Mahonia

arbusto de la Mahonia

La mahonia es de esas pocas plantas que tienen la capacidad de demostrar su belleza en épocas invernales. Una que si lo logra con una belleza formidable son las Mahonias. A nivel general, este es un arbusto simplemente asombroso durante el invierno.

Quizás lo más características de esta planta sean sus flores amarillas que brotan de las profundas hojas perennes para convertir tu jardín en un lugar digno de admirar durante el invierno.

Datos generales de la mahonia

 

arbusto de mahomia en pleno bosque 00

El nombre «mahonia» fue elegido en honor al botánico americano Bernard Mc Mahon. El nombre oficial francés de este arbusto es mahonie. Esto muestra la influencia mundial que los grandes botánicos tienen en todo el mundo.

El espectacular florecimiento de la mahonia la convierte en uno de los raros arbustos que llevan estos ramos florales durante el invierno. Con su aspecto muy ornamental, este arbusto de hojas de cuero y espinoso atraerá a cualquiera no solo en invierno, sino en cualquier momento del año.

Y por si fuera poco, las flores de las mahonias están deliciosamente perfumadas. Liberan un olor parecido al de la miel que es aún más olorosa durante la noche. ¡Perfecto para cualquier jardín!

Características

La mahonia no teme ni al frío ni a la congelación, ya que puede soportar temperaturas de hasta -20° C. Las hermosas hojas, típicamente espinosas, se dividen en folíolos. Las vistosas flores amarillas nacen en racimos densos, redondeados o en forma de espiga a finales de invierno o en primavera. Las flores son seguidas por frutos azules, azul-negros o rojos parecidos a bayas que atraen a las aves. 

Este arbusto tiene un ritmo de crecimiento algo rápido. Por lo que tendrás que podar para reducir el tamaño o la lentitud, cortando los tallos seleccionados al suelo o a un nodo. Evita plantar demasiado cerca de los pasillos y zonas de descanso, donde el follaje espinoso podría enganchar a los transeúntes. 

La altura a la que crecen estas plantas se ubican entre uno y dos metros, aunque algunas veces tienden a crecer hasta los 3 metros de altura. No requiere un tipo de suelo en específico y el follaje de la planta siempre es verde. De hecho, cuidar esta planta desde la plantación hasta la poda le asegurará un buen crecimiento y un hermoso florecimiento.

Tipos de mahonia

Mahonia aquifolium

Mahonia_aquifolium

Esta belleza del bosque es la flor del estado de Oregón. Es la más alta de las especies nativas, a veces llega a medir hasta tres metros, aunque más a menudo en los jardines se mantiene de 50 a 1 metro de altura; ramas erguidas, a veces ligeramente arqueadas, cubiertas con las hojas más espinosas, un buen candidato para un seto o la parte posterior de un lecho de jardín.

Dale un poco de espacio, porque los rizomas duros pueden hacer que se extienda a un matorral perenne de rica textura que es un maravilloso sitio de protección para las aves. Los efectos del frío, el sol e incluso la edad, harán que las hojas adquieran tonos de rojo a casi púrpura, proporcionando un rico tapiz de color cuando se unen al color rojo bronceado de su nuevo crecimiento, el amarillo brillante de las flores y el azul oscuro de las bayas.

No necesita los cuidados que otro arbusto pueda tener. Puede soportar fácilmente la sombra seca bajo grandes árboles, aunque también tolera las condiciones húmedas (no mojadas). Puede crecer a pleno sol, pero sufrirá si no se le da algo de sombra cuando los veranos son calurosos, incluso con agua más regular. 

Características

  • Nativo de la Colonia Británica al norte de California.
  • Crece hasta 1.80 metros o más alto; se extiende por los tallos subterráneos hasta 1.70 metros de ancho.
  • El crecimiento joven es rojizo o bronceado; hojas rojas maduras dispersas.
  • Flores de primavera en grupos de 7 cm a lo largo de los tallos; fruta comestible de color azul-negro con una capa polvorienta (hace buena jalea).
  • Hojas moradas o bronceadas en invierno, especialmente en el Sur Superior o donde las plantas crecen a pleno sol.
Artículo relacionado:
Cuidados de la Mahonia aquifolium o Uva de Oregón

Mahonia japonica

Mahonia japonica

La Mahonia japonica es un arbusto perenne de tamaño mediano, erguido, con hojas grandes, espinosas y coriáceas, con flores pequeñas y fragantes de color amarillo claro, que se extienden o caen en las pulverizaciones desde finales del otoño hasta principios de la primavera, seguidas de bayas de color negro azulado.

Crece en cualquier suelo bien drenado o húmedo pero se debe asegurar un suelo con buen sistema de drenaje de agua y ubicarlo a la sombra o sombra parcial. Es bueno para un entorno de bosque o jardines espaciosos.

La forma de propagación de esta mahonia es por medio de semillas y esquejes de madera semidura. La puedes cultivar tanto en macetas grandes o anchas, como en el propio suelo o sustrato del jardín.

Propagación y cultivo

El proceso de plantación y cultivo deberá hacerse en otoño o primavera, por lo que deberás evitar las heladas y las altas temperaturas. Si por alguna razón vas a plantarla al sol, evita los lugares que sean demasiado calientes y si es posible, favorece la planta con sol parcial.

De hecho, las mahonias no requieren luz solar y crecerá perfectamente bien en la sombra. Le encanta la tierra fresca con mucho humus. Apilar el mantillo de plantas a su alrededor es ideal.

Por otro lado, ya sea que se propague a través de semillas, esquejes o ventosas divisorias, la mahonia cuenta con una serie de opciones para multiplicarla. Sin embargo, los cortes y la división por ventosas son los métodos más fáciles y rápidos.

Si el método de propagación es mediante esquejes, estas deberán hacerse al final del verano. El procedimiento es muy fácil y es el siguiente:

  • Toma todos aquellos tallos que son de un nuevo crecimiento.
  • Quita los pares de hojas inferiores, manteniendo sólo los pares superiores en la cima.
  • Toma los esquejes y sumérgelos en polvo de enraizamiento (un paso opcional pero recomendado).
  • Poner los esquejes en una mezcla especial de tierra de corte, bajo algún tipo de refugio para evitar la luz solar directa.

Cuidados

La poda no es realmente necesaria pero puede ayudar a hacer el follaje más denso o a impulsar el vigor de tu planta. Si deseas reducir o equilibrar el arbusto, tienes que hacer esto:

  • Poda la mahonia después de la temporada de florecimiento.
  • Nunca cortes las ramas por más de ⅓ su longitud.
  • Retira las ramas muertas o enfermas.

El riego debe ser regular aunque con pequeñas cantidades durante el primer año, especialmente si fue plantado en primavera. Después de eso, el riego es necesario en caso de altas temperaturas o prolongados períodos de sequía y en verano, cubre con mantillo la base del arbusto para retener un cierto nivel de humedad y también evitar el crecimiento de malas hierbas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.