Naranjos enanos: cuidados

Naranjos enanos: cuidados

Ya sea por falta de espacio, o porque prefieras árboles que no crezcan demasiado, uno de los cítricos más apreciados son los naranjos enanos. Sus cuidados no son difíciles y a cambio obtienes una temporada de fruta que te supone un ahorro en la cesta de la compra.

Pero, ¿cómo son los naranjos enanos? ¿Qué cuidados tienen? ¿Se puede mantener fácilmente? Te hablamos de ellos.

Cómo son los naranjos enanos

Cómo son los naranjos enanos

Los naranjos enanos son considerados arbustos. Son de hoja perenne y existen muchísimas variedades. Quizá el más conocido sea el Calamondín, pero hay otro, el Kumquat que también está haciéndose un hueco. Por último, otro de los más llamativos es la naranja japonesa.

De nombre científico Fortunella margarita, proviene de China. Su altura, comparada con los naranjas normales, es de 4-5 metros. Pero dependiendo de que lo tengas en suelo o en maceta crecerá más o menos.

Lo más llamativo de los naranjos enanos es, sin duda, su floración. Y es que podrás tener unas flores blancas, casi cerosas y de forma estrellada, con un aroma a azahar muy característico. Después de estas aparecerán las naranjitas, de forma esférica y de color verde que se irán tornando en naranja. Hay algunas variedades que ofrecen frutos dulces pero la gran mayoría será muy amargas.

Naranjos enanos: los cuidados que necesitan

Naranjos enanos: los cuidados que necesitan

Fuente: Universidad agrícola

Tras conocer un poco más a fondo los naranjos enanos, puede que te plantees tener uno, ya sea dentro de casa o en una maceta fuera. En este caso, los naranjos enanos tienen unos cuidados importantes y debes proporcionárselos lo mejor posible para poder disfrutar de él. ¿Quieres saber cuáles son?

Ubicación y temperatura

Los naranjos enanos necesitan la luz del sol. Les encanta estar al sol, aunque según la variedad es mejor ponerlo en una zona muy iluminada antes que directamente bajo los rayos solares.

Si lo tienes fuera de casa en una maceta, o en el suelo, te recomendamos que lo coloques en un lugar donde le dé mucho sol pero sin que este sea directo; si lo tienes dentro de casa colócalo en un lugar muy iluminado.

En cuanto a la temperatura, tolera bien las altas temperaturas pero no así las bajas. Y es que lo mejor en invierno es que no baje de los 15 grados porque puede hacer que su crecimiento se frene.

El ideal en invierno es que esté en una estancia que mantenga los 15-18 grados constantes, y en verano puedas sacarlo fuera y aguante bien las temperaturas.

Riego

El riego de los naranjos enanos ha de ser diferente en invierno que en verano.

En invierno apenas si tendrás que regarlo, solo cuando se vea que la tierra está bastante seca.

En primavera y verano sí que hay que aumentar bastante el regado, porque lo necesita. Eso sí, asegúrate que el agua que uses para regar no lleve cal porque afecta muy negativamente al árbol. Además, si es posible, intenta rociarlo porque necesita un poco de humedad ambiental para estar sano.

Dicho de otra forma, en primavera y verano es importante que se riegue a diario porque además lo va a exigir el árbol (si estás en un clima más templado o frío quizá debas dejar pasar un día entre riegos). Y, en invierno, con regarlo semanalmente, o cada dos semanas, será suficiente.

Si notas que la tierra sigue húmeda o fría, lo mejor es no regarlo.

Riego naranjos enanos

Fuente: Agriculturers

Maceta y tierra

A pesar de que los naranjos enanos son pequeños, lo cierto es que necesitan mucho espacio para desarrollarse bien. Por ello, opta siempre por una maceta que sea grande y profunda.

En cuanto a la tierra, además de que sea rica en nutrientes, tienes que asegurarte de que tenga un pH entre 5 y 6 que es la ideal para los cítricos. Y que sea drenante, o bien mezclarla con un drenaje adecuado.

Trasplante

Cada 1-2 años tendrás que trasplantarlo a una maceta con más diámetro y profundidad. Esto debe hacerse siempre en primavera y solo en ejemplares jóvenes. Aquellos más viejos ya no será tan necesario el trasplante.

A la hora de hacerlo, y para asegurarte de que no va a tener problemas, podrías aplicar hormonas de enraizamiento y fungicidas en las raíces para fomentar que desarrolle raíces y, al mismo tiempo, prevenir la aparición de hongos.

Abonado

El abonado suele darse en la época de crecimiento, es decir, desde marzo a agosto, pero lo cierto es que también lo puedes hacer en dos veces, una a primeros de la primavera y otro en el otoño. Esta última debes hacerla con un fertilizante que tenga hierro, potasio o zinc porque es el que ayuda a que los frutos no se caigan antes de que estén maduros.

Eso sí, no hay que pasarse con el abonado, por lo que tienes la opción de hacerlo en una u otra época.

Otra opción que tienes es mantenerle una tierra de calidad durante todo el año, que evita el tener que echarle fertilizante cada poco tiempo.

Poda

Llegará un momento en que tengas que podar el naranjo enano. Es algo inevitable porque este empezará a crecer y tendrás que darle la forma que tú quieras. En general, las podas deben hacerse en primavera; pero es posible que, de vez en cuando, puedas cortarle alguna rama, bien porque se haya salido de la forma que quieres o porque esté muerta o enferma.

Plagas y enfermedades

Desgraciadamente, los naranjos enanos también tienen problemas importantes con las plagas y las enfermedades. En el primer caso, la araña roja es una de las plagas más peligrosa, que aparecerá en sus hojas y las tornará amarillas. Otra de las plagas puede ser la mosca blanca.

Las enfermedades que pueden acontecer afectarán a las hojas, a su crecimiento o incluso a los frutos.

Multiplicación

La multiplicación de los naranjos enanos no es nada fácil de conseguir. De hecho, normalmente se hace mediante semillas para, después, injertarlo. Sin embargo, es un proceso muy lento y que muchas veces no fructifica, por lo que algunos prefieren comprar ejemplares jóvenes ya sacados adelante antes que ponerse a intentarlo.

¿Te quedan dudas sobre los naranjos enanos y sus cuidados? Consúltanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.