Mostaza blanca (Sinapis alba)

La mostaza blanca es una planta culinaria

La mostaza blanca es una planta que tiene importantes e interesantes usos en la cocina. Pero, ¿te gustaría saber cómo cuidarla para poder beneficiarte de ella de una manera saludable? Si has respondido que sí, a continuación te diré además cuáles son sus características.

De esta manera, sabrás cómo identificarla, además de cuáles son esos cuidados básicos que deberás de proporcionarle para que esté sana.

Origen

La mostaza blanca, cuyo nombre científico es Sinapis alba, es una hierba anual conocida también con el nombre de mostaza amarilla. Es originaria de la región mediterránea y alcanza una altura de hasta 75cm.

Características de la mostaza blanca

La mostaza blanca es una hierba de flores amarillas

Tiene un porte erecto y ramificado, con hojas basales de 5 a 15 cm de largo por 2-6 cm de ancho, lobulado, con el margen dentado; sus hojas superiores son lobuladas y sinuoso-dentadas.

Las flores se agrupan en racimos de hasta 30cm. Miden unos 10mm de diámetro, y son amarillas. El fruto contiene de 1 a 4 semillas, de color marrón pardo y son redondeadas.

Otra característica de esta planta es que da frutos con picos alargados y con su parte baja dura, además de que posee el característico olor de la mostaza que conocemos. Comúnmente, algunas personas tienden a confundirla con la Sinapsis arvensis, una especie similar pero que tiene frutos distintos.

Este tipo de planta da frutos anualmente, donde puedes reconocerla por su hierba erecta y ramificada, que tiene un tamaño entre 30 y 80 cm, donde su tallo es áspero, sin glándulas y pelos reflejos.

Además, las hojas de la mostaza blanca son alternas de inferiores anchas y con peciolado al final de estas. Sus flores crecen en racimos, son de color amarillo claro, poseen cuatro sépalos divergentes de 4 a 5 mm y cuatro pétalos de 8 a 10 mm de longitud.

En cuanto a su fruto, este es seco, se abre de manera espontánea y tiene una longitud de 20 a 45 mm, generalmente duro en su parte inferior y con un pico ensiforme aplanado.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que no es una planta que suela podarse.

  • El riego de la mostaza blanca no debe inundarse ya que no lo resiste, pero si resiste cierto tiempo de sequía, por lo que lo más recomendable es esperar a que tenga 3 cm de profundidad de suelo seco para volver a regarla.

  • En el campo se tiene que esperar a que la planta tenga por lo menos 4 hojas para su riego, pero se puede esperar también a que llueva solamente.

  • El riego debe realizarse de 3 a 4 veces por semana en el verano y el resto del año cada 4 a 5 días.

  • Para el abono de la mostaza blanca se recomienda utilizar fertilizantes que sean orgánicos que tengan fósforo y potasio, y que tenga menos cantidad de nitrógeno.

  • El abonado se tiene que hacer desde que inicia la primavera con abonos ecológicos, una vez al mes y hasta que culmine el verano.

Si utilizas esta planta para alimentar animales, lo mejor será que no sea cuando está en floración, ya que en esa etapa es tóxica para ellos. Lo recomendable es que sea consumida con una gran diferencia de tiempo al período de floración

Para cultivar la mostaza blanca debe hacerse en pleno sol, en el exterior, para que esta pueda florecer y dar sus frutos. Sin embargo, esto puedes hacerlo en una maceta o en el jardín, siempre que tenga un buen drenaje para la plantación

Para sembrar nuevas plantaciones, tienes que sembrar sus semillas en una bandeja de semillero y una vez que estas tengan una altura de 10 a 15 cm realizar la trasplantación a macetas individuales o a tu jardín

Consejos de siembra

La Sinapis alba es una planta que tiene cultivos internacionales y que crece comúnmente en zonas templadas, siento esta la más utilizada comercialmente. Y para su cultivo, se necesita de tres características o requisitos fundamentales, que son:

  • El terreno para cultivar la mostaza blanca tiene que ser del tipo arcilloso, arenoso y que sea algo seco.

  • Se tiene que sembrar las semillas de la planta en hileras que tengan unos 25 cm entre sí.

  • El abono a utilizar tiene que ser uno que no contenga nitrógeno, por lo que no se recomienda el uso de estiércol.

Cumpliendo con lo anterior, la mostaza blanca en una temporada fría solo tardaría unos 30 días para que sus hojas tengan el sabor característico de esta, y por consiguiente podrían ser cortadas.

En cuatro semanas aparecerán las flores amarillas, que llegarán a tener semillas sus tallos y se tiene que tener un cuidado especial con estas, ya que suelen ser muy frágiles y romperse con facilidad, así que será mejor cortarlas estando aun verdes.

Las semillas de la mostaza blanca tienen una viabilidad de 7 años, siempre que se conserven en un lugar oscuro, fresco y seco, algo que contribuye mucho para futuras plantaciones que quieras realizar

Plagas

La mostaza blanca es una hierba que crece rápido

Las plantaciones de mostaza blanca se pueden ver afectada por muchas plagas, las cuales pueden dañar en gran medida el inicio del cultivo o cuando este vaya a florecer. En ese tipo de plaga se encuentran las polillas de las coles, una de las más destructivas que existen en el mundo, ya que esta se alimenta de las flores, hojas y brotes de la planta en cuestión.

Otra de las plagas que afectan la mostaza blanca es la vaquita desfoliadora, que puede afectar los cultivos de forma ocasional, y que puede afectar la plantación tanto sus larvas como sus especímenes adultos, provocando así la pérdida del área foliar.

Además los pulgones, también suelen afectar las plantaciones de mostaza blanca, aunque es más frecuente en los cultivos de mostaza negra porque es más susceptible. Los pulgones pueden reproducirse rápidamente, causando así grandes daños a los cultivos de mostaza blanca y pueden aparecer en estos durante la el crecimiento vegetativo.

Usos

Aparte de usarse como ornamento, su uso principal es el culinario. De hecho, las semillas se usan enteras para condimentar encurtidos y vinagretas, o tostadas. Las semillas de la mostaza blanca también son utilizadas enteras como ingredientes en adobos y para hacer encurtidos.

Un aspecto importante a destacar de esta planta es que todo lo que se ve superficialmente en ella es comestible, por lo cual tiene un gran atractivo para las artes culinarias.

Por lo general, gracias al sabor suave y delicado que posee, es utilizada para mezclar diferentes hierbas y especies de la cocina. Además, sus hojas son utilizadas para realizar deliciosas sopas y ensaladas que dejan encantados a todos los comensales que las prueban.

Otro uso exquisito es con verduras, donde es necesario que las hiervas al menos por espacio de media hora en agua salada, las escurras y presentes con cebollas picadas, algunos aliños y aceite de oliva, sal y limón. Eso le dará un sabor espectacular a estos alimentos.

Contraindicaciones

La mostaza blanca tiene varias contraindicaciones

Como todas las plantas que tienen compuestos químicos, la mostaza blanca posee contraindicaciones, ya que un consumo en exceso de esta, puede afectar el organismo de una persona, causándole padecimientos o enfermedades.

En el caso de las mujeres, estas pueden verse afectadas si consumen las hojas, semillas, flores de la mostaza blanca durante su embarazo, ya que el contenido de glucosinolatos puede causarles un aborto o dañar la tiroides del bebé, ocasionando que a futuro las glándulas tiroides no funcione correctamente.

Se debe evitar utilizar de forma directa la mostaza blanca como remedio externo en aquellas personas que tienen hipersensibilidad dérmica, así como evitar usarla en zonas que estén irritadas, hematomas, en el rostro, que estén ampolladas o que padezcan de psoriasis.

Otra contraindicación que tiene esta planta es su uso cuando hay ulceras en la piel o con síntomas de dermatitis, ya que podría causarle quemaduras considerables a la piel.

Si sufres de gastritis, dispepsia y úlceras digestivas, no debes consumir mostaza blanca, ya que su composición hará que se te irrite el estómago y que las funciones de este se estimulen.

De igual forma, quienes sufren de problemas circulatorios, vasculares, que sufra de cólicos renales, cistitis u otras infecciones de las vías urinarias, deben evitar el consumo prolongado de esta planta, así como de los derivados de esta.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.