Graptosedum

El graptosedum es una planta crasa

Imagen – Wikimedia/Dinkum

El Graptosedum es una planta crasa preciosa. Puedes tenerla prácticamente donde desees, mientras no le falte luz y esté creciendo en una tierra que drene el agua bien. Además, si en todo momento se tiene presente que soporta mucho, mucho mejor la sequía que el encharcamiento, será fácil que te dure unos cuantos años.

Pero si deseas saber cuáles son los cuidados que hay que darle, y así lograr que vaya creciendo con salud, a continuación te vamos a hablar de todo ello.

¿Qué es Graptosedum?

El Graptosedum es una crasa pequeña

Imagen – Flickr/PINKE

Se trata de una serie de plantas crasas que no encontrarás en la naturaleza, ya que han sido creadas por el ser humano. De hecho, es un híbrido entre Graptopetalum y Sedum. Dependiendo de cuáles hayan sido las especies de cada género que escogió, tendremos unos cultivares u otros. Por ejemplo, el Graptosedum Bronze es el resultado del cruce entre Graptosedum paraguayense y Sedum stahlii.

Pero independientemente de esto, hablamos de un tipo de planta muy concreto, que desarrolla tallos más o menos rectos y relativamente cortos, de los cuales brotan hojas carnosas que se agrupan en rosetas. Estas pueden ser de diversos colores, siendo habitual el verde (o alguna de sus múltiples tonalidades) y el rosado.

Las flores también son pequeñas y carnosas, y surgen de un tallo de unos 5-7 centímetros de largo. Florecen durante el verano.

¿Cómo se cuida el Graptosedum?

El Graptosedum es una planta crasa no cactácea, lo que significa que no está emparentado con los cactus. Ahora bien, como ellos, sí es una suculenta, ya que utiliza su cuerpo para almacenar agua, lo cual le ayuda a resistir la sequía. Además, si hablamos ahora de sus necesidades de cultivo, son muy parecidas a las que tienen las cactáceas, que es por lo que es interesante para principiantes y, también, para aquellas personas que busquen plantas de bajo mantenimiento.

Así que si quieres saber cómo cuidar Graptosedum, toma nota:

¿Interior o exterior?

El Graptosedum es una planta suculenta

Imagen – Flickr/PINKE

Para responder a esta pregunta, primero tenemos que hacernos otra: ¿puede resistir las temperaturas de nuestra zona? Y es que si la respuesta es afirmativa, podremos optar por tenerlo en el exterior todo el año, pero si no es así, no nos quedará más remedio que cultivarlo dentro de casa a diario, o bien solo en otoño e invierno.

Y bien, de nuestro protagonista has de saber que es muy friolero; es decir, muy sensible al frío. Lo ideal es que la temperatura se mantenga entre los 10ºC y los 40ºC, pero puede aguantar hasta los 0 grados.

Sabiendo esto, podrás elegir si tenerlo fuera o dentro de casa.

¿Sol o sombra?

Es recomendable que se acostumbre a estar expuesto a la luz del sol de forma directa. Esto se hace poco a poco, dejándolo una hora por la mañana temprano o por la tarde al sol, y luego llevarlo a una zona protegida. Con el transcurso de las semanas, hay que ir aumentando el tiempo de exposición en 30 o 60 minutos, pero no más pues de lo contrario nos arriesgaríamos a que se quemase.

Si esto no es posible, el Graptosedum es una suculenta que puede estar en semisombra, o incluso en un lugar donde haya mucha claridad haya o no luz directa.

¿Cuándo regar?

Es una crasa que soporta muy bien la sequía, pero eso no significa que no haya que regarlo nunca. Es más, puede llegar a ser tan perjudicial la falta como el exceso de agua. Pero, eso sí, sería mucho más fácil recuperarlo si estuviese seco y no ahogado, ya que solo tendríamos que humedecer bien la tierra y, a partir de entonces, regar de forma más seguida.

Por el contrario, si nos hemos excedido con el riego, tendremos que sacarlo de la maceta (o del suelo), quitarle la tierra de las raíces, mirar a ver si hay alguna -raíz- que esté negra y cortársela, y aplicarle un tratamiento con fungicida. Después, solo después, se podrá plantar en una maceta con agujeros y con tierra nueva.

Ahora, ¿cuándo hay que regarlo para que no surjan problemas? Pues lo mejor es que hacerlo cuando la tierra esté completamente seca. Esto se sabe fácilmente si se coge la maceta y se nota que pesa poco. Ahora, si tienes dudas, coge un palito de madera y úsalo para comprobar la humedad de dicha tierra. Si al extraerlo del recipiente ves que está prácticamente limpio, entonces es que está seca y has de regar.

¿Qué tierra necesita?

La tierra para el Graptosedum ha de ser ligera y arenosa, con un buen drenaje. Por eso, si la tierra que tienes en el jardín es arcillosa por ejemplo, como esta es compacta y pesada, tendrás que cavar un hoyo de plantación de unos 30 x 30 centímetros y, luego, llenarlo con un sustrato para cactus y otras suculentas como este.

En el caso de que vaya a estar en maceta, le pondremos ese sustrato también.

¿Se ha de abonar?

El Graptosedum es una crasa pequeña

Imagen – Flickr/Zruda

No está de más. Siempre que tengamos una planta en maceta -a excepción de si se trata de una carnívora, ya que estas no se han de abonar nunca- sí que podremos echarle algún abono de tanto en cuando para conseguir que crezca bien.

Para abonar al Graptosedum, y dado que se trata de una crasa o suculenta no cactácea, le echaremos un fertilizante específico para este tipo de plantas en primavera y verano, como este. Ahora, en el caso de que vaya a estar en el exterior, recomendamos aplicarle un abono orgánico como el guano.

¿Cómo se multiplica?

Únicamente por esquejes de tallo. Pero no te preocupes, porque es bastante sencillo. En primavera, has de cortar un trozo y dejarlo en un lugar seco y con sombra para que la herida cicatrice durante unos 4 a 7 días. Y pasado ese tiempo, tienes que plantarlo en una maceta pequeña con agujeros en su base llena de sustrato para suculentas.

En el transcurso de las dos siguientes semanas, producirá sus raíces.

¿Cuándo hay que plantarlo en el suelo o en otra maceta?

Cuando se le salgan las raíces por los agujeros de la maceta en la que está, o cuando hayan pasado varios años (4-5) desde el último trasplante, entonces podrás plantarlo o bien en otra maceta, o bien en el jardín.

Pero espera a que llegue la primavera y a que esta se termine de asentar, pues si hubiese alguna helada, aunque fuese muy débil, le causaría daños importantes.

¿Cuál es su resistencia al frío?

Es prácticamente nula; de hecho, si hay heladas habrá que meterlo en casa para que no lo pase mal.

¿Tienes algún Graptosedum en la colección?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.