Cómo cuidar una palmera areca

La Dypsis lutescens es una palmera de varios troncos

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La palmera areca es una planta que muchos tenemos en casa y/o en el jardín. Tiene un tronco muy delgado y unas hojas finamente pinnadas de un color verde muy bonito. Es elegante, y además exótica, algo que ya de por sí sirve para dar un toque tropical al lugar donde se cultive.

Pero ¿cómo cuidar una palmera areca en interior? ¿Y en exterior? Hablamos de una especie que puede ser muy fácil de mantener cuando el clima acompaña, pero cuando no, es bastante exigente.

¿En interior o en exterior?

La areca es una palmera de sombra

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La areca, cuyo nombre científico es Dypsis lutescens, es una palmera multicaule (de varios troncos) originaria de Madagascar. Es, por lo tanto, una planta tropical que no soporta mucho el frío. Así pues, lo más recomendable es tenerla dentro de casa durante, como mínimo, el invierno si en nuestra zona la temperatura baja de los -2ºC.

Pero si no se registran heladas en ningún momento, entonces podremos optar por tenerla en el exterior siempre, o bien dentro de casa, como prefiramos. Ahora bien, si el clima es cálido, yo recomiendo mantenerla fuera, pues será mucho más fácil de mantener sana.

¿Sol o sombra?

Esta planta en interior necesita mucha luz, por eso resulta perfecta para aquellas habitaciones en las que hay ventanas que dan al este, que es por donde sale el sol. Ahora bien, no se tiene que poner junto a la ventana, pues si se hiciera las hojas se quemarían al producirse el efecto lupa. También es importante que se vaya rotando la maceta un poco cada día para que reciba la misma cantidad de luz en todos sus lados, evitando así que unos tallos crezcan más que otros.

La areca en el exterior prefiere sombra, especialmente durante su juventud. Como es una planta que puede medir 3 metros de altura es fácil que con el tiempo le dé el sol en algún momento. Pero si se deja siempre en un mismo sitio se irá acostumbrando poco a poco.

¿Cómo regar la palmera areca?

El riego tiene que ser moderado. En verano tenemos que regar cada 2 o 3 días, pero procurando que la tierra no permanezca encharcada. Por eso, cuando se tenga en maceta no es recomendable ponerle un plato debajo, a no ser que nos acordemos de escurrirlo después. El resto del año necesita un riego más espaciado.

¿Cómo se ha de regar a la palmera areca? Lo ideal es hacerlo echando el agua a la tierra hasta que salga por los agujeros de la maceta, o hasta que se vea bien húmeda si está en el suelo. En caso de estar en el exterior, y solo durante el verano, lo que se puede hacer también de vez en cuando es mojar las hojas con la manguera para que se refresque. Especialmente durante una ola de calor, al atardecer cuando el sol esté ya bajo, es algo que le viene muy bien.

Humedad

La palmera areca es fácil de cuidar

Imagen – Wikimedia/Digigalos

La humedad ambiental tiene que ser alta, independientemente de si está dentro como fuera de casa. Esto no debe preocuparnos si vivimos en una isla o cerca de la costa, pero si por el contrario estamos más en el interior, tendremos que tomar algunas medidas para que sus hojas no se deshidraten, como por ejemplo:

  • Pulverizar/rociar con agua: esto solo aconsejo hacerlo en verano, 2 o 3 veces al día. El agua tiene que ser de lluvia, destilada, o apta para consumo humano.
  • Colocar recipientes con agua alrededor de la palmera: ideal sobre todo para el invierno, y una forma de evitar la aparición de hongos en la planta.
  • Poner muchas plantas cerca: es la opción quizá menos práctica, pero si se colocan algunas macetas a poca distancia las unas de las otras, se consigue que la humedad que hay en ellas aumente.

¿Cuál es la mejor tierra para la areca?

Es una palmera que crece en suelos fértiles y con una capacidad de filtración del agua. Por ello, cuando la tengamos en maceta será preferible ponerle un sustrato que contenga turba y perlita (como este), de esta forma sus raíces podrán crecer sin problemas. Además, hay trasplantarla cada 2 o 3 años, en primavera.

Si por el contrario va a estar en el jardín, el suelo debe ser rico en materia orgánica y tener buen drenaje. Las tierras que son muy compactas y pesadas no son buenas para ella. Asfixian las raíces y, además la vuelven muy vulnerable a los hongos patógenos, como el fitóftora.

¿Cuándo abonar?

Para que pueda crecer en condiciones es muy aconsejable abonarla en primavera y verano. Para ello se utilizan abonos específicos para palmeras (en venta aquí) o para plantas verdes (en venta aquí), aunque también es buena idea usar abonos naturales, como el guano (en venta aquí), el estiércol o el compost. Lo único es que si está en maceta se deben usar abonos líquidos ya que así la tierra va a seguir teniendo buen drenaje.

Asimismo, se han de seguir las indicaciones del fabricante, especificadas en el envase del producto. Si no se hiciera, se correría el riesgo de dañar la planta por sobredosis.

Problema habitual: palmera areca con hojas amarillas

El amarilleo de las hojas en esta palmera es un síntoma de que no se está regando bien. Si las hojas amarillas son las más nuevas, es porque le está faltando agua, pero si por el contrario son las que estás más abajo, entonces es que se riega con demasiada frecuencia.

Recordemos que hay que regar varias veces por semana en verano y menos el resto del año. Además, tenemos que asegurarnos de que el agua sale por los agujeros de drenaje de la maceta, y acordarnos de escurrir el plato en caso de que tuviera uno para que las raíces no estén encharcadas.

Si sospechamos que está pasando sed, podremos colocarla dentro de un recipiente con agua y dejarla ahí unos 30 minutos. De esta forma, la tierra absorberá ese agua y la planta podrá hidratarse. Por otro lado, si se ha regado en exceso, la sacaremos de la maceta y envolveremos la tierra con papel absorbente, y la dejaremos así unas doce horas. Al día siguiente la volveremos a plantar en el recipiente, y trataremos con fungicida que lleve cobre.

Esperamos que disfrutes de cuidando de tu palmera areca. Y si aún no tienes una, puedes conseguirla desde aquí:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.