Madreperla (Graptopetalum paraguayense)

Graptopetalum paraguayense florecida

Hoy toca hablar de una planta bastante útil en la ornamentación de parques y jardines y que pertenece al grupo de las suculentas. Se trata de la madreperla. También se le conoce con otros nombres como planta fantasma o graptopétalo. Su nombre científico es Graptopetalum paraguayense y pertenece a la familia Crassulaceae y al género Graptopetalum. Es una planta muy conocida popularmente y empleada para la decoración en parques y jardines.

Aquí te vamos a enseñar todas las características principales de la planta, cómo cuidarlas, qué enfermedades puede tener y cómo reproducirlas. ¡No te lo pierdas!

Características principales

Detalle de las hojas de la madreperla

Casi todas las plantas de este género cuentan con unas manchas que poseen en los pétalos de las flores. Esta planta es tan conocida por su belleza y toque exótico en la decoración y porque no requiere de muchos cuidados. También es bastante fácil su crecimiento y reproducción, por lo que facilitan las tareas de mantenimiento.

Es una planta originaria de México y se ha comercializado en muchas zonas de todo el mundo, principalmente las zonas tropicales. Las hojas de esta planta se disponen en roseta, como la mayoría de las suculentas. Son acabadas en punta y donde se le puede ver regiones rosadas. Están recubiertas con una especie de capa protectora que sirve para que no se quemen cuando están expuestas al sol directo.

Su crecimiento es intermedio. Es capaz de alcanzar unos 20 cm y depende enteramente del nivel de iluminación al que esté expuesto. Mientras más sol tenga a lo largo del día, podrá crecer más en su totalidad. Las flores son más pequeñas y suelen ser de color blanco con el centro rojo claro. Poseen una forma estrellada y se desarrollan en la parte superior de la planta. Es como si tuviera una especie de tallo floral.  La época de floración comienza en febrero o mayo, dependiendo de las temperaturas. Si por lo general son más altas, podremos ver las flores antes.

Cuidados de la madreperla

Graptopetalum paraguayense

Esta planta es perfecta para utilizarla en rocallas y combinarlas con otras suculentas. Lo más utilizado en estos casos es la de colocarlas en macetas y ponerlas en balcones y terrazas. No solo sirven para la decoración de estos lugares, sino que son sitios estratégicos para facilitar aún más sus cuidados. Si por lo general, tu balcón o terraza está orientado al sol, es el lugar idóneo para colocar el graptopétalo.

Y es que esta planta requiere de exposición plena al sol para poder crecer por completo. Aunque pueden aguantar algo en semisombra, lo ideal es que esté a pleno sol si queremos que se desarrolle por completo. Aunque tenga que estar al sol, tampoco soporta temperaturas excesivamente altas ni bajas. El rango óptimo de temperaturas suele estar entre 15 y 25 grados. No soportan bien las heladas. Para la época de más frío es mejor no regalarlas nada, para que pueda soportarlo mejor.

Gracias a su gran rusticidad, es capaz de prosperar en cualquier tipo de suelo. No es nada exigente con ello. Cuando la plantamos en maceta, debemos esperar a que las raíces salgan por debajo de la misma para poder trasplantarla. Si lo hacemos antes, el periodo de adaptación a su nuevo entorno puede ser más complicado para ella y no sobrevivir bien.

En cuanto al riego, hay que regar de una forma moderada durante todo el año, aunque en la época fría del invierno es mejor no llegar a regarla. Los días lluviosos son más que suficientes para mantenerlas bien. Para ayudarlas a desarrollarse bien con las altas temperaturas y en la época de floración es conveniente abonarla cada 20 días con un fertilizante mineral en primavera y verano.

Consideraciones y plagas

Madreperla sembrada

Como hemos dicho antes, si el sol del verano hace incrementar las temperaturas por encima del rango óptimo, es mejor evitar la exposición directa. Aunque esta planta posee una capa que las protege de los rayos dañinos del sol, es probable que con el aumento excesivo de la temperatura se debilite la capa. Mejor garantizar su supervivencia y ponerlas a semisombra en los días más calurosos de sol directo.

En cuanto al tiesto, es mejor que sea grandecito para que tenga más margen de crecimiento y no haya que trasplantarla muy deprisa. Es mejor dejar que se adapte poco a poco para que pueda desarrollarse correctamente. El sustrato debe estar bien aireado para no acumular demasiada humedad cuando se ha regado. Si regamos en exceso, estaremos provocando su pudrición, dado que no tolera grandes cantidades de agua. En verano es suficiente con que la riegues una o como mucho dos veces por semana. Si hace demasiado frío algunas noches de invierno, acuérdate de meterla en el interior para que aguante.

Cuando regamos, debemos tener mucho cuidado con no mojar las hojas, porque pueden dañarse seriamente.

En cuanto a las plagas a las que son más propensas son las cochinillas. Normalmente suelen aparecer si hay un exceso de riego o de humedad. Por ello, hemos recalcado la necesidad de regar poco a la madreperla. Si ves que tiene cochinillas, lo mejor es usar un poco de alcohol para acabar con ellas.

Multiplicación

Madreperla

Multiplicar esta planta es muy fácil. Conforme sus hojas se van cayendo, tan solo tienes que guardarlas y cultivarlas posteriormente. Con solo enterrar un poco las hojas, podrás tener con el tiempo una nueva planta idéntica a la anterior. Esta es la razón por la que esta planta tiene tanta facilidad en su propagación. Las hojas también pueden servir como tallos para hacer esquejes y conseguir criar nuevas suculentas.

Aunque hemos mencionado antes que lo ideal es tenerlas en macetas, también puedes cultivarlas directamente en el suelo de tu jardín y tener que evitar el trasplante cuando crezcan demasiado. Ya es tener tu propio criterio de cómo quieres decorar tu hogar con esta suculenta y qué es lo que más te conviene de cara a sus cuidados. Si la plantas directamente al suelo, es más difícil protegerla si el clima de tu zona es algo más frío y frecuentan heladas nocturnas en invierno.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar de tu madreperla.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior