Ideas para centros de flores naturales

Ramo de flores

¿Te gustaría decorar tu hogar con centros de flores naturales? Lo cierto es que quedan muy bien, y a pesar de que con el paso de los días se van marchitando (algo que se puede ralentizar si hacemos algunas cosas que luego veremos), dan mucha vida a la vivienda.

Sin embargo, puede que tengas muchas flores pero no sepas cómo colocarlas, así que vamos a ayudarte. A continuación te mostramos una serie de ideas para centros de flores naturales que quedarán estupendamente bien en una mesa, en una estantería,… o allá donde quieras colocarlo.

Centro de flores de temporada

Centro de flores naturales

En este precioso centro se ha optado por poner flores de primavera: claveles, lirios y las clásicas rosas. Combinando los diferentes colores que tiene cada una ha quedado un centro que resulta perfecto para dar color a un evento especial, como un cumpleaños de una persona adulta o mayor, o el nacimiento de un bebé.

Centro de hortensias y rosales

Centro de flores con hortensias

Las curiosas inflorescencias que tienen las hortensias y los rosales quedan de maravilla. Al escoger tonos claros se puede usar como centro de mesa en el comedor, ya que queda muy elegante pero no destaca mucho, por lo que a la hora de reunirse con la familia para comer no resultará incómodo de ver, más bien lo contrario.

Centro de rosas

Centro de rosas rojas

El centro de rosas rojas es el típico pero magnífico centro que podemos encontrar en las bodas. Las rosas rojas quedan fenomenal en estos eventos, no en vano, llevan asociadas el significado del amor. Para que quede aún más bonito, puedes optar por combinarlas con flores pequeñas, como las de la campanilla de invierno o las de la erica.

Otra opción es poner rosas naranjas para celebrar un amor ya consolidado, como estas:

Centro de rosas

Bonitas, ¿verdad? Pero si queremos poder disfrutarlas durante todo el tiempo posible tenemos que hacer lo siguiente:

  • Tenemos que cortar flores que se vean sanas, descartando aquellas que se vean secas o que hayan sido atacadas por un insecto. El mejor momento es por la mañana temprano.
  • Una vez las tengamos, las pondremos en un vaso con agua durante dos horas.
  • Siempre que sea posible, escogeremos bandejas de cristal transparente para que los tallos puedan respirar.
  • Debemos usar agua sin cal y cambiársela cada día.
  • Hay que limpiar el centro con unas gotas de lavavajillas y secarlo bien antes de volver a llenarlo con agua. Así evitamos la proliferación de hongos y bacterias.
  • Para que duren aún más, añadiremos una aspirina. Cuando se haya disuelto, echaremos otra.

¿Te ha sido de interés? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Flores

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *