Conoce al Aloe pillansii, una planta extraordinaria

Joven ejemplar de Aloe pillansii

Originario del continente africano, concretamente de Namibia y Sudáfrica, el Aloe pillansii es una de las especies más bonitas de aloe. Crece hasta alcanzar los 5-6 metros de altura, con un tronco grueso de un espectacular color grisáceo.

Se trata de una de las plantas más bonitas de toda África, y también unas de las que están más en peligro. Debido a ello, no es nada fácil encontrarlo a la venta y, aún así, tenemos que asegurarnos de que son plantas que se venden de forma legal y que no han sido sustraídas de su hábitat.

Características del Aloe pillansii

Bonito, ¿verdad? Nuestro protagonista es una planta de jardín magnífica. Las hojas forman una roseta, y son carnosas, de color verde-blanquecino con los bordes dentados. Las flores, las cuales brotan en otoño, se agrupan en inflorescencias de color amarillo.

Debido a su estado de conservación y a su ritmo de crecimiento, el cual es muy lento,, se están tomando medidas para no perderlo. De hecho, se produce en Namibia, en Cornell’s Kop Richtersveld, en el norte de Brandberg.

¿Qué necesita para vivir?

Al crecer en las praderas tropicales y subtropicales, necesita vivir en una zona con clima suave, donde no se produzcan heladas o éstas sean muy débiles (de hasta -2ºC), de corta duración y puntuales; en caso contrario tendría que tenerse dentro del hogar, en una habitación en la que entrase mucha luz natural.

Si hablamos del riego, tiene que ser escaso, dejando secar el sustrato entre riegos. No le gusta tener los ”pies mojados”. Por ello, es muy importante comprobar la humedad de la tierra antes de regar, introduciendo un palo delgado de madera hasta el fondo de la maceta. Si al sacarlo sale prácticamente limpio, entonces podremos regar.

El sustrato tiene que tener muy buen drenaje (tienes más información sobre este tema aquí). Las raíces tienen que estar muy bien aireadas, por lo que para conseguirlo no hay nada como usar sustratos arenosos como akadama, pómice o similares. Así no sólo lograremos tener una planta sana, sino que además su tronco se ensanchará sin problemas 😉 .

Por último, también necesitará abonos regulares, por ejemplo con Nitrofoska. Una cucharada pequeña cada 15 días le será más que suficiente para crecer correctamente.

¿Qué te ha parecido este Aloe? ¿Lo conocías?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *