Avispa del higo

Existan avispas del higo polinizadoras y no polinizadoras

¿Os suena la avispa del higo? Si no es así, deberíais echar un vistazo a este artículo. Estos insectos son realmente impresionante. Han conseguido coevolucionar con las higueras y aprovechar sus frutos, a la vez que las polinizan. Además, destacan sobre todo porque pasan su vida larval en el interior de los higos.

En el caso de que sintáis un poco de curiosidad acerca de estos insectos, os recomiendo que sigáis leyendo. Explicaremos qué es la avispa del higo y cuál es su ciclo biológico. Además, hablaremos sobre lo que les hacen a los higos y su correlación.

¿Qué es la avispa del higo?

La avispa del higo pasa su vida larval en el interior del fruto

Cuando hablamos de las avispas del higo, nos referimos a unas avispas pertenecientes a la superfamilia Chalcidoidea. Podemos distinguir dos tipos diferentes de las mismas: Las polinizadores de higos y las no polinizadores, que sólo se alimentan de planta. Las primeras forman parte de la familia Agaonidae. En cambio, las no polinizadores pertenecen diversas familias dentro de la superfamilia Chalcidoidea.

La avispa del higo es un insecto clave en muchísimos ecosistemas. Como cabe esperar, los higos sirven de alimento a muchas especies de animales diferentes, siendo así vitales para diversos seres vivos de los respectivos ecosistemas. En consecuencia, las polinizadoras de estos vegetales también lo son.

Avispa del higo: Ciclo biológico

Ahora que ya sabemos qué es una avispa del higo, veamos cuál es su ciclo biológico. Este está muy relacionado con las higueras, pues las usan como hospederos. Como ya hemos mencionado anteriormente, existen las avispas polinizadoras y las no polinizadoras. Las primeras forman parte de un mutualismo biológico, es decir: La avispa del higo y las higueras interaccionan biológicamente, beneficiándose mutuamente y mejorando su aptitud biológica. En cambio, las no polinizadoras sólo se benefician de esta correlación. A pesar de ello, los ciclos vitales de ambos tipos de avispas son muy similares.

Artículo relacionado:
Tipos de polinización

En el caso de la avispas del higo polinizadoras, las hembras, una vez llegadas a la madurez y fertilizadas, entran en el interior del higo inmaduro y depositan en él sus huevos. La entrada la hacen por el ostiolo, un agujero natural que se encuentra en el fruto. Una vez dentro, buscan los estigmas de las flores para dejar ahí los huevos. Como el ostiolo por el que entran suele ser muy estrecho, es muy frecuente que las hembras pierdan sus alas y/o antenas al entrar. Con el fin de facilitar su penetración en el higo, poseen unas pequeñas espinas en la base de la cabeza mediante las cuales son capaces de afirmarse en las paredes del agujero de entrada.

Como la avispa madre también ha nacido en algún otro higo, adquirió polen en el mismo que durante la puesta de sus huevos está dejando en el fruto nuevo, cumpliendo así su función como polinizadora. Después acaba muriendo en el interior del higo, el cual la absorbe para adquirir nutrientes.

Larvas de avispas en higos

A parte de las avispas de higos polinizadoras, existen muchas especies de diversas familias que también depositan sus huevos en el interior de estos frutos, pero no los polinizan. Estas son parásitos del higo y seguramente también de otras avispas. Al igual que las anteriores, pasan su vida larval dentro del fruto.

A medida que el higo se va desarrollando y madurando, las avispas van completando su ciclo biológico. Los machos de muchas especies de avispas carecen de alas, por lo que se quedan en el interior del higo para aparearse con las hembras. Después excavan un túnel para que todas las hembras que hayan sido fertilizadas puedan salir por él, en busca de otro higo. Algunos de los machos acaban muriendo dentro del fruto, o caen fuera, donde acabarán muriendo en poco tiempo.

La principal diferencia entras las avispas polinizadoras y las no polinizadoras, en lo que a su ciclo biológico se refiere, es que las primeras recogen polen del higo en el que nacieron y lo dejan en el higo donde depositan sus huevos.

¿Qué es lo que hacen las avispas en los higos?

La avispa del higo y las higueras interaccionan biológicamente

Conociendo ya el ciclo vital de las avispas del higo, comentemos más en detalle qué hacen los frutos. Para ello hay que destacar que, al menos en la familia Agaonidae, las hembras poseen alas mientras que los machos carecen de ellas. Uno de sus objetivos es el apareamiento en el interior del sicono. ¿Y esto qué es? Un sicono es una estructura que alberga muchísimas flores pequeñas. Como algunos ya sabréis, las higueras producen sus flores en el interior de los higos. Por lo tanto, estos no son técnicamente frutas, si no siconos. El otro objetivo que deben cumplir los machos es ampliar la abertura de ese sicono, o higo, con el fin de que las hembras puedan salir de su interior.

Algunas especies de avispas de los higos, incluidas las hembras de la familia Agaonidae, penetran los higos para depositar en ellos sus huevos, concretamente en los estigmas de las florecitas que hay en su interior. Algunas especies pertenecientes a otras familias de este tipo de avispas no polinizadoras han llegado a desarrollar un denominado ovipositor. Se trata de un órgano muy largo con el cual pueden depositar sus huevos sin tener que entrar en el higo, si no que pueden hacerlo desde fuera. Un ejemplo sería la subfamilia Sycoryctinae.

Los higos comen avispas

Existen más de 600 especies diferentes de higos. La gran mayoría de las mismas poseen siconos con tres tipos diferentes de flores: Femeninas de pistilo corto, femeninas de pistilo largo y masculinas. Las avispas agaónidas pueden depositar sus huevos únicamente en aquellas flores femeninas que tienen el pistilo corto, las otras se polinizan y acaban produciendo las semillas. La hembra de avispa muere dentro del higo. Este posee unas enzimas que son capaces de digerir a estos insectos y absorber sus nutrientes.

Como pasa en muchas ocasiones, la naturaleza no deja de sorprendernos. La manera que encuentran diferentes especies de ayudarse mutuamente es realmente increíble. Si bien es cierto que la mayoría de personas no son muy amantes de las avispas, esto demuestra que son esenciales para los ecosistemas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.