Aquilegia vulgaris

La Aquilegia vulgaris es una planta muy, muy decorativa. Produce gran cantidad de flores azuladas o blancas que llaman mucho la atención. Además, es fácil de cuidar, tanto es así que, aunque es muy recomendable tenerla en un rincón del jardín, también se puede tener en maceta.

Con unas mínimas atenciones vas a poder disfrutar de ella. Sí, casi sin esfuerzo. Por lo que teniendo en cuenta todo esto, ¿a qué esperas para hacerte con un ejemplar? No te preocupes: a continuación te decimos cómo debe ser su mantenimiento.

Origen y características

Nuestra protagonista es una planta herbácea perenne nativa de las zonas templadas de Europa y Asia cuyo nombre científico es Aquilegia vulgaris. Popularmente se la conoce como aguileña común o aguileño. Crece hasta alcanzar una altura máxima de 1,2 metros, con tallos delgados cubiertos por vellosidades. Las hojas son de color verde oscuro, con las basales grandes y pecioladas y el resto de menor tamaño. Las flores brotan de un tallo floral erecto que mide 3-6cm de largo, y son de color azul violeta o blanco.

Su ritmo de crecimiento es bastante rápido, y como florece cada año es una gozada verla. Pero aún se disfrutará más si se cuida correctamente.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Aquilegia vulgaris es una planta que ha de estar en el exterior, ya sea a pleno sol o, mejor, en una zona con sombra parcial. Tan solo necesita un mínimo de 4h de luz directa al día para poder producir flores sanas.

Eso sí, no hay que ponerla en interior puesto que de lo contrario enseguida veríamos que adquiere un porte tristón debido a que no es capaz de adaptarse a las condiciones que tenemos en casa.

Tierra

Como puede estar tanto en maceta como en el jardín, la tierra será distinta:

  • Maceta: podemos usar sustrato de cultivo universal que encontraremos a la venta aquí. También venden en cualquier vivero o centro de jardinería.
  • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje. En el caso de que tengamos un terreno cuya tierra sea pobre en nutrientes y/o muy compacta, haremos un agujero de plantación de unos 40 x 40cm y lo rellenaremos con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita (en venta aquí) a partes iguales.

Riego

La frecuencia de riego va a variar mucho a medida que transcurra el año y sus estaciones. Así, mientras que durante la época más calurosa habrá que regar a menudo pues la humedad se pierde con rapidez, el resto del año habrá que ir espaciando cada vez más los riegos para evitar que las raíces se pudran. Asimismo, como cada clima es distinto, lo ideal es comprobar la tierra antes de regar. Para esto podemos hacer cualquiera de estas cosas:

  • Utilizar un medidor de humedad digital: es un instrumento que, al introducirlo en la tierra, al instante nos dirá cómo de húmeda se encuentra. Para que sea realmente útil debemos introducirlo más cerca o más lejos de la planta.
  • Introducir un palo delgado de madera: si al sacarlo sale con mucha tierra adherida, sabremos que no hay que regar.
  • Escarbar un poco junto a la planta: la superficie de la tierra o del sustrato pierde enseguida la humedad, pero no así las capas internas del mismo. Por ello, si escarbamos unos 5 o 10 centímetros y vemos que tiene el mismo color que hay en la superficie (es decir, un color marrón más o menos claro), regaremos.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: como la tierra húmeda pesa más que la seca, podremos saber cuándo regar guiándonos por esta diferencia de peso.

De todas formas, y para que tengamos una idea orientativa, hay que saber que se aconseja regar unas 3 veces por semana en verano y una o dos veces por semana el resto del año.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales de verano (se puede en otoño también si vivimos en una zona con clima suave o cálido) con abonos ecológicos, una vez al mes. En caso de tener a la Aquilegia vulgaris en maceta, debemos usar abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase para que el drenaje siga siendo bueno.

Multiplicación

Se puede multiplicar por semillas en primavera. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal.
  2. Después, se ha regar a consciencia.
  3. Luego, se colocan un máximo de 2 semillas en la superficie y se cubren con una fina capa de sustrato.
  4. Por último, se vuelve a regar con un pulverizador y se coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2-3 semanas.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -5ºC.

¿Qué usos tiene?

Aparte de usarse como ornamental, desde la antigüedad se usa como antipirética, astringente, depurativa, diurética, diaforética y urocolítica. Asimismo, las semillas molidas y maceradas en aceite de oliva, son eficaces para repeler los piojos.

Pero ojo: antes de hacer nada hay que consultar con un especialista, ya que la sobredosis puede producir la muerte por parálisis cardíaca o respiratoria.

¿Qué te ha parecido la Aquilegia vulgaris?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores, Plantas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.