Leylandi (x Cupressocyparis leylandii)

El leylandi es un ciprés perenne

Si tienes un jardín de grandes dimensiones y quieres crear zonas diferenciadas en él, puedes recurrir a aquellas especies que funcionan a modo de pantalla. Los setos altos son ideales cuando se busca es crear un límite con el exterior. Su entramado los hace ideales para utilizar en cercos vivos, pues permiten crear la privacidad necesaria al cubrir los límites con efectividad.

Hay muchas especies de setos altos pero hoy nos dedicamos al Leylandi, pues reúne varias condiciones para transformarse en una pantalla ideal. Pero antes de comenzar de lleno con la información, a continuación algunos datos generales.

Datos generales del Leylandi

El leylandi es una planta ideal para seto

Los árboles de hoja perenne pueden ser especies importantes en un jardín doméstico, proporcionando color verde y sombra durante todo el año.

El x Cupressocyparis leylandii es más conocido como Leylandi, Leilandi o Ciprés de Leyland. Se trata de una conífera de rápido crecimiento, por lo que se vuelve una opción muy interesante cuando se trata de cubrir grandes extensiones.

El ciprés de Leyland (x Cupressocyparis leylandii) es un árbol de hoja perenne que puede ser un útil espécimen grande o funciona bien como parte de una pantalla de plantación, un seto o un rompevientos.

La Leylandi es una especie cuyo crecimiento se ve favorecido en suelos húmedos, fértiles y que estén bien drenados, cuya ubicación esté a pleno sol. Tolerante a una amplia variedad de suelos, incluyendo los relativamente magros, se adapta bien a la poda y a la esquila. Las semillas producidas son viables, pero pueden no ser fieles a la planta madre.

Un dato que pasa desapercibido en la gran mayoría y que tiende a crear confusión en algunos, es que el Ciprés de Leyland es el resultado de un cruce entre dos árboles, los cuales son nativos del pacífico.

Dichos árboles son el Ciprés de Monterrey y el Cedro de Alaska, aunque a este último también se le suele conocer por el nombre de Ciprés falso de Nootka.

Características

Esta especie pertenece a la familia Cupressaceae y es ideal para grandes jardines, pues hay que tener en cuenta que alcanza una altura de entre 20 y 25 metros y un diámetro de entre 5 y 6 metros. Por lo general, se planta en conjunto aunque también puede ser sembrado en forma aislada, sobre todo si se trata de destacar su belleza.

Gracias a su estructura conforma una pantalla vegetal ideal, pero además hay que tener en cuenta que se desarrolla con rapidez, una gran virtud en el caso de cercos vivos, puesto que va creciendo alrededor de uno o dos metros por año.

Sin embargo, este crecimiento rápido también presenta ciertos inconvenientes tanto a la hora del mantenimiento como al momento de pensar en las dimensiones, pues es una especie que estará limitada a jardines amplios.

Hay que destacar un hecho o dato importante y es que la planta o especie en sí logró heredar algunas características de su padre. Tal es el caso de su hábitat, así como también el follaje de la propia planta y la gran resistencia que presenta ante el invierno.

De un mismo modo, también logra adquirir rasgos como un patrón único de ramificación y la velocidad de crecimiento acelerado. En lo que respecta al follaje, este se compone de suave hojas puntiagudas en ramillas aplanadas y son de color azul oscuro-verde cuando está maduro, suave verde cuando es joven.

Virtudes del Leylandi

Las hojas del leylandi son verdes

Hay muchas variedades de Leylandi, aunque cualquiera de ellas puede ser usada como pantalla pues todas ofrecen una gran resistencia y adaptabilidad.

Esta especie es poco exigente y se adapta a todo tipo de suelos, es rústica y por eso es la planta para setos más elegida en España. También se acomoda a climas de frío intenso e incluso es posible que crezca en zonas cercanas al mar.

Las podas no son un inconveniente y se adapta a ellas sin problemas, aunque habrá que tener cuidado con el ataque de hongos y de cochinillas, que lo atacan con frecuencia.

Cultivo

El ciprés de Leyland se desarrolla mejor en un lugar que recibe pleno sol. Aunque esto no significa que puedas tener la planta en un lugar en el que reciba una sombra cambiante durante el día. Aun así, nuestra recomendación es que no la tengas en una zona donde esté o sea completamente sombreado.

La mejor época para plantar es a principios de la primavera, para dar al árbol una temporada completa de crecimiento antes de que llegue el frío del invierno.

Cuando se planten varios árboles en grupo, deja de 2 a 3 metros de separación entre ellos para evitar que se amontonen cuando lleguen a la madurez. Aunque esto es un aspecto que dependerá de cada quien y de la idea de pantalla viva que se tenga en mente.

En cuanto a la colocación de la planta en el sustrato o suelo, deberás hacerlo en un agujero de aproximadamente el doble de ancho de su cepellón y a la misma profundidad que tenía en su contenedor.

Una vez hecho esto, procede a rellenar el hueco con tierra, de tal manera que te asegures que no queden bolsas de aire alrededor de las raíces. Trata lo mejor que puedas compactar bien la tierra y riega el árbol a fondo.

El Leylandi tiene una forma naturalmente atractiva y no requiere de una poda regular, aunque se puede podar en punta sus ramas o esquilar el árbol entero ligeramente para fomentar el crecimiento de ramas densas y arbustos.

La mejor manera de prevenir situaciones como esta, es situar esta planta en una zona con buena circulación de aire, limpiar regularmente los escombros de debajo del árbol y regar sólo la zona de las raíces con una manguera de remojo o un sistema de riego por goteo para mantener el follaje seco.

Plagas y enfermedades

El leylandi es una planta perenne ideal para seto

Como lo mencionamos hace un momento, existen algunos problemas que en la mayoría de los casos no suele suceder, pero esto no significa que no pueda pasar. Así pues, la plaga de la oruga de saquito es el mayor causante de problemas en esta especie.

Una vez se asienta y comienza a alimentarse, si no se toman medidas necesarias en los primeros días, ten por seguro que tu planta o árbol quedará sin hojas en muy poco tiempo.

De igual forma esta especie es propensa a sufrir úlceras cuyos efectos serán notorios en la época siguiente a la sequía. Es decir, que la úlcera provocará que el follaje se vea afectado.

Cuidados

El Leylandi tiene la reputación de ser de bajo mantenimiento, adaptable a una gama de condiciones de luz solar y de suelo. Ni siquiera necesitan ser podados, a menos que se quiera lograr una altura específica y consistente.

Estos crecen a plena luz del sol, al menos seis horas de luz solar directa, sin filtrar y por día. También pueden tolerar la sombra parcial. El suelo debe estar bien drenado, pero aparte de eso, los cipreses de Leyland no son exigentes.

Riega tu ciprés profunda e irregularmente, una vez a la semana, a medida que el árbol envejece, puedes darle agua con menos frecuencia. No utilices un sistema de riego, porque eso puede regar en exceso su árbol y conducir a la putrefacción de las raíces.

Debes fertilizar a principios de la primavera, antes de que tu Leylandi tenga un nuevo crecimiento. Usa un fertilizante de liberación lenta y balanceada con un valor NPK de 10-10-10. No necesitas fertilizar todos los años, y debes dejarlo a tu criterio.

Ahora tienes toda la información necesaria para tener esta árbol en tu jardín y para ofrecerle el mejor de los cuidados.

El Leylandi es un precioso árbol que cuenta con la particularidad de ser utilizado para crear pantallas de vegetación viva gracias a sus características. Ahora ya sabes todo lo necesario sobre esta especie.


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Marian dijo

    Hola María, gracias por tu post. Tengo una valla de Leylandii que ya estaban en la casa y son enormes, más de 3 y más de 4 metros… muy altos algunos. Como se han muerto algunos (fitoftora, creo) los estoy remplazando. Los que me han vendido, pequeños, de 1,5 metros aproximadamente, son más claros. Es porque son más pequeños o porque es distinta variedad? Como puedo saberlo? Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Marian.
      Te respondo yo, María ya no escribe en el blog.
      El Leylandi tiene las acículas (hojas) de color verde oscuro, desde joven.
      Si te han vendido uno que tiene las acículas de un color verde claro o verde-amarillento, probablemente no sea un Leylandi.
      De todas formas, si quieres sube una imagen a tinypic o imageshack, copia el enlace aquí y te digo.
      Un saludo.

  2.   Sebastián dijo

    Hola. Cuál es la distancia a la que se deben plantar un ejemplar de otro para tener un buen cerco?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Sebastián.
      Como mínimo a unos 30cm. Si son jóvenes, durante un tiempo se verán… bueno, regular 🙂 , pero a medida que vayan creciendo formarán un seto interesante.
      Un saludo.

  3.   Lau dijo

    Para mantenerlos a 2 mts…cuanto debo dejarlos crecer para luego cortarlos a 2 mts? o a penas se pasen los 2mts comienzo a despuntar? Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Lau.

      Sí, lo ideal es empezar a podarlos un poco en cuanto empiecen a superar los 2 metros, ya que si se espera más tiempo luego la poda hará que pierdan valor ornamental.

      Saludos!