Cómo evitar hongos en las plantas

Los hongos afectan mucho a las plantas

Imagen – Wikimedia/Gilles San Martin

Los hongos patógenos son, con diferencia, los enemigos más peligrosos que tienen las plantas: una vez que consiguen llegar al interior de las mismas, se propagan con rapidez, y al hacerlo, también las debilitan aún más de lo que lo están ya. Y es que, si tienen algo de bueno, es que solo afectan a las que tienen algún problema previo, como puede ser una plaga, o, lo que es más común, estrés por exceso de agua y/o humedad.

Por eso, aunque solo tengas una maceta, es importante que sepas cómo evitar hongos en las plantas, pues con unas sencillas medidas se puede conseguir tenerlas sanas. De hecho, es mucho más fácil prevenir que curar, así que vamos a ver qué hacer para no tener que preocuparnos por estos microorganismos.

Planta las plantas en una tierra adecuada, tanto si van a estar en el jardín como en maceta

Las plantas han de tener una tierra adecuada

Si hay algo en lo que insisto mucho es en que todas las plantas han de tener una tierra que se adapte a sus necesidades. Por ejemplo, es importante tener presente que un suelo o una tierra muy compactos y/o pesados, serán malísimos para la gran mayoría de plantas; si tienen un pH muy alto, no serán idóneos para las camelias, hortensias, arces japoneses, y demás plantas ácidas; si no retienen mucho tiempo el agua, las flores como las gerberas o los claveles se podrían resentir.

Por eso, vale la pena dedicar un poco de nuestro tiempo para conocer el suelo que tenemos en el jardín, y/o los distintos tipos de sustratos que podemos ponerles a nuestras plantas.

Artículo relacionado:
Guía completa de sustratos: cómo elegir el más adecuado para tu planta

Créeme si te digo que, si haces esto, ya habrás recorrido un largo camino en la prevención de hongos en tus plantas.

Mejora el drenaje de la tierra del jardín y/o del sustrato (si es necesario)

Si bien lo mejor es plantarlas en una tierra adecuada, a veces tenemos que mejorarla. Puede darse el caso de que en tu jardín tengas una tierra que se encharca con facilidad, o de que el sustrato que quieres ponerle a tus macetas sea muy pesado (como la turba negra, por ejemplo) y compacto. ¿Qué hacer en estos casos? Para que las raíces no se pudran, aconsejo tomar las siguientes medidas:

  • En el jardín: puedes crear pendientes, poner tuberías de drenaje que lleven el agua a un aljibe y/o pozo (y así luego podrás aprovecharla para regar). A la hora de plantar, es conveniente hacer agujeros de plantación grandes, de 1 x 1 metros, añadir una capa de unos 30-50 centímetros (dependerá del tamaño de la planta) de arlita (en venta aquí) o greda volcánica (en venta aquí), y luego terminar de llenarlo con un sustrato adecuado.
  • En macetas: si compras un sustrato para plantas que no tiene perlita, lo mejor es que lo mezcles con un 30% de esta. Si se trata de suculentas (cactus y crasas), la mezcla será a partes iguales. Recuerda que la mezcla estándar para las plantas carnívoras es turba rubia sin abonar con perlita al 50%. No uses sustratos viejos, ya que podrían contener esporas de hongos.
Artículo relacionado:
La importancia del drenaje para nuestras plantas

No mojes las hojas al regar si la humedad ambiental es alta

Si vives en las islas o cerca de la costa, mojar las hojas solo favorece la aparición de hongos. Si además las temperaturas son altas, de 20ºC o más, estos microorganismos podrían expandirse rápido y causar graves daños a tus plantas. Incluso yo he visto hongos en interior durante el invierno, con temperaturas de 10-15ºC y una humedad superior al 70%.

Para saber si la humedad es alta o baja, puedes consultar una web del tiempo de tu zona, o conseguir una estación meteorológica doméstica, como estas. Personalmente, recomiendo mucho tener una de estas, ya que así es más fácil y rápido saber qué temperaturas máximas y mínimas hay, el grado de humedad ambiental, y mucho más. Con esta información, se pueden tomar mejores decisiones y cuidar mejor de las plantas.

Cuidado con regar en exceso

El riego de las plantas es una tarea que tenemos que hacer, especialmente si están en macetas, pero si queremos evitar que los hongos causen daños, tenemos que aprender a regar cuando sea necesario, ni más ni menos. Como hay algunas que se han de regar con frecuencia y otras muy de vez en cuando, es muy recomendable usar un medidor de humedad del suelo. Así, sabremos si está seca o no, y actuar en consecuencia.

Para usarlo bien, tenemos que introducirlo en la tierra, metiendo todo el sensor (el »palito») si cabe. De esta manera, obtendremos una información más fiable que si solo lo metemos un poco, ya que las capas más superficiales de la tierra se secan con más rapidez que las que están más en el interior al estar más expuestas.

Huye de las macetas sin agujeros en su base

En serio, una maceta que no tiene orificios de drenaje es un peligro para casi cualquier planta. Solo las acuáticas podrían estar bien en una. ¿Por qué no se deben comprar? Pues bien, porque al regar el agua se queda estancada, y la tierra volverá a absorberla. Eso significa que las raíces permanecerán encharcadas siempre. Por consiguiente, las raíces se empezarán a pudrir y los hongos aprovecharán la debilidad de las plantas para perjudicarlas más.

Asimismo, tampoco es bueno ponerles un plato debajo, salvo que nos acordemos de escurrirlo después de cada riego. De esta forma, las plantas podrán estar tranquilas, y nosotros también.

Realiza tratamientos preventivos contra hongos

Las semillas pueden germinar más rápido con tratamientos pregerminativos

Imagen – Wikimedia/André Karwath

Además de todo lo que hemos hablado hasta ahora, no está de más realizar tratamientos preventivos contra los hongos, como por ejemplo:

  • Si vas a sembrar árboles y/o palmeras, aplícales cobre o azufre en polvo y de nuevo una vez al mes, o bien fungicida polivalente en spray antes de sembrarlas y cada 7-14 días dependiendo de lo que indique el envase.
  • Si la humedad del interior de casa es muy alta, superior al 50%, abre las ventanas para que se renueve el aire. Durante el invierno y/o si tienes animales domésticos y/o niños, es buena idea hacerse con un deshumidificador.
  • En invierno no pulverices las hojas para que los hongos no las dañen, y menos si son plantas que están dentro de casa. Si la humedad es muy baja, es preferible poner recipientes con agua alrededor de la maceta.

Espero que estos consejos te sean de ayuda para evitar hongos en tus plantas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.