  • Evitar que los tomates sanos entren en contacto con el suelo.
  • Usar tratamientos fungicidas postcosecha, por si acaso.

Como podéis ver, la antracnosis en tomate es una enfermedad bastante grave para la cosecha pero con una sencilla solución. No obstante, lo más recomendable es tomar todas las medidas posibles para prevenir que este hongo, o cualquier otro, pueda acabar infectando nuestro cultivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)