¿Qué son y cómo se cuidan los Kalanchoe?

Kalanchoe thyrsiflora, una planta que se pone preciosa al sol

Kalanchoe thyrsiflora

¿Te gustan las crasas o suculentas no cactáceas? Si es así, y no tienes mucha experiencia y/o te gustaría tener especies de muy bajo mantenimiento, sin duda alguna te recomendamos a los Kalanchoe. Hay de muchos tipos, y cada uno de ellos tiene algo que los hace únicos. En algunos, es el color de sus hojas, en otros son sus bellas flores. Sin embargo, la gran mayoría de ellos se pueden utilizar para decorar cualquier rincón luminoso, tanto del jardín como el hogar.

Además, hay especies que son medicinales. ¿Qué más se puede pedir? ¿Una guía de cuidados? ¡Eso está hecho! Aunque no sólo aprenderás a cuidarlos, sino que tras leerla descubrirás cosas que, probablemente, desconocías de los Kalanchoe.

Origen y características de los Kalanchoe

Hojas e hijuelos del Kalanchoe schizophylla

Kalanchoe schizophylla

Los Kalanchoe son originarios de las regiones cálidas del mundo. Principalmente, se encuentran en el continente africano y Madagascar. El género está formado por unas 125 especies, que son arbustos o plantas herbáceas perennes, siendo unas pocas anuales o bienales. Se caracterizan por tener hojas carnosas, de color verde medio a oscuro, cubiertas por algo similar a la cera, que forman rosetas. De cada una de ellas surgen tallos florales durante el invierno y la primavera. Las flores pueden ser rojas, rosas, amarillas, blancas o púrpuras, y no poseen aroma.

Pero, si hay algo que distingue a muchos Kalanchoe es su tendencia a producir hijuelos en los bordes de sus hojas. Dichos hijuelos son réplicas exactas de la planta que los ha producido. Una vez que crecen un poco y tienen sus propias raicillas, caen, y si hay tierra, enseguida enraízan. De esta manera, la supervivencia de la especie se asegura, ya que aunque también se multipliquen por semillas, éstas necesitan más tiempo para germinar que el que necesitan los hijuelos para crecer.

Principales tipos o especies

Kalanchoe beharensis

Arbusto adulto de Kalanchoe beharensis

Es una especie originaria de Madagascar conocido como Oreja de Elefante que crece hasta alcanzar una altura de 3 metros, lo cual la convierte en la más alta del género. Sus hojas son triangular-lanceoladas con márgenes que poseen un doble festón. Éstas son de color verde oliva y están cubiertas por una vellosilas fina de color tostado o azulado en ambas caras. Las flores brotan a principios de primavera y son verde-amarillentas. Resiste las heladas de hasta los -2ºC.

Kalanchoe blossfeldiana

Precioso Kalanchoe blossfeldiana en flor

Se trata de una planta originaria de Madagascar que crece hasta los 40cm de altura. Sus hojas son carnosas, de color verde oscuro brillante. Sus flores se agrupan en inflorescencias en forma de racimo de color rojo, púrpura, anaranjado, amarillo o blanco a finales de primavera. No resiste las heladas.

Kalanchoe daigremontiana

Ejemplar joven del Kalanchoe daigremontiana

Es una planta originaria de Madagascar conocida como aranto o espinazo del Diablo que alcanza una altura de hasta 1m. Sus hojas son lanceoladas, con el borde dentado, el haz de color verde brillante y el envés verde con manchas negras. No suele florecer, pero cuando lo hace desarrolla una inflorescencia en forma de racimo compuesta por flores rosas. Resiste el frío y las heladas suaves de hasta los -2ºC.

Kalanchoe pinnata

Vista de las hojas del Kalanchoe pinnata

Conocida como ”hoja del aire”, es una especie originaria de la India y de Madagascar que crece hasta alcanzar una altura entre los 30cm a 1m. Tiene hojas pinnadas, que es lo que le da el nombre, con los márgenes aserrados. Sus tallos son de un color púrpura intenso. Produce inflorescencias con flores de colores verdes, amarillas o rojizas. Es sensible a las heladas.

Kalanchoe thyrsiflora

Planta de Kalanchoe thyrsiflora en jardín

Se trata de una planta nativa de Sudáfrica y Lesoto formada por rosetas de hojas redondeadas con el margen liso que alcanzan los 40-50cm de altura. Éstas son verdes, pero cuanto más expuestas al sol estén más rosadas-rojizas se vuelven. Sus flores se agrupan en inflorescencias erectas y son verdes con lóbulos recurvados amarillos. Florece de otoño a primavera. Resiste las heladas de hasta los -2ºC.

¿Qué cuidados necesitan?

Precioso ejemplar de Kalanchoe Gastonis Bonnieri en maceta

Kalanchoe Gastonis Bonieri

¿Te están gustando estas plantas suculentas? Si es así, seguro que estás pensando en adquirir algún ejemplar, ¿verdad? Proporciónale estos cuidados para que puedas disfrutarlo al máximo:

  • Ubicación: la mayoría de las especies que se encuentran en los viveros necesitan estar en una zona muy luminosa, incluso a pleno sol. Tan sólo la Kalanchoe blossfeldiana agradecerá estar en semisombra.
  • Riego: escaso. Durante el verano se debe regar una o dos veces por semana, y el resto del año cada 10-15 días.
  • Abonado: en primavera y verano se debe abonar con abonos para cactus y crasas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Suelo o sustrato: no es exigente, pero tiene que tener buen drenaje pues de lo contrario sus raíces se pudrirán. Tienes más información aquí.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.
  • Multiplicación:
    • Semillas: siémbralas en semillero en primavera o verano con vermiculita. Cúbrelas con una muy fina capa de este sustrato y mantenlas siempre ligeramente húmedas (no encharcadas). Germinarán al cabo de un mes.
    • Esquejes de tallo: corta un esqueje de tallo en primavera o verano y plántalo en una maceta o en otra parte del jardín. Cuídalo como si fuera ya una planta con raíces, pues no tardará más que un par de semanas en enraizar 🙂 .
    • Hijuelos: puedes separarlos de la planta madre cuando tengan sus primeras raicillas, y plantarlos en macetas pequeñas hasta que crezcan. Puedes usar sustrato de cultivo universal, aunque te recomiendo cubrir sus raíces con arena de río o pómice, pues como son tan pequeñitos a veces es muy complicado plantarlos correctamente.
  • Plagas y enfermedades: básicamente los caracoles y babosas. Los moluscos son su enemigo. Puedes mantenerlos alejados de tu Kalanchoe con tierra de diatomeas. Échala sobre el sustrato o la tierra, alrededor de la planta, y así no molestarán. La dosis es de 30g por 1l de agua. En caso de que no puedas conseguirla, haz clic aquí para saber qué otros remedios naturales hay contra estos animales.
  • Rusticidad: algunas especies como hemos visto soportan las heladas suaves, pero es mejor protegerlas del frío y, sobretodo, del granizo.

¿Para qué se usan los Kalanchoe?

Planta tus Kalanchoe en jardineras para decorar tu jardín

Ornamental

Los Kalanchoe son plantas muy bonitas que quedan de maravilla plantadas en cualquier parte. El color de sus hojas y sus preciosas flores hacen que su valor ornamental sea muy alto. Además, muchas especies al ser pequeñas se pueden utilizar para crear composiciones, tanto con otros Kalanchoe como con otras plantas de flor.

Medicinal

Si bien la mayoría de especies son tóxicas, hay otras que, usadas correctamente, pueden ayudarnos a mejorar la salud. Tal es el caso del Kalanchoe pinnata, Kalanchoe daigremontiana y Kalanchoe gastonis-bonnieri. Sus hojas se pueden preparar para aplicar de forma externa o interna. Para uso externo, se usan haciendo emplastos o cataplasmas, y para uso interno se puede preparar una infusión o añadir las hojas a platos como ensaladas. La dosis es la siguiente:

  • Uso interno: 30 gramos de hoja fresca al día.
  • Uso externo: de 1 a 3 hojas frescas.

Los beneficios que tiene son los siguientes: alivia el reumatismo y la tos, es sedante, corta las diarreas, mejora la digestión, se puede usar como tratamiento complementario del cáncer, reduce la fiebre y protege el hígado.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

No se pueden utilizar durante el embarazo, ni por largos periodos de tiempo. No se debe de abusar de la planta ni consumir dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso (lo que sería unos 350 gramos de hojas por una persona de 70kg, que es una dosis de cuatro a diez veces superior a la aconsejada).

Consulta con tu médico ante cualquier duda.

Y con esto terminamos. ¿Qué te han parecido los Kalanchoe?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Crasas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *