Consejos sobre la plantación de almendros

Ejemplar de Prunus dulcis o almendro

Los almendros son árboles caducifolios muy bonitos: tienen una copa amplia, la cual se llena de preciosas flores blancas o rosadas durante la primavera temprana, y además dan frutos comestibles que están deliciosos incluso inmaduros. Pero si se quiere disfrutar de ellos es muy importante tener en cuenta algunas cosas, puesto que de lo contrario los problemas no tardarán en surgir.

Así que para que eso no te pase, te voy a ofrecer una serie de consejos sobre la plantación de almendros.

Otoño o finales de invierno, buen momento para plantarlos

Almendras en Prunus dulcis

Los almendros, cuyo nombre científico es Prunus dulcis, son árboles que pierden las hojas en otoño-invierno. Esto significa que reposan desde entonces hasta la primavera, de modo que si quieres plantarlos en tu huerto o jardín el mejor momento para hacerlo es cuando no tienen follaje. ¿Por qué? Porque es una época en la que no hay riesgo -o este es mínimo- de que se pierda savia al no haber casi crecimiento. Eso sí, si se producen heladas tardías hazlo mejor a finales de invierno, pues de lo contrario las plantas lo pasarían mal.

Plántalos en un terreno arcilloso y bien drenado

A estas plantas les gusta el terreno arcilloso, con buen drenaje. Los he visto crecer incluso en aquellas tierras que han estado algo castigadas. Para que puedan estar bien, aconsejo plantarlos en suelos que tengan esas dos características: pH entre 6 y 7, y buena capacidad de filtración del agua. 

Deja una separación de unos tres metros entre ellos

Los almendros son árboles que no crecen mucho en altura (unos 5-6 metros), pero sí en anchura. Su copa se amplía hasta los 3-4 metros, y aunque se puede podar para que no sea tan ancha, hay que saber que hacerlo significaría tener menos almendras. Por ello, es muy aconsejable dejar unos 5 metros como mínimo entre árbol y árbol, puesto que así podrán desarrollarse correctamente.

Haz un agujero de plantación profundo

Prunus dulcis

Las raíces son fuertes, pero lo ideal es facilitarles un poco su enraizamiento. De ahí que sea muy recomendable hacer un agujero de plantación profundo, de 1m x 1m, aunque los árboles sean jóvenes. De esta manera, te aseguro que se sentirán ”como en casa” en menos tiempo del que crees.

Antes de sacarlos de las macetas, echa un par de cubos de agua en los agujeros para que pueda ser absorbida por el sistema radicular.

¿Necesitas más información sobre los almendros? Haz clic aquí.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.