Descubre la patata Monalisa

patatas y tomates para realizar comida

Es más que sabido que la patata es uno de los tubérculos que más se utiliza en nuestras comidas y de la que más consumimos durante el año. Las Monalisa pueden ir acompañadas con cualquiera de nuestros platos preferidos, ya sea fritas, hervidas u horneadas o simplemente las podemos comer solas, a modo de picoteo o acompañamiento, por ejemplo de una buena cerveza.

¿Qué es la patata Monalisa?

patatas de piel fina en fondo blanco

Nuestra dieta semanal contiene muchos niveles de patatas y más que nada aquí en España, donde según un informe del Consumo de Alimentación realizado en el año 2015, cada persona consume aproximadamente unos 26 kilos de patatas al año, por lo que a la vez se obtiene el dato de que el 1,5 por ciento del presupuesto anual de cada español va destinado a las patatas, algo que sin duda marca lo importante que es este tubérculo para nuestras vidas.

En el siguiente artículo te hablaremos de la patata Monalisa, una de las modalidades de patata más utilizada y de las que más se venden alrededor del mundo, que muchas veces al año se encuentra dentro de tu freidora y o de tu olla. Es por eso que trataremos de identificarla y comentarte sus propiedades.

Como te mencionamos anteriormente, puede ser que no distingamos los diferentes tipos de patata cuando se nos presentan en grandes canastos en el mercado, pero cada una de ellas lleva su nombre y la patata Monalisa es una de las variedades que, aunque no la reconozcamos por su nombre, es una de las que más se utilizan debido a su versatilidad y variedad, además de por ser uno de los exponentes que menos agua tiene, algo que la hace una de las patatas fundamentales en lo que a la cocina se refiere.

La patata Monalisa es una de las variedades que van de nueva a temprana, que suele resumirse en semitemprana por la velocidad de sus cosecha, presenta un buen rendimiento para la cocina y muestra una piel lisa de color amarillo suave y en su carne presenta un atractivo color amarillo crema.

Características y propiedades

Una de las principales características de esta modalidad de patatas denominada Monalisa es que contiene una gran cantidad de almidón, por lo que posee una de las menores cantidades de agua que puede tener una patata, algo que la hace muy conveniente para cualquier tipo formas de cocinarla.

Es una de las más recomendadas a la hora de freír, ya que la baja cantidad de agua de la que te hablábamos hace que esta retenga poco aceite, por lo que se verán y serán menos aceitosas y por lo tanto más provechosas a la hora de comer unas deliciosas patatas fritas, ya sea solo por comerlas o para acompañar algún otro plato.

Para hervir también es de las más utilizadas y el poco nivel de agua que esta contiene también tiene que ver con esta característica, ya que no solo llegará más fácil al punto de cocción en el cual quede bien cremosa, con lo cual te hará ahorrar tiempo, sino que además mantendrá su forma ovalada bien intacta, evitando roturas y logrando, por ejemplo, servir una patata entera en tu plato a la hora de comer.

Ese color atractivo que encuentras cuando ves las patatas Monalisa en las tiendas, se conservará incluso una vez que ya las hayas cocinado, aportándole un valor estético a una comida que será deliciosa. Por todas estas características mencionadas anteriormente, la patata Monalisa es considerada como una delicatessen o una variedad de patata con clase y muy especial, por lo que se suele decir que es una de las más utilizadas y buscadas en el ambiente gourmet, que detallará su uso en las cartas de presentación.

Historia de la patata y de la patata Monalisa

Para ubicarnos en los orígenes de esta patata, primero debemos irnos a la historia general de las patatas, que por su gran uso y sentido de pertenencia podríamos pensar que es oriunda del continente europeo, pero esto no es así y tiene mucho más que ver con la llegada de nuestros antepasados a América.

A finales del Siglo XV y después de las expediciones que Cristóbal Colón llevó a cabo y en las que se topó con el Continente Americano, los europeos que llegaron hasta estas costas se percataron de que en los Andes chilenos y en lugares muy altos y pedregosos se cultivaba un tipo de patatas, que servía como uno de los alimentos esenciales de las tribus que rodeaban la zona. La patata era nueva para los españoles, pero no era nada nuevo para los nativos Incas, que aparentemente cultivaban este tubérculo desde aproximadamente 8.000 años antes de Cristo, convirtiéndose en casi el único tipo de alimento que se podía obtener en las alturas de los Andes, donde, por ejemplo, el cultivo del maíz no era posible.

saco con varias patatas

Fue el explorador Gonzalo Jiménez de Quesada quien documentó el “descubrimiento” de la patata en el año 1537, pero es recién en el año 1570 cuando se tiene información certera de la llegada de la patata a Europa. Desde España es que comienza el derrotero de la patata hacia toda Europa, llegando a fines del Siglo XVI y principios del Siglo XVII a Portugal, Francia, Italia, Inglaterra, Irlanda y Holanda, convirtiéndose de a poco en uno de los sustentos de vital importancia, sobre todo en aquel entonces para las clases bajas.

Particularmente en España el cultivo y el consumo de la patata se hizo muy fuerte y es en una zona particular, en la frontera entre este país y Francia que se comienza a cultivar otro tipo de patata diferente, a la que luego se denominaría Patata Monalisa y es por eso que es muy popular en el País Vasco, convirtiéndose en uno de los tipos de patatas más requeridos y utilizados en esa zona, con proyección a todo el país y al mundo.

Esta atata no puede conservarse por grandes períodos de tiempo, ya que, al ser uno de los tipos de patatas “tempranas”, es decir, que se cosecha a tan solo 90 días de haber sido sembrada, entrando en su punto justo, esta se echará a perder también rápidamente, por lo que no es una variedad para almacenar, sino más bien para disfrutar directamente en los días que la obtienes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior