¿Cómo sembrar rosales?

El rosal es un arbusto que se siembra en primavera

Los rosales son plantas tan bonitas que, pese a sus gruesas espinas, siguen ocupando un lugar destacado en jardines, patios y terrazas de las regiones templadas del mundo. Muchas de las variedades que se venden florecen durante varios meses seguidos, empezando en primavera y terminado cuando llega el frío, por lo que ¿quién no quiere tener unos cuantos ejemplares a bajo coste?

Para ello, lo que se puede hacer es adquirir semillas y sembrarlas. Ahora bien, ¿cómo sembrar rosales? No es tan fácil como podría parecer, pues para germinar es necesario que estén expuestas a temperaturas bajas, no extremas, pero sí frescas.

¿Cuándo se siembran los rosales?

El fruto del rosal es el escaramujo

Si tenemos en cuenta que las semillas deben de estar expuestas al frío, lo que haremos será sembrarlas en otoño, que es además la época en la que el fruto del rosal -el escaramujo- ya ha terminado de madurar.

De todas maneras, si no tienes claro cuándo recolectarlo exactamente, déjame decirte que solo tendrás que esperar a que el tallo que une el fruto con la rama de la planta, llamado pedúnculo, se ha secado.

Cuando lo haya hecho, entonces podrás estar seguro de que el escaramujo y las semillas que contiene han terminado de madurar. Pero si aún está verde, significará que aún recibe alimento, y eso solo puede significar una cosa: que todavía no está maduro.

¿Qué se necesita para sembrar semillas de rosal?

Para lograr que germinen lo antes que sea posible, vamos a necesitar lo siguiente:

  • Un vaso con un poco de agua
  • Un recipiente de plástico transparente con tapa pequeño
  • Vermiculita (en venta aquí)
  • Cobre en polvo, o un fungicida polivalente en spray (en venta aquí)
  • Macetas
  • Regadera
  • Semillas

Y también una nevera si en tu zona los inviernos son suaves o cálidos, sin heladas.

Muchas de estas cosas seguramente ya las tengas, y es que cuando se trata de conseguir nuevas plantas sembrando sus semillas, no es necesario gastarse mucho dinero.

¿Cómo se siembran los rosales?

Una vez que se tienen las semillas, lo primero que debemos hacer es introducirlas en un vaso con agua. Así, podremos saber si son viables o si por el contrario no lo son. En el primer caso, veremos que se hunden; en el segundo, se quedarán flotando. Como a veces las que pueden germinar tardan un poco en hundirse, aconsejo dejarlas en el vaso 24 horas.

El siguiente paso será humedecer la vermiculita y llenar con ella el recipiente de plástico. No es necesario que se llene del todo, pero sí es aconsejable. A continuación, cogeremos las semillas y les daremos un »baño» con cobre o con el fungicida para minimizar el riesgo de que los hongos las estropeen.

Después, procederemos a sembrarlas en el recipiente. Hay que introducirlas más o menos hasta la mitad antes de cerrar el recipiente y de meterlo en la nevera (en la parte de los yogures y demás). Durante varias semanas, hasta la primavera, hay que sacar el recipiente y abrirlo para que se renueve el aire.

En cuanto las temperaturas superen los 15ºC, será el momento de sembrar las semillas en una maceta de unos 8,5cm o 10,5cm de diámetro. Pero, ¿cómo? Muy fácil: solo hay que llenarla casi del todo con vermiculita o tierra para semilleros, y después de regar se colocan las semillas sobre la superficie, enterrándolas un poquito.

Es muy importante que se siembren separadas, es decir, no hay que amontonarlas ni ponerlas muy juntas, pues si llegasen a germinar todas, sería difícil que al separarlas sobreviviesen todas. Es más, para no correr riesgos, lo mejor es que se siembren unas 3 o 4 en cada maceta. Así, será más sencillo que todas se desarrollen bien desde el principio.

¿Cómo se cuida el semillero de rosal?

Las semillas de rosal se siembran en otoño

Cuando ya tienes sembradas las semillas, empieza la tarea de cuidar el semillero. Nos interesa que las semillas germinen lo antes posible, de modo que lo que haremos será dejar la maceta en el exterior para que a medida que avance de la primavera, estas despierten. Pero ojo, no lo harán si no reciben suficiente luz y/o si se riega tanto que la tierra permanece encharcada.

Por eso, lo ideal es colocar el semillero o maceta en una zona soleada, y a continuación ir regándolo varias veces por semana por abajo; es decir, por el método de la bandeja, el cual consiste en colocar un plato o bandeja debajo de la maceta y llenarlo para que la tierra absorba el agua desde abajo. Así, se evita que las semillas se desplacen, algo que sucedería si se regase ‘por arriba’.

Ahora, ¿cada cuánto hay que regar? La tierra tiene que permanecer húmeda, pero nunca encharcada, pues de lo contrario las semillas se pudrirían. Entonces, para evitar que eso suceda, se regará cada 3 o 4 días, o más seguido si vemos que la tierra se seca rápido. Asimismo, y con el fin de evitar hongos, le aplicaremos fungicida en spray una vez por semana.

¿Cuánto tardan en germinar las semillas de rosales?

El tiempo que tarden va a depender mucho de la viabilidad de las semillas, de si se recogieron de la planta o de si son compradas por Internet, así como de las condiciones meteorológicas de nuestra zona.

Pero suponiendo que son frescas y viables, si va todo bien no deberían tardar más de un mes desde que se sembraron en macetas, después de haber estado en un recipiente de plástico durante el invierno.

Mucha suerte con las semillas de rosal.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.