Azalea, el arbusto de flores más ornamentales

La azalea es unos de los arbustos preferidos por las personas. Produce tal cantidad de flores durante la primavera que, a menudo, las hojas acaban por estar ocultas tras los delicados y preciosos pétalos. Además, por sus características a menudo se la cultiva en maceta decorando el balcón o la terraza, o incluso como bonsái.

Es, por lo tanto, una de las especies más interesantes que puede tener tanto el jardinero aficionado como aquel que acaba de estrenarse en el mundo de la jardinería.

Conociendo a la azalea

Si bien es una planta originaria del este de Asia, la azalea ha sabido adaptarse y hoy crece sin inconvenientes en las regiones templadas del mundo. Su nombre científico es Rhododendron indicum y es una planta perennifolia (es decir, que se ve siempreverde) que pertenece a la familia de las Ericáceas.

Se distingue de otras por sus pequeñas hojas verdes de apenas 1cm de longitud que aún sin flores son agradables en cualquier estación, brillantes y de gran resistencia. Cuando florece hacia la primavera sucede lo mejor pues entonces afloran sus hermosas flores, que se agrupan y forman un colorido entramado. Ellas son grandes y generosas, y si bien el color rosa es el más característico también hay azaleas de flores blancas, naranjas y rojas.

Esta planta puede alcanzar un tamaño de hasta dos metros si se la cultiva en tierra, aunque lo más común es que adquiera una altura media de medio metro.

Cuidados y recomendaciones

Si te apetece tener uno o varios ejemplares, a continuación te vamos a dar una guía de cuidados para que puedas disfrutar tu azalea durante años:

Ubicación

Se tiene que poner en el exterior, en semisombra. Lo ideal es que le dé la luz del sol de manera indirecta, ya que no crecen bien en lugares sombríos.

Suelo o sustrato

Es importante que, independientemente de si se tiene en maceta o en el jardín, la tierra sea ácida con un pH de 4 a 6, con buen drenaje. En tierras calcáreas sus hojas amarillean pronto debido a la falta de nutrientes, principalmente hierro y manganeso.

Aunque se puede bajar el pH regando con agua con limón (½ limón diluido en 1l de agua) y haciendo abonando con abonos para plantas ácidas, es mejor no arriesgarse y plantarla en aquellas tierras que sean adecuadas para ella desde el primer momento.

Riego

Tiene que ser frecuente, sobretodo durante el verano. Eso sí, hay que evitar los extremos: no le gusta tener los ”pies” secos, pero tampoco encharcados. Para saber cuándo hay que regar, bastará con introducir un palo delgado de madera (si sale limpio, podremos regar ya que estará la tierra seca), utilizar un medidor de humedad digital o pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (esta diferencia de peso puede servir de guía para saber cuándo regar).

Hay que usar agua de lluvia, sin cal o agua con limón.

Abonado

En primavera y verano se debe de abonar con un abono para plantas ácidas (puedes comprarlo aquí), siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También se puede abonar en otoño si se vive en una zona con clima suave, con heladas ligeras.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Poda

Si es necesario, se pueden recortar los tallos que hayan crecido en exceso en otoño, así como las flores marchitas.

Plagas

Puede verse atacada por:

  • Trips: son unos insectos parecidos a las tijeretas pero con un tamaño de 1cm. Se adhieren al envés de las hojas, desde donde se alimentan. Se pueden ver a simple vista, tanto a ellos como a sus excrementos (son como puntitos negros).
    Para eliminarlos, se pueden limpiar las hojas con una toallita o bastoncillo de las orejas humedecidos con agua sin cal, o bien tratando los ejemplares afectados con Clorpirifos.

  • Araña roja: estos ácaros se adhieren también en el envés de las hojas. Se pueden ver con una lupa. Se podrá saber si tienen si vemos telarañas.
    Para eliminarlas, se pueden tratar con aceite de neem o limpiando las hojas con agua sin cal.

Enfermedades

Si se riega en exceso pueden tener hongos. Hay que controlar los riegos y hacer tratamientos preventivos en primavera y otoño con azufre o cobre. Durante el verano se tratarán con fungicidas en spray.

Multiplicación

Las azaleas se multiplican por semillas, esquejes y acodos. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Las semillas se tienen que sembrar en semillero en primavera, utilizando un sustrato para plantas ácidas (puedes comprarlo aquí) o vermiculita. Hay que colocarlas sobre la superficie, dejando una distancia de 1-2cm entre ellas, y mantener el sustrato húmedo.

Germinarán cabo de 1-2 meses.

Esquejes

Para obtener nuevas azaleas que sean idénticas a la planta madre se han de cortar ramas de al menos 30cm de longitud en primavera. Luego, se impregna la base con hormonas de enraizamiento y se plantan en macetas con sustratos porosos, como kanuma.

Manteniéndolo húmedo, enraizarán al cabo de unos 2 meses.

Acodo

Si queremos acodarla debemos de hacerlo en primavera, realizando un aro o anillo de 1-2cm sin corteza. Este anillo tiene que ser impregnado de hormonas de enraizamiento, ya que es por donde saldrán las raíces nuevas.

A continuación, se coge una bolsa de plástico negra y se ata por un extremo para luego ser rellenada con sustrato para plantas ácidas, y finalmente ser atada a la planta madre por el otro extremo.

Con una jeringa, hay que mantener húmeda la tierra. Así, emitirá raíces al cabo de 2-3 meses. Cuando eso pase, podremos cortar nuestra nueva planta y plantarla en una maceta o en el jardín.

Rusticidad

La azalea soporta heladas de hasta los -3ºC.

¿Cómo se cuida el bonsái de azalea?

Si lo que quieres es un bonsái de azalea que esté precioso todo el año, sigue nuestros consejos:

  • Ubicación: exterior, en semisombra.

  • Riego: frecuente, evitando que el sustrato se seque por completo. Usa agua sin cal.

  • Sustrato: kanuma.

  • Estilos: indiferente. Se adapta bien a todos, aunque es especialmente bonita cuando se le da un estilo de vertical formal o de cascada.

  • Abonado: en primavera y verano se tiene que abonar con abono para bonsáis, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

  • Poda: sólo si está sano. Se han de recortar las ramas que hayan crecido en exceso a comienzos del otoño, y las flores marchitas. La poda de formación se debe de hacer a finales del invierno.

  • Trasplante: cada 2 o 3 a ños en primavera, después de la floración.

  • Alambrado: en primavera y verano.

¿Qué te ha parecido la azalea? ¿Tienes alguna?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.