Errores al comprar muebles de exterior

Errores al comprar muebles de exterior

Los muebles de exterior tienen una serie de características que no se ven en los de interior. Sin embargo, muchas veces cometemos errores al comprar muebles de exterior porque no nos fijamos en ciertos aspectos, o simplemente porque nos dejamos «enamorar» por un tipo de mueble que no es el adecuado.

¿Qué implica esto? Pues que de un año para otro tengas que estar cambiando los muebles y, con ello, un desembolso económico que, a la larga, no se puede permitir. Por eso, aquí te acercamos algunos de los errores al comprar muebles de exterior más habituales que deberías evitar a toda costa.

No ceñirte al presupuesto

Muchas veces habrás establecido un presupuesto para comprar algo y, al final, has acabado estirándolo, a veces demasiado, para comprar algo que consideras es mejor (a veces puede no serlo sino que te guste más que otros modelos). Esto es un error porque si has establecido un presupuesto es porque puedes gastarte ese dinero y no otro.

Es verdad que siempre vas a encontrar muebles de exterior que sean más bonitos o que se salgan del presupuesto, pero si tienes un límite, intenta no pasarlo porque a la larga repercutirá en tu estilo de vida.

Errores al comprar muebles de exterior

No tener en cuenta el espacio

Uno de los errores al comprar muebles de exterior es pensar que tu espacio es infinito. Pero no es así. Siempre tendrás unos metros cuadros que no puedes estirar, por mucho que quieras. Y esto provoca que lo que compres no sea ni funcional ni tampoco te sirva para mucho.

Por ejemplo, imagina que tienes un espacio de 10 metros cuadrados, y empiezas a comprar que si una mesa, sillas, un sofá, unas estanterías que van a juego… En definitiva, muebles que necesitan un espacio mínimo de 15 metros cuadrados para colocarse y permitir el paso entre ellos (así como el poder usarlos). Lo único que habrás conseguido es que el lugar se vea demasiado lleno (con la consiguiente sensación de agobio) y que no puedas utilizarlo bien. Además de ese desembolso de dinero que al final no te sirve para nada.

Antes de comprar muebles de exterior procura conocer cuál es el espacio de que dispones y cuáles son los muebles más importantes que necesitas. A veces es mejor quedarse con una decoración minimalista que permita disfrutar de una sala más amplia, que llenarla y que dé la sensación de opresión.

Comprar muebles baratos

Ojo, no nos estamos refiriendo a que los muebles de exterior sean caros. Pero siempre hay un equilibrio entre la calidad y lo económico. Y en este caso es donde no debes escatimar demasiado porque la inversión que hagas se te devolverá en años que permanecerán contigo esos muebles.

En otras palabras, si compras muebles para exterior baratos, lo único que conseguirás es que no tengan mucha calidad y que te duren, con suerte, dos o tres años, a veces menos. En cambio, si inviertes un poco más, podrías hacer que te duraran muchos más años, con lo que amortizas fácilmente lo que has pagado por ellos.

Errores al comprar muebles de exterior

La comodidad, uno de los errores al comprar muebles de exterior

Imagina que has comprado una silla de diseño para tu casa. Te ha costado lo tuyo pero es especial porque está hecha de una forma determinada y porque el diseñador es famoso. Te llega, te sientas y… a los cinco minutos tienes que levantarte porque es muy incómoda.

Quizá pruebes dos o tres veces más antes de acabar poniéndola en un rincón de la casa y no usarla más en la vida. ¿Te suena?

Pues con los muebles de exterior te va a pasar igual. Si los compras, antes debes haber probado que realmente sean cómodos, porque de lo contrario acabarán en la terraza o el jardín pero no los usarás, y será un desperdicio de dinero.

Es verdad que en las tiendas eso de probar es cuestión de 1-2 minutos (y en ese corto periodo de tiempo todo está cómodo). Pero siempre puedes ver si te permiten probar unos días y devolverlos si no te convencen.

No tener en cuenta que los muebles de exterior se quedan en el exterior

No tener en cuenta que los muebles de exterior se quedan en el exterior

Salvo que tengas un lugar donde ubicarlos cuando termina el verano y empieza la época fría, los muebles de exterior siempre van a quedarse a la intemperie. Esto quiere decir que van a sufrir el viento, la lluvia y el sol.

Por eso, los muebles han de estar hechos con materiales que resistan todas esas condiciones, pero que a la vez sean funcionales. Por ejemplo, unos muebles de hierro son muy resistentes, pero la exposición al sol los hace tan calientes que podrías quemarte si los tocas; y lo mismo pasa con el frío.

En general, uno de los materiales más utilizados en muebles de exterior es el rattán sintético, que se sabe que aguanta muy bien las inclemencias del tiempo y que solo tienes que lavarlo para que quede como nuevo. Junto a este también se recomiendan los muebles de madera o de teca. Y, sobre todo, un mantenimiento de los muebles.

Comprar muebles de interior para el exterior

Comprar muebles de interior para el exterior

Hay veces que, a la hora de ir a ver muebles, los de interior pueden gustarte más que los de exterior (porque estos son más limitados). Pero uno de los errores al comprar muebles de exterior es precisamente utilizar algo que no está fabricado con ese uso. Lo único que conseguirás es que, en pocos meses, el mueble esté para tirarlo a la basura.

Si no quieres que pase eso, porque realmente es como si tiraras dinero a la basura, intenta ceñirte a los muebles de exterior que son los que está hechos con materiales que resisten el sol, el viento, la lluvia y el uso.

Olvidarte de los muebles tras el verano

Otro gran error es pensar que los muebles de exterior solo sirven para el verano, cuando en realidad no es así. Puedes utilizarlos en cualquier época del año, pero es cierto que, si quieres que te duren, debes protegerlos para que no se deterioren.

Esto no quiere decir que no vayas a poder disfrutar de ellos, pero sí que tienes que colocarlos de forma que los protejas, por ejemplo, de la lluvia, sobre todo los cojines, o de que la tela se pase o ceda si le cae continuamente agua y se forma una balsa en ella (porque después será más incómoda usarla).

¿Conoces más errores al comprar muebles de exterior?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.