Jardín Botánico Santa Catalina

El Jardín Botánico Santa Catalina contiene las ruinas de un convento

Para los amantes de las plantas, los jardines botánicos son una buena opción para pasar el día. No sólo resultan muy llamativos por su diversidad vegetal, si no también por la combinación de elementos naturales y arquitectura humana. Un buen ejemplo para ello es el Jardín Botánico Santa Catalina, que destaca principalmente por conservar las ruinas de un convento.

Así que si estáis por el País Vasco y os gustaría hacer una bonita excursión, esta es una idea estupenda. Para que sepáis un poco donde os metéis, vamos a hablar en este artículo sobre el Jardín Botánico Santa Catalina y su historia. Además, os daremos algo de información práctica respecto a las visitas, los horarios y los precios de este parque.

¿Qué es el Jardín Botánico Santa Catalina?

El Jardín Botánico Santa Catalina se encuentra en el País Vasco

Cuando hablamos del Jardín Botánico Santa Catalina, nos referimos a un entorno de aproximadamente 32.500 metros cuadrados ubicado en la Sierra Badaya de Álava, concretamente en el municipio Iruña de Oca. Esta preciosa extensión de terreno del País Vasco forma parte de la Asociación Ibero-macaronésica de Jardines Botánicos.

Todo comenzó en el medievo, época durante la cual el convento de Santa Catalina todavía fue muy imponente. Sin embargo, con el paso del tiempo calló en el olvido. A lo largo de los años, la maleza ha ido devorando su estructura hasta que se decidió recuperar el edificio en el siglo XXI para crear un jardín botánico sin igual.

Historia

En el siglo XIII, los descendientes de la familia más destacable y poderosa de Iruña de Oca hicieron construir su casa torre, que sería el origen de Santa Catalina. Aproximadamente un siglo y medio después se trasladaron a la Torre de Doña Otxanda en Vitoria, convirtiéndola en su nueva residencia. En ese momento, la familia decidió ceder su antigua casa a una orden religiosa católica de clausura monástica, llamada los Jerónimos.

Al cabo de pocos años, el edificio pasó a ser de los monjes agustinos. Ellos fueron quienes convirtieron esa casa en el monasterio de Santa Catalina. Básicamente adosaron una iglesia junto a su claustro, conservando la torre. En el año 1835, debido a la Desamortización de Mendizábal, los monjes abandonaron el monasterio y este quedó a merced de la naturaleza. Lo reconvirtieron en un cuartel de tropas durante la primera guerra carlista, pero tras su caída, los carlistas decidieron incendiarlo y lo convirtieron en ruinas.

Fue en el año 1999 cuando el ayuntamiento de Iruña de Oca decidió hacerse cargo de Santa Catalina e instalar ahí el jardín botánico que conocemos a día de hoy. Este se inauguró en el año 2003. Nueve años después, en 2012, se tomó la decisión de liberar las ruinas del convento de la naturaleza y recuperarlo. Fue una labor bastante difícil, pues se tenían que mantener en pie todos los muros que habían sido soportados por las enredaderas durante mucho tiempo.

En el año 2015 fue el primer parque en ser nombrado parque estelar Starlight de todo el mundo. Recibió este honor porque resulta ser un lugar ideal para observar las estrellas y otros fenómenos astronómicos. De hecho, a día de hoy todavía se llevan a cabo eventos especiales relacionados con las astronomía.

Jardín Botánico Santa Catalina: Visitas

El Jardín Botánico Santa Catalina cuenta con diferentes tipos de visitas

El Jardín Botánico de Santa Catalina contiene diferentes recorridos y espacios en sus alrededor de cuatro hectáreas de terreno. Estas áreas se dividen en tres zonas climáticas: Solana, umbría y zona de valle. En cuanto a la vegetación que podemos encontrar en el recorrido, esta suele ser autóctona de la Sierra de Badaya, pero también hay mucha flora originaria de los otros continentes. Así pues, la combinación entre el jardín botánico y el convento crea un espacio único que merece mucho la pena visitar en Álava.

Existen varios tipos de visita que podemos realizar en el Jardín Botánico Santa Catalina. Obviamente, también podemos ir por libre. La entrada tiene validez diaria. Es decir: Siempre y cuando conservemos la entrada, podemos entrar y salir todas la veces que queramos durante ese día, respetando los horarios, claro.

Cabe decir que podemos ir a ver este precioso espacio natural acompañados de nuestro perro. Sin embargo, hay un par de normas que debemos cumplir. En primer lugar, el can debe ir atado mediante una correa de máximo un metro y medio de longitud. Además, aquellos perros que hayan sido agresores en situaciones anteriores o que pueden ser potencialmente peligrosos, deben ir con bozal. Teniendo en cuenta esto, veamos qué tipos de visitas podemos hacer en este jardín botánico:

  • Visitas guiadas: Como en muchos lugares turísticos, las visitas guiadas se caracterizan por tener un guía experimentado que va informando acerca de lo que vemos. Para este extra, hay que pagar 3€ adicionales a la entrada. La duración de esta opción es de una hora y media.
  • Visitas escolares: Se trata de una buena opción para centros escolares que quieren hacer una visita guiada para niños en horario lectivo.
  • Visitas teatralizadas infantiles: Es la mejor opción para los más pequeños. Se trata de una visita guiada teatralizada en la que los peques recorren el parque junto a los protagonistas del comic llamado «El Jardín de las Mariposas». Así les van enseñando, de una manera entretenida, cuál es la flora y la historia del parque.
  • Visitas diversidad funcional: Estas están pensadas para personas con diversidad funcional, lo que incluye a aquellas ciegas, con baja visión, con movilidad reducida y sordas. Se les pone a disposición guías especiales, barras direccionales y sillas todo-terreno sin ningún coste adicional.

Horarios y precios

Si os está gustando y estáis pensando en ir a visitar el Jardín Botánico Santa Catalina, es importante que tengáis en cuenta los horarios y precios. Este parque abre sus puertas en las siguientes horas (aunque durante todo el año 2022 está cerrado por reformas):

  • Lunes a viernes: De 11:00 a 15:00.
  • Sábados y domingos: De 10:00 a 20:00.

Respecto a los precios, hay que decir que los niños menores de diez años entran gratuitamente. Las tarifas para los demás son las siguientes:

  • Visita por libre para un adulto: 3€
  • Visita por libre para familias numerosas: 2€
  • Visita por libre para empadronados en el municipio de Iruña de Oca: 1,50€
  • Visita por libre reducida con carnet de estudiante: 1,50€
  • Visita por libre reducida para grupos de mínimo diez personas: 2€
  • Visita guiada: 3€ adicionales al precio de la entrada.

Si tenéis ocasión de visitar el Jardín Botánico Santa Catalina, no dudéis en hacerlo. ¡Es el lugar ideal para amantes de la naturaleza!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.