Cómo podar un arce japonés

La poda del arce japonés se hace en invierno

El arce japonés es un árbol o arbusto muy querido en los jardines. Sus hojas dan ese toque oriental que tanto gusta tener y, además, no necesitan de muchos cuidados, aunque sí que es cierto que cuando el clima es más cálido del que necesita sí se convierte en una planta exigente.

Así y todo, no hay como proporcionarle los mejores cuidados para que crezca en condiciones. Uno de ellos es la poda, pero ¿cuándo y cómo podar un arce japonés? 

¿Cuándo se poda el arce japonés?

Los arces japoneses necesitan una poda regular

Imagen – Wikimedia/Rüdiger Wölk

El arce japonés es una planta de clima templado de montaña. Vive en zonas donde los veranos son en general suaves, y donde los inviernos son muy fríos, cubriéndose el paisaje de nieve. Con estas condiciones, el árbol lo que hace es crecer en primavera y en verano, para entrar en otoño e invierno en reposo.

Por este motivo, la época de poda es a finales del invierno, cuando las yemas están a punto de despertar (es decir, de aumentar de tamaño, de »hincharse»). Así, las heridas que le produciremos se curarán rápido, puesto que como la planta está reanudando su crecimiento, por sus ramas circulará savia algo más rápido.

¿Cómo podar un arce japonés?

Para podar un arce japonés antes de nada hay que saber que la planta en cuestión tiene que estar sana, o al menos lo suficientemente fuerte para que pueda soportar estas podas. Hay que pensar que con cada corte que le hagamos, el arce japonés gastará energía en cerrar esa herida, y si podamos uno que ya está débil, nos arriesgamos a que no lo supere.

Además, es importante utilizar herramientas de poda adecuadas, y que las limpiemos con agua y jabón lavavajillas antes y después de su uso. Son las siguientes:

  • Tijeras domésticas (como las de cocina por ejemplo) para las ramas verdes de un grosor de 0,5 centímetros o menos. Cómpralas aquí.
  • Tijeras de yunque para las ramas verdes de más o menos 1 centímetro de grosor. En venta aquí.
  • Sierra de mano para las leñosas con un grosor de 2 centímetros o más. Puedes comprarlas desde este enlace.

Poda de un arce japonés cultivado como árbol o arbusto

Podar un arce japonés es mucho más sencillo de lo que parece. Sigue este paso a paso para conseguir tener una planta bien tupida, y con un follaje espléndido:

  1. Quítale todas las ramas muertas, es decir, aquellas en las que no hay rastro de brotes.
  2. Decide qué forma quieres que tenga tu arce: si prefieres que crezca como un árbol alto, quítale las ramas bajas despejando así su tronco; en cambio, si prefieres que crezca más como arbusto, será necesario rebajarle la altura a la guía o rama principal unos 5cm para obligarle a sacar ramas más bajas. Con el tiempo, y a medida que vaya creciendo, solo tendrás que ir seleccionando aquellas ramas que formarán parte del diseño de tu arce.
  3. Por último, solo queda echar los restos de poda al montón de compost.

No te olvides de desinfectar las tijeras o el serrucho de poda con unas gotas de alcohol de farmacia antes y después de haber trabajado con la planta. Así, te asegurarás de que no podrá ser atacado por hongos ni por cualquier otro intruso.

Poda de un bonsái de arce japonés

El bonsai de arce japonés se ha de podar en invierno

Imagen – Wikimedia/Cliff from Arlington, Virginia, USA

Si tienes un bonsái de arce japonés, entonces has de saber que el objetivo de la poda es mantenerlo con un estilo definido. Por ello, lo primero que has de hacer es decidir qué forma quieres que tenga.

Lo más recomendable es fijarse en el tronco, en ver qué forma tiene, y en cómo se distribuyen las ramas. Siempre es mucho más fácil trabajar un árbol como bonsái respetando su desarrollo, que tratar de cambiarlo.

Una vez hayas escogido el estilo, solo tienes que ir podándolo para dárselo. Pero has de tener presente que para que pueda considerarse un bonsai verdadero han de pasar algunos años, durante los cuales se deberá de cuidar y podar para que madure.

Por eso, un esqueje recién enraizado o un plantón no es un bonsái aunque esté cultivado en una bandeja de bonsái. Puede serlo, por supuesto, pero solo si, como decíamos, se va trabajando la poda durante años.

Artículo relacionado:
¿Qué es un Bonsái y qué no lo es?

Paso a paso

Los pasos generales que hay que seguir son:

  1. En invierno, hay que eliminar las ramas que se entrecrucen, así como las que se vean enfermas o rotas. Si tiene chupones, que son brotes que brotan de la base del tronco, también se han de quitar.
  2. A lo largo de todo el año, hay que recortar las ramas. Esto se hace con dos fines: uno, para darle un estilo; y dos, para que ramifique más. Para ello, hay que dejar crecer cuatro o seis pares de hojas, y quitarle 2-3 pares.
  3. Por último, hay que aplicar pasta cicatrizante en las heridas para que cicatricen mejor.
El arce japonés puede podarse pero no de manera drástica

Imagen – Wikimedia/Joe Mabel

Los arces japoneses, cuyo nombre científico es Acer palmatum, son árboles de hoja caduca originarios del este de Asia. Tiene un ritmo de crecimiento razonablemente rápido si las condiciones de cultivo son las apropiadas, y su valor ornamental es, como sabrás, muy alto.

Sus preciosas hojas palmeadas, de colores que van del verde al rojo, pasando por el anaranjado, decoran el hogar de una manera espectacular. Amantes de la tierra y del agua ácidos, se recomienda tenerlos en una ubicación con sombra parcial para evitar que pueda sufrir daños, especialmente si se vive en un clima muy caluroso.

Pero para mantenerlos sanos es aconsejable podarlos, de modo que esperamos que te haya resultado útil este artículo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

12 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   perrotta nelida dijo

    muy claro el informe .gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya servido, Perrota.

  2.   Ana Belén dijo

    Muy útil gracias..lo tengo más claro..veremos que tal..Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Me alegro de que te haya sido útil 🙂 . Un saludo.

  3.   M.jose capilla dijo

    Buenos dias.
    Hace un año plate mi primer arce japones. En este tiempo a crecido una rama hacia arriba descompensada del resto de la arquitectura del arbol. Me da miedo cortarla por si daño su crecimiento. Pero la apariencia que tiene ahira es muy desaliñada. ¿podria cortarla a la altura del resto?
    Muchas gracias por tu atencion.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola M. Jose.
      Sí, puedes hacerlo sin problemas. No le afectará en su crecimiento 🙂 . De todas formas, ponle pasta cicatrizante si esa rama es leñosa; si todavía no ha lignificado no es muy necesaria.
      Un saludo.

  4.   Pumuki dijo

    Hola Monica
    Tengo un arce de 3m que se le están secando las ramas mas altas, sería bueno cortarlas aunque estemos en verano?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Pumuki.
      No, no te lo recomiendo. Espera mejor al otoño.

      Riégalo con quelato de hierro, eso le ayudará.

      Un saludo.

      1.    Karem dijo

        Hola, quería consultar por mi acer que o me dado ningún resultado. Me encantaría enviar una foto del para que me ayudes a recuperarlo.

        1.    Mónica Sánchez dijo

          Hola Karem.

          Claro, puedes enviarnos las fotos de tu arce a contacto@jardineriaon.com

          Saludos 🙂

  5.   Claudia dijo

    Gracias, muy útil la información

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya sido de utilidad 🙂