Cómo controlar las malas hierbas

Hierbas en jardín

Las hierbas son unas plantas que no suelen ser muy bien recibidas en los jardines: crecen tan rápido que, si se dejaran, llegaríamos a tener una selva de hierba en vez de un jardín ordenado.

Mantenerlas a raya es, en realidad, sencillo, pero hay que ser muy constante. Así pues, si deseas saber cómo controlar las malas hierbas, ponte los guantes y pongámonos manos a la obra 🙂 .

Quita las hierbas con una herramienta de jardín

Quitar hierba con azada

La mejor manera de controlar las hierbas es eliminándolas. Si tienes un jardín grande puedes hacerlo con un motocultor, el cual además de quitarlas lo que hará será introducirlas bajo tierra, mezcándolas así con ella; de este modo, a medida que se vayan descomponiendo irá liberando sus nutrientes, que servirán para abonar el suelo.

Por otra parte, si tienes un jardín pequeño, o si sólo han crecido hierbas en un rincón, puedes usar una azada. Pero, ¿cómo? Si sólo las cortamos volverán a salir ya que las raíces quedan intactas. Para evitarlo, hay que profundizar un poco más, sin querer hacer un agujero, pero tratando de que la hoja de la azada no quede de manera horizontal cuando impacte contra el suelo.

Pon una malla anti-hierbas

Malla antihierbas de color verde

Es, sin duda, la opción ideal para controlarlas. Es especialmente útil cuando se quiere tener un huerto o un rincón de flores donde las únicas plantas que crezcan sean sólo las que tú quieres. La malla anti-hierbas al ser de color oscuro impedirá que las semillas de hierbas germinen.

Ponerla es sencillo: hay que quitar las hierbas y piedras que haya en el terreno, expandir la malla, y sujetarla con clavos. Para que no se vea a simple vista, se puede cubrir con piedras decorativas, corteza de pino, o incluso con césped artificial.

Usa un herbicida

Un hombre echando herbicida

Los herbicidas son productos que eliminan las hierbas. Hay que tener mucho cuidado con ellos ya que, si elegimos el erróneo, podemos terminar eliminando las plantas del jardín. Por ello, es muy, muy importante leer siempre las etiquetas de los envases.

Herbicidas naturales

Afortunadamente, hay varios alimentos y productos naturales que pueden servir para controlarlas. Y son:

  • Sal: si la esparcimos sobre las hierbas que queramos eliminar, más pronto que tarde veremos cómo se marchitan al perder humedad.
  • Agua hirviendo: tan fácil como esto. Ponemos a hervir agua en una olla, y la echamos sobre aquellas plantas que necesitemos eliminar, teniendo cuidado de no salpicar a las otras.
  • Vinagre: al contener ácido cético, el vinagre es un herbicida que elimina las hojas de las plantas. Por esto, sirve mejor en aquellas que son jóvenes, ya que una vez que las hojas se han secado las raíces no tienen fuerza para que vuelvan a crecer de nuevas. Si mezclamos un litro y medio de vinagre, zumo de limón y una cucharada de jabón en un pulverizador, será mucho más efectivo.

¿Sabes otros remedios anti-hierbas?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *