Carex, una gramínea para tu jardín

Vista del Carex oshimensis

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Los carex son unas gramíneas que no necesitan de un gran mantenimiento. Crecen muy rápidamente, y en cualquier rincón, por lo que son muy recomendables como »plantas para rellenar» esos huecos que han quedado vacíos en los jardines, o para darles un toque más rústico pero sin perder ni un ápice de elegancia.

Son plantas muy atractivas, que hacen que el lugar donde estén ubicados se vea realmente bonito. Además, no tienen plagas ni enfermedades importantes y tampoco requieren poda, por lo que son ideales para personas que no tienen mucha experiencia cuidando plantas o que no tienen mucho tiempo para poder dedicarles.

Origen y características de los Carex

Estas son unas plantas siempreverdes, es decir, constantemente están sacando hojas nuevas mientras que las más viejas se van marchitando. Las flores aparecen agrupadas en inflorescencias que tienen forma de espiga, las cuales puedes cortar si tienes o crees que tienes alergia al polen de las gramíneas en cuanto veas que salen.

Son muy adaptables, hasta el punto de que crecen en prácticamente todo el mundo, excepto en la mayor parte de África y Arabia. Así pues, se pueden plantar en los jardines donde las precipitaciones sean escasas, o donde las temperaturas sean frías. Por si fuera poco, por su tamaño también se pueden tener en macetas.

Principales especies

Las más populares son:

Carex pendula

Vista del Carex pendula

Imagen – Flickr/Leonora (Ellie) Enking

Se trata de una especie nativa de Europa que forma matas altas de entre los 180 y los 250 centímetros. En su extremo desarrolla una espiga, de 16cm de altura si es femenina, y que puede superar los 25cm si es masculina.

Artículo relacionado:
Carex péndulo (Carex pendula)

Carex divisa

Vista del Carex divisa

Imagen – Wikimedia/Marie PORTAS

Es una especie originaria de Europa, Asia y África, que forma matas con tallos de hasta 40 centímetros. Las flores son unisexuales, y se agrupan en espigas.

Carex testacea

Vista del Carex testacea

Es una planta originaria de Nueva Zelanda que forma matas de hasta 50 centímetros de altura. Tiene hojas verdes en primavera, pero se vuelven de color cobrizo anaranjado cuando maduran. Las espigas son pequeñas, de color marrón.

Carex paniculata

Vista del Carex paniculata

Imagen – Wikimedia/Françoise CARLE

Se trata de una planta originaria de Europa que forma matas de entre los 40 y los 150 centímetros de altura. Sus hojas son verdes, y las flores se agrupan en espigas pequeñas pero muy numerosas de color pardo.

Carex muricata

Vista de las flores del Carex muricata

Imagen – Wikimedia/Julia Kruse

Es una planta originaria de Europa y Asia de entre los 20 y los 50 centímetros de altura. Sus hojas son verdes, rectas, y algo ásperas en el borde. Las flores son unisexuales, y forman espigas.

Carex halleriana

Vista del Carex halleriana

Imagen – Wikimedia/Luis nunes alberto

Se trata de una especie originaria de Asia Occidental, sur de Europa y noroeste de África que alcanza una altura de unos 40 centímetros, con hojas verdes. Las espigas están compuestas por flores unisexuales de color blanquecino.

Carex nigra

Vista del Carex nigra

Imagen – Wikimedia/Matti Virtala

Se trata de una planta originaria del centro y sur de Europa que alcanza una altura de unos 30-40 centímetros, con hojas verdes. Las espigas son pequeñas y de color negruzco.

Su nombre científico actual es Carex parviflora.

Carex divulsa

Vista del Carex divulsa

Es una planta originaria de Europa, excepto del extremo norte, Norte de África, Oeste de Asia y de Macaronesia. Alcanza una altura de entre los 25 y los 60, a veces 70, centímetros de altura. Las hojas son de color verde oscuro, y las espiguillas miden de 3 a 12cm de alto.

¿Cuáles son los cuidados que requieren?

Si hablamos de sus cuidados, estamos ante una gramínea ideal para principiantes. Pero para que no haya lugar a dudas, a continuación te diremos cómo se cuida:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior, ya sea a pleno sol o en semisombra.

Tierra

  • Jardín: crecen en todos los tipos de suelos, aunque prefieren los que tienen buen drenaje.
  • Maceta: puedes rellenarla con sustrato universal para plantas.

Riego

Los Carex son plantas poco resistentes a la sequía, por lo que si lo tienes en el suelo puedes regarlo a diario, especialmente durante el verano y/o si en tu zona el clima es muy cálido y seco.

Por el contrario, si los vas a cultivar en maceta, debes regarlos 2-3 veces por semana, e incluso le puedes poner un plato debajo e ir rellenándolo.

Abonado

El carex es una planta ornamental

Imagen – Wikimedia/David Eickhoff

No es necesario, pero puedes abonarlos con un abono universal o con guano por ejemplo, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando las heladas hayan pasado.

Multiplicación

En primavera se puede dividir la mata para tener nuevos ejemplares, o sembrar sus semillas en macetas individuales con sustrato de cultivo universal.

Rusticidad

Resiste bien el frío y las heladas de hasta los -18ºC. Además, tampoco les perjudica el viento.

¿Qué usos se les da?

Los carex se usan como plantas ornamentales. En jardines quedan genial como plantas de bordura, pero en macetas pueden hacer que cualquier balcón, terraza o patio se vea muy bonito también.

Puedes comprar semillas desde aquí:

¿Qué te han parecido los Carex?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.