Cómo podar un limonero joven en maceta

Cómo podar un limonero joven en maceta

Como sabes, a la hora de podar existen varias formas: de formación, para floración, poda drástica… La mayoría de los árboles reciben este tipo de podas a lo largo de su vida. Pero, ¿cómo podar un limonero joven en maceta?

Si no sabes cuándo, cómo y tampoco si es necesario o no podar a un limonero joven, a continuación te hablamos de todo lo que tienes que tener en cuenta sobre este cuidado.

Podar un limonero en maceta, ¿hay que hacerlo?

Podar un limonero en maceta, ¿hay que hacerlo?

Antes de nada hay que considerar cuál es la edad de ese limonero. Si lo acabas de plantar lo más seguro es que no tengas nada que podar porque el arbolito es tan pequeño que lo que necesita es crecer para tener la formación (ya sabes, la guía de tres ramas).

Cuando ya es más joven, y está en esa formación, realmente no es necesario podarlo; solo se hace cuando es imprescindible hacerlo. Y es que, en maceta, un limonero puede producir muchos limones sin siquiera podarlo, siempre y cuando lo vayas cambiando de ubicación según la estación del año.

Ahora bien, sí es cierto que, con el paso del tiempo, la forma que tiene, su silueta, se puede desequilibrar, al punto de que se verá más descuidado y feo que si lo podaras.

Cuándo podar un limonero joven en maceta

Cuándo podar un limonero joven en maceta

La época exacta de podar un limonero no se sabe a ciencia cierta porque va a depender de dónde vivas y dónde lo tengas. En general, los expertos recomiendan esperar a que acaben las heladas para podarlos, es decir, entre el mes de febrero y marzo. Pero en el caso de tenerlo en maceta, muchos opinan que es mejor esperar un poco más, hasta mediados de la primavera (de abril-mayo).

Nuestra recomendación es que te guíes por el tiempo. Si ves que la época de heladas ya ha pasado y que tu árbol empieza a activarse, es el momento de podar para ayudarlo a crecer con más vigor antes de que la savia se active por completo y provoque que, si lo podas, las hojas crezcan más de lo debido (porque esta sigue fluyendo).

Una de las características de la poda de un limonero joven en maceta es que esta no va a ser única. Normalmente se lleva a cabo una primera, en esos meses comentados, y luego, entre junio y octubre, se vuelven a hacer 1-2 podas más para mantener el árbol y, sobre todo, la silueta del mismo. Eso sí, estas deben coincidir con el periodo de descanso del árbol (hay que estar atento a cuándo detiene el crecimiento).

Cómo podar un limonero en maceta

Cómo podar un limonero en maceta

Antes de hablarte de los pasos, tienes que tener en cuenta cómo crece un limonero en maceta. Lo más normal es que lo haga en forma de arbusto, es decir, que tenga un tronco cortito y ramificado desde la propia base. Por eso, para lograr que adquiera algo de tamaño, y que se vea compacto, sin sobresalir demasiado de la maceta, hay que recortar las ramas para darle una forma de bola. Y eso implica podar esos brotes o ramas que salen de la base y que le quitan energía a otras.

Otro punto a tener en cuenta es que los limoneros suelen crecer desde febrero-marzo hasta noviembre. Pero no lo hace de manera continua sino en fases. Tiene una fase de crecimiento, que aproximadamente dura un mes, y luego se para para retomar otra vez la actividad.

Qué herramientas se necesitan para podar un limonero joven

Debido a que hablamos de un limonero joven, las ramas no van a ser muy gruesas, con lo que solo con unas tijeras podrás podarlo.

Además, al tenerlo en maceta, no te va a crecer tanto y tampoco necesitarás una escalera. Simplemente, y para proteger tus manos, te recomendamos que uses guantes, no solo porque los limoneros pueden tener púas sino también para evitar que la savia te irrite la piel.

A la hora de usar las tijeras cerciórate de que están desinfectadas para evitar que se enferme el limonero ante el contacto de otra planta que pudiera enfermarlo.

Qué ramas podar en un limonero

Ahora que lo tienes todo preparado, es hora de empezar a podar un limonero joven en maceta. Si es la primera vez, lo más seguro es que te encuentres que tiene muchos tallos, con lo que deberás elegir uno para darle toda la fuerza. Algunos lo que hacen es cortar poco a poco, a fin de no estresarlo demasiado. El objetivo es conseguir darle la forma de árbol, es decir, un tronco grueso y tres ramas «madre» de las que saldrán las demás.

Las siguientes ramas que debes cortar son aquellas que se vean enfermas, muertas, o débiles. También han de irse fuera.

Finalmente, tendrás las ramas últimas, que te recomendamos cortar unos centímetros solo. Esto sería al principio, conforme avance el crecimiento, tendrás que ir cortando más (en un árbol joven-adulto las ramas deberían estar a unos 20-25 centímetros de largo para que así se diversifiquen).

Otro aspecto importante que debes hacer es sanear el interior de tu limonero, es decir, eliminar ramas que crezcan hacia dentro o aquellas que se cruzan entre ellas. El limonero ha de tener la mayor ventilación posible para que la luz penetre por todo el árbol y así se nutra de manera adecuada.

Después de podarlo te recomendamos que no lo pongas en sol directo porque estará estresado y puede que el sol le dañe. Durante 2-3 días es mejor mantenerlo en sombra y después colocarlo al sol como siempre. También es importante regarlo tras la poda.

¿Puedo tener un limonero en maceta siempre?

Tener un limonero en maceta implica controlar su crecimiento, y que este no vaya a superar una altura de un metro o metro y medio aproximadamente. Pero, para ello, es necesario que tenga todos los nutrientes que necesite para desarrollarse de manera correcta.

Es decir, hay que trasplantarlo cada varios años para cambiarle la tierra a otra con nutrientes y abonarlo varias veces al año. Aun así, el árbol seguiría creciendo y, salvo que le cortes las raíces cuando veas que estas ya no caben en la maceta, la otra opción que tendrías sería plantarlo en el suelo y dejar que se active su crecimiento.

¿Has podado alguna vez un limonero joven? ¿Qué fue lo más difícil para ti?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)