Cyclamen persicum: aracterísticas y cuidados

El ciclamen es una planta de invierno

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Vamos a hablar de una de las plantas más populares en Europa por su floración invernal. Tiene una gran belleza, rusticidad y muchas posibilidades de uso ornamental. Se trata del Cyclamen persicum. Pertenece a la familia Primulaceae y es originaria de las zonas de Persia, Oriente Medio y Grecia, de ahí a que se le conozca como Violeta de Persia o Violeta de los Alpes.

¿Quieres conocer más sobre esta planta?

Características principales del Cyclamen persicum

El cyclamen florece en invierno

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

El crecimiento de esta planta es en forma de globo y tiene muchas variedades entre las que puede llegar a alcanzar entre 30 a 40 centímetros de altura. Aunque a veces se le categoriza como una planta anual, el Cyclamen es capaz de mantenerse vivaz durante muchos años hasta el extremo de naturalizarse en tu jardín.

Es un planta perenne que tiene un tubérculo grande y una parte central superior que emite las hojas con forma circular acorazonadas, festoneadas y manchadas con aspecto de mármol plateado. En cuanto a las flores, podemos ver que los pétalos tiene un aspecto muy singular ya que se pliegan sobre sí mismos, realzando su belleza.

Son hermafroditas, por lo que crecen solas y están ligeramente perfumadas. El color de sus flores pueden ser variado. Nos encontramos colores desde el blanco hasta el rosa, rojo, salmón, etc.

Cuando las flores son fecundadas, producen un fruto que tiene forma de cápsula y que tarde entre 4 y 5 meses en madurar. Su época de floración es muy larga, comenzando a principios de otoño y terminando hacia finales de primavera. Sólo paraliza su floración durante el verano, en la que entra en reposo vegetativo.

Cuidados de la planta ciclamen

Los cuidados que debes darle son bastante sencillos tal y como vas a poder descubrir ahora mismo. De hecho, es una fantástica planta para principiantes:

¿El ciclamen es de interior o de exterior?

Esta planta puede servir como planta de exterior e interior. Si quieres utilizarla como planta de interior en tu hogar, tan sólo podrás hacerlo durante un periodo de dos meses puesto que, aunque se le dé cuidados estrictos, pasado ese tiempo en el hogar puede afectar de manera negativa a la floración y vigor de la planta.

Si decides tenerla como planta de exterior, te puede ayudar a que la época con más frío no otorgue tanta tristeza al jardín. El Cyclamen persicum es capaz de aguantar el otoño y el invierno florecida.

Es una planta tan famosa en Europa gracias a que tiene gran amplitud de colores, un aspecto bastante exótico, un periodo largo de floración que nos permite tener colorido el jardín y su gran resistencia al frío que hace que podamos tenerla en invierno y otoño. Debido a que si tenemos el Cyclamen persicum en el interior o exterior sus cuidados son distintos, vamos a diferenciarlos en dos apartados:

Cuidados en el interior

No podemos olvidar que realmente es una planta de exterior, por lo que tendremos que colocarla en lugares con mucha iluminación. Es aconsejable sacarlas al balcón o terraza de vez en cuando para mantenerlas fuertes.

La planta necesita de una temperatura entre 12 y 15 grados, por lo que se debe evitar colocar en lugares cercanos a estufas o radiadores en invierno.

Para regarlo, le añadimos el agua directamente en la maceta sin llegar a encharcarlo. Colocaremos un plato debajo y cuando esté escurrida el agua, retiramos la restante. Necesita un abonado cada 15 o 20 días. El abono debe ser líquido y se incorpora al agua. La planta necesitará en todo momento de una buena aireación.

Cuidados en el exterior

El cyclamen persicum es una planta

En el exterior requiere de menos cuidados. Escogeremos un lugar con semisombra y fresco. Se debe plantar en tierra bien mullida y tener precaución de no enterrarlas más allá del nivel que tenía en la maceta cuando la compramos.

¿Cómo ha de ser el riego del ciclamen?

El riego del ciclamen será, por lo general, moderado. Esto significa que no hay que regar ni mucho, ni poco, sino que lo mejor es dejar que la tierra se seque un poco antes de volver a echarle agua. Como no soporta el encharcamiento, te aconsejo que compruebes la humedad de la tierra antes de regar.

Ahora bien, también tienes que saber que cuando tiene sed, las flores parece que se »caen» y la planta se ve triste. Si la riegas en ese momento, al cabo de un rato recupera su forma normal y sana.

¿Cuándo abonarlo?

El Cyclamen persicum se puede abonar desde el primer momento en el que sus hojas brotan hasta que termina de florecer. Para ello, puedes utilizar un fertilizante o un abono universal que sea líquido, o bien en polvo si está en el jardín.

¿Cuándo se planta el bulbo del ciclamen?

En realidad, el ciclamen no es una planta bulbosa, sino tuberculosa. Pero sí que es cierto que suelen venderse sus tubérculos, los cuales se plantan en otoño, ya sea en una maceta o en el suelo. Es importante que quede un poco enterrado, para que las hojas y flores puedan brotar sin problema.

¿Cómo se conserva el ciclamen en verano?

El ciclamen persicum es una rizomatosa

Imagen – Flickr/Romtomtom

Durante el verano el ciclamen está inactivo. Es una planta que le afecta bastante el calor, por lo que solo la veremos preciosa durante el invierno y parte de la primavera. Ahora bien, con el fin de conservarlo año tras año, tienes que colocarla en un lugar en el que no haya luz y, sobretodo, que sea fresco. Riégalo si ves que la tierra está muy seca para que el rizoma no se deshidrate, pero no lo abones pues no lo necesita.

Como puedes ver, esta planta es muy conocida en todo el Viejo Continente gracias a que tiene gran resistencia al frío y puede hacer que nuestro jardín no esté tan desolado en invierno. Además, dispone de gran gama de colores y de pocos cuidados en el exterior.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   JUAN SILVESTRE dijo

    PORQUE SE VUELVEN AMARILLAS ALGUNAS HOJAS?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Juan.

      Las hojas amarillas en plantas es un síntoma que puede ser debido a múltiples causas: exceso o falta de riego, o vejez (las hojas inferiores se van muriendo al cabo de un tiempo).

      Para poder ayudarte mejor, necesitamos saber cada cuánto lo riegas y si la tienes en una maceta sin agujeros o con un plato debajo.

  2.   natalia dijo

    Consulta, tengo la planta en una maceta con agujeros, la riego cuando veo que su tierra no está húmeda.

    Ultimamente tiene hojas amarillas y cuando empieza a salir una hoja o flor nueva el tallo de esta, la parte de abajo se empieza a adelgazar y es como que se pudriera y se marchita.

    No quiero que la planta muera, por favor ayudenme que debo hacer.

    Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Natalia.

      ¿Le tienes puesto un plato debajo? Es que al regar, el agua queda estancada en él, y esto puede pudrir las raíces a menos que se vacíe tras haber regado. También hay que tener en cuenta que la superficie del sustrato (tierra) se seca con más rapidez, al estar más expuesta, lo cual puede llegar a confundirnos y a creer que la tierra está seca del todo cuando no es así.

      En el caso de que no tenga plato, comprueba la humedad del sustrato, por ejemplo con un palillo introducido hasta el fondo. Si sale con mucha tierra adherida, no riegues; por el contrario si sale prácticamente limpio, riega.

      Las hojas que estén amarillas las puedes quitar, ya que no volverán a ponerse verdes.

      Si tienes dudas me dices.

      Saludos.

  3.   Yolanda dijo

    Hago una consulta, tengo una violeta de los alpes florecida en pleno verano en Argentina, me llama la atención.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Yolanda.

      A menudo el clima nos sorprende, ya que puede hacer que una planta florezca antes de tiempo. También el ser humano, en cultivos controlados, puede conseguir adelantar o retrasar la floración.

      Saludos.