Hidroponía y cultivos hidropónicos: cultivando plantas sin tierra

Se pueden cultivar hortícolas pequeñas en sistemas hidropónicos

¿Has oído hablar de la hidroponía y de los cultivos hidropónicos? Este es un sistema de cultivo muy interesante, que ofrece varias ventajas frente al cultivo tradicional, y que en muchos casos podría ser una opción para las familias que no tienen terreno para cultivar su huerto pero que quieren disponer de verduras frescas.

Entender este sistema no es muy difícil, pero cuando te quieres iniciar es completamente normal que surjan muchas dudas. Así que en este artículo te voy a contar todo lo que necesitar saber para comenzar a disfrutar de esta curiosa forma de cultivar plantas.

¿Qué es la hidroponía?

La hidroponía es un sistema de cultivo sin tierra

Hidroponía es una palabra compuesta por ”hidro” que significa agua, y ”ponia” que se traduce como labor o trabajo; es decir, que es un sistema de cultivo sin tierra. Aunque se ha modernizado en los últimos tiempos, se sabe que hace unos 2600 años, en Babilonia, el Rey Nabucodonosor I mandó construir los jardines colgantes en los que se cultivaban plantas de esta manera.

¿Cómo funciona?

Toda planta que se precie necesita luz, agua y una cantidad equilibrada de nutrientes. Estos nutrientes son absorbidos por las raíces de forma regular, cada vez que se mezclan con el agua o cada vez que lo necesiten -dependiendo del tipo de sistema que se tenga-, consiguiendo así una salud muy buena y un crecimiento óptimo.

Si bien se podría pensar que apenas pueden crecer en este sistema, lo cierto es que va a depender mucho del tipo de conglomerado y de lo grandes que sean los espacios destinados para los seres vegetales. De todos modos, solo se recomienda cultivar plantas comestibles pequeñas, como lechugas, tomateras, pimientos, etc.

Tipos de sistemas hidropónicos

Puede ser abierto o cerrado:

Sistema hidropónico abierto

La solución de los nutrientes se mezcla con el agua cada vez que es necesario, sin ser reciclada, como por ejemplo se hace en las camas de cultivo o en los tubos de PVC.

Sistema hidropónico cerrado

En este sistema, la solución de los nutrientes circula de manera continua, de modo que las raíces pueden ir absorbiéndolas cada vez así lo requieran. Es lo que se hace si se cultiva en canales de PVC, o con la técnica de la Película de Nutrientes (o NFT por sus siglas en inglés), entre otros.

¿Cuáles son los nutrientes esenciales para las plantas?

La hidroponía es un sistema de cultivo

Si queremos tener nuestro sistema de hidroponía funcionando correctamente, es fundamental saber cuáles son los nutrientes que las plantas necesitan, ya que de lo contrario no podremos abonarlas de un modo adecuado:

Macronutrientes

  • Nitrógeno (N): lo usan para producir hojas y crecer.
  • Fósforo (P): es el encargado de estimular y favorecer el crecimiento de las raíces, flores, frutos y semillas. También ayuda a combatir enfermedades.
  • Potasio (K): ayuda en el desarrollo de los tallos, y también a crecer.
  • Azufre (S): es requerido en la formación de proteínas y clorofila.
  • Calcio (Ca): es el encargado de que la pueda pueda transpirar, y ayuda en la protección contra las enfermedades y el estrés por temperatura alta.
  • Magnesio (Mg): es esencial para la producción de la clorofila, y por lo tanto, para que se pueda realizar la fotosíntesis.

Micronutrientes

  • Cloro (Cl): es necesario para las reacciones fotosínteticas que produce el oxígeno.
  • Hierro (Fe): esencial para sintetizar la clorofila.
  • Boro (B): interviene en la polinización y en la utilización del calcio.
  • Manganeso (Mn): activa algunas enzimas, y es necesario para liberar oxígeno en la fotosíntesis.
  • Zinc (Zn): forma parte del compuesto de algunas enzimas.
  • Cobre (Cu): esencial para la respiración y es necesario para el proceso de la fotosíntesis. También ayuda a intensificar el sabor y el color de hortalizas y flores.
  • Níquel (Ni): es el encargado de metabolizar el nitrógeno ureico con el fin de convertirlo en amoníaco utilizable para las plantas.
  • Molibdeno (Mo): fija el nitrógeno y reduce los nitratos.

Sabido esto, podrás realizar una mezcla correcta de nutrientes, en función de la estación del año en la que te encuentres.

¿Cuáles son los requisitos para poder tener un cultivo hidropónico?

Para que las plantas puedan estar creciendo bien y tú puedas disfrutar de una excelente cosecha, es necesario que tengas en cuenta lo siguiente:

Ubicación

El sitio ideal debe ser soleado, o cuanto menos recibir un mínimo de seis horas de luz directa al día. Además, es importante que esté alejado de los fuentes vientos, plantas enfermas y de animales domésticos.

Por una cuestión de comodidad y practicidad, es necesario que haya una fuente de agua cerca y una zona segura donde guardar los nutrientes.

Temperatura y humedad

Las lechugas se pueden cultivar en hidroponía

Se aconseja que la temperatura se sitúe entre los 20 y los 24ºC, con el fin de que las raíces puedan absorber los nutrientes con facilidad y las plantas estén lo mejor posible. Ten en cuenta que los cambios en la temperatura van a conllevar algunas variaciones en el porcentaje de humedad, el cual debe de situarse entre el 40 y el 60%.

Agua

El agua es esencial para la vida, y cuando queremos tener nuestro propio cultivo hidropónico esa afirmación adquiere mayor importancia si cabe. Por eso, ha de ser lo más pura y limpia posible, de ahí que se prefiera el agua destilada, con una baja conductividad eléctrica (EC) y unos niveles de partes por millón (PPM) bajos.

Además el pH debe de estar entre 5.8 y 6.2, a menos que cultives en tierra que será de entre 6 y 6.8. El pH mide la alcalinidad de una solución en una escala que va de 0 a 14, considerándose ácida por debajo de 7, neutra en 7, y alcalina por encima de 7.

Abonos hidropónicos

Hoy día encontrarás a la venta soluciones nutritivas para los cultivos hidropónicos listas para su aplicación, ya sean líquidas o en polvo. Lo que verás son tres números, los cuales indican la proporción de NPK que contiene. Así, si es 15-15-15, te está indicando que contiene un 15% de nitrógeno, otro de fósforo y otro de potasio. El restante 55% es básicamente agua y micronutrientes.

Los abonos líquidos simplemente hay que mezclarlos con el agua tal y como se indica en el envase; en cambio los que son en polvo pueden requerir además algún regulador de pH.

Iluminación

Las plantas precisan luz para realizar la fotosíntesis y, por ende, también para crecer, florecer, fructificar… y en definitiva, para estar vivas. Sabiendo esto, si quieres tener un sistema hidropónico 100% completo, debes de asegurarte de que reciben unas 15-18 horas de luz en pleno crecimiento, y entre 10 y 12 horas durante la floración.

¿Cómo se consigue eso? Con lámparas MH. Estas lámparas emiten un espectro de luz azul-verde, el cual es ideal para la etapa de crecimiento. Por otra parte, si vas a cultivar también esquejes, o plantas de corta vida, a ellos les irá mejor la iluminación T5, que es una luz fluorescente de alto rendimiento y que tiene un muy bajo consumo de energía.

Asegúrate de que se encienda y se apague siempre a la misma hora todos los días, ayudándote por ejemplo de un temporizador. De esta manera, no se producirán desajustes en el desarrollo ni crecimiento de las plantas.

Tamaño del jardín hidropónico

El espacio disponible no es algo de lo que debas de preocuparte. Hay jardines hidropónicos muy pequeños, de 1m, y hay otros más grandes de hasta 200m. Así que si no dispones de un lugar muy amplio, tranquilo porque podrás cultivar suficientes verduras por unos meses.

Recipientes

En realidad, cualquier cosa no metálica que sea impermeable y que tenga una profundidad de unos 10cm como mínimo puede servirte: neumáticos, cubos de plástico, cajas de madera,… Eso sí, es aconsejable que sean también de colores oscuros y opacos, pues las algas tienden a desarrollarse mejor en los que son de colores claros.

Sustratos para cultivos hidropónicos

Los sustratos a utilizar deberán ser nuevos, no contaminados y ser capaces de mantener la humedad y de drenar el agua que sobre. Asimismo, deben de estar compuestos por partículas pequeñas, de entre 2 y 7mm, y no se han de degradar con facilidad. Por ello, se aconsejan las siguientes mezclas:

  • 50% akadama (en venta aquí) + 50% arena de río previamente lavada
  • 60% pómice + 40% arlita (en venta aquí)
  • Agua de lluvia limpia

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la hidroponía?

La hidroponía es un sistema de cultivo en el que se previenen las enfermedades fácilmente

Ventajas

El cultivo tradicional de plantas es una opción muy interesante y didáctica, pero lo cierto es que a la hora de compararlo con la hidroponía enseguida veremos que esta tiene muchas ventajas:

Se previenen las plagas y enfermedades

Al usar sustratos y agua limpios, se previene la aparición tanto de plagas como de los microorganismos que causan enfermedades, y aún y en el caso de que hubiera, es más fácil eliminarlas. Por lo cual, se consiguen unos cultivos mucho más sanos y fuertes.

Se pueden cultivar las mismas especies una y otra vez

Los nutrientes disponibles en la tierra se van agotando a medida que las raíces los van absorbiendo, algo que obliga a todo jardinero, agricultor o aficionado a tener que echar abonos al suelo, fertilizándolo. Este problema con la hidroponía se elimina, pudiendo cultivar una misma especie cuantas veces queramos.

Se consiguen mayores cosechas en un mismo espacio

Gracias a que se disponen de varios sistemas en los que se pueden plantar muchos ejemplares. Y como cada uno de ellos tendrá la cantidad de nutrientes que precisa, podremos estar seguros de que llegarán a madurar todos.

Se obtienen plantas más sanas

Al ser nosotros los encargados de proporcionarles todo lo que requieren, consiguen tener un suministro equilibrado luz, aire, agua y por supuesto nutrientes.

No es necesario el uso de tierra

El agua, siempre que sea de lluvia y esté limpia, es un excelente medio en el que pueden crecer las plantas. Además, se puede controlar por completo los nutrientes disponibles, y es posible reutilizarla al mantenerse en el sistema.

Desventajas

Pero también tiene algunos inconvenientes, que son:

Se necesita un suministro de agua constante

Sin agua, ninguna planta podrá crecer. Hay que recordar que hidroponía significa cultivar sin tierra, pero si no se dispone de ese preciado líquido, no se conseguirá nada.

Se necesita tiempo

Para obtener conocimientos básicos de cultivos hidropónicos, para aprender todo sobre el abonado, para cuidar de las plantas, y para la prevención y tratamiento de plagas y enfermedades.

La inversión inicial puede ser alta

Un kit completo y profesional te cuesta como mínimo unos 400€, lo cual es mucho. Pero es un dinero que terminas recuperando con el tiempo, ya que no tendrás la necesidad de gastártelo en productos fitosanitarios si cuidas al máximo los detalles, y controlas que tanto el agua, como el sustrato y el sistema estén limpios. Aparte, que también te ahorras el coste de comprar la comida que tú, desde semillas, vas a conseguir…, y esos sobres de semillas en la actualidad cuestan 1-2 euros 😉 .

¿Cómo hacer una hidroponía casera?

A estas alturas seguramente pienses que la hidroponía está reservada solo para los profesionales, pero la realidad es que no es del todo cierto. Sí que exige adquirir algunos conocimientos técnicos, pero ello no significa que ese sea un mundo al que los aficionados no podamos entrar. Para nada.

De hecho, puedes tener tu propio jardín hidropónico en una simple botella de 2 litros. ¿No me crees? Sigue estos pasos y luego me cuentas 😉 :

Materiales

  • Botella de 2l
  • Fibra de coco (en venta aquí)
  • 1l de agua
  • 1-2 mechas de tela
  • Papel de aluminio
  • 1l de abono para hidroponía (en venta aquí)
  • Semillas de hortícolas pequeñas: tomates, pimientos, lechuga, albahaca,…
  • Rotulador permanente
  • Tijeras
  • Kit corrector de pH

Paso a paso

  1. Primero, limpia a consciencia la botella -con agua-.
  2. Después, marca una línea con el rotulador, a unos 5cm por debajo del orificio, donde la curvatura de la botella desaparece.
  3. Ahora, corta la botella por la línea y coloca la parte cortada dentro, boca abajo. Llena de agua la mitad inferior, hasta que veas que llega casi tapa la parte más estrecha de la parte que has introducido.
  4. Luego, en caso de ser necesario hay que corregir el pH del agua, de tal modo que se sitúe entre 6 y 6.5.
  5. El siguiente paso es añadir la mecha, pasándola a través de la boca de la botella y haciendo que llegue hasta más o menos dos tercios de la altura de la zona que servirá de crecimiento, esto es, la de arriba.
  6. A continuación, rellena la parte de arriba con fibra de coco previamente humedecida. Procura que la mecha quede más o menos en el centro.
  7. Por último, siembra dos o tres semillas, dejándolas algo separadas entre sí. Más adelante, cuando hayan crecido un poco -a las 2 o 3 semanas después de la siembra-, tendrás que dejar solo una, la más fuerte.

Para que el jardín esté libre de plagas y enfermedades, es aconsejable envolver la botella con algo opaco, como el papel de aluminio.

¿Dónde comprar sistemas hidropónicos?

Amazon

Kit de cultivo hidropónico

En este gran centro comercial online encontrarás una gran variedad de kits de cultivo hidropónico, a buenos precios, como por ejemplo, uno con 36 hoyos hechos con PVC que vale 89,90€ de la marca HUKOER y que puedes conseguir desde aquí.

Kit de cultivo hidropónico de la marca Garland

O este otro, más compacto y de un diseño realmente bonito de la marca Garland, que mide 62 x 40 x 47cm, que cuesta 93,61€ y que puedes comprar aquí.

Asimismo, encontrarás todos los accesorios y productos necesarios para cultivar tus plantas en con estos sistemas.

Tiendas especializadas

Comprar en tiendas especializadas en hidroponía es una muy buena opción, ya que cualquier empleado podrá resolverte todas las dudas que tengas al momento.

Y con esto terminamos. Esperamos que hayas aprendido mucho sobre la hidroponía y los cultivos hidropónicos, y te animes a probar 🙂 .

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Alicia Régoli dijo

    Siempre son bienvenidas estas noticias sobre opciones menos conocidas. Me resultó muy interesante leer y releer lo ofrecido en este sitio. Muchas gracias por las buenas noticias. Da ganas de hacer un intento.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya resultado de interés, Alicia 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior