Malvarrosa (Pelargonium capitatum)

varios geranios juntos con flores de colores muy vivos

El Pelargonium capitatum es un arbusto de hoja perenne, llamada comúnmente malvarrosa, rosas perfumadas pelargonium y otros nombres, perteneciente a la familia Geraniaceae  y que muestra su follaje durante todo el año. Es una especie unisexual o hermafrodita. Apropiada para suelos arenosos y bien drenados. Conocida por la particularidad de su agradable aroma a rosas y sus propiedades medicinales. Sus flores van de rosa suave a violeta.

Características

racimo de flores de color vivo y con pétalos rosas

Esta es una especie de poco crecimiento, puede alcanzar  30 cm de altura  y 1.5 m de ancho aproximadamente y de tallos blandos y extendidos de color blanco. Sus ramificaciones laterales pueden crecer hasta 60 cm. Los tallos y hojas ofrecen un aroma a rosas dulce y se encuentran envueltos con pelos suaves que presentan una densidad variable. Florece entre los meses de septiembre y octubre, sus flores hermosas son grandes y van de un rosa suave a violeta.

Hábitat

Esta especie se produce a lo largo de la Bahía de Lamberts en Sudáfrica, a través del Cabo Oriental hasta llegar a KwaZulu-Natal. Se desarrolla muy bien en las dunas de arena o laderas bajas cerca de la costa.

Propagación

La propagación de la planta se produce tanto a partir de semillas como por esquejes. Si deseas producir nuevos híbridos, puedes utilizar la propagación por semillas. Ahora, si deseas preservar las características de la planta, lo recomendado es utilizar el corte.

La Pelargonium capitatum la puedes plantar en cualquier período del año. Para comenzar, toma los esquejes suaves y herbáceos, puedes aplicar una hormona para estimular el proceso de enraizamiento. Luego, colocas los recortes en un marco frío para que se enraíce bien. El enraizamiento de esta planta puede tardar hasta tres semanas. Cuando los recortes estén enraizados, los puedes plantar en una maceta con una combinación de tierra que drene bien.

Se puede propagar a partir de semillas, bien sea a finales del verano o inicio del otoño. Su semilla tiene la particularidad que presenta una estructura en forma de cola que se envuelve como una espiral. Esto permite que la semilla penetre como una especie de taladro y se asegure en el suelo, para evitar los inconvenientes ocasionados por el viento y animales.

Planta la semilla en una maceta que drene bien. Transmite de manera uniforme las semillas en la maceta cubriéndolas con arena blanca. Con relación a la profundidad de la siembra, esta debe ser el equivalente a uno y medio el tamaño de la semilla. Riega con agua abundante pero suavemente y proporciona sombra parcial. Habitualmente la germinación ocurre tres semanas después.

Las plantas producidas a partir de semillas son más vigorosas que las desarrolladas a partir de esquejes; pero tardan más en florecer. El género crece bien en los jardines ubicados en la costa en condiciones de suelos arenosos. También puedes plantar entre otras especies herbáceas de menor tamaño en tu jardín.

Usos

racimo de flores de color vivo y con pétalos rosas

Esta planta con aroma a rosas se cultiva por su aceite de geranio. Las hojas dulcemente perfumadas son un maravilloso suavizante de la piel. Las hojas se pueden frotar en las manos para aliviar los callos y los arañazos, en los talones para suavizar la piel córnea y agrietada. Además, posee propiedades antisépticas, astringentes, hemostáticas, como estimulante de la corteza suprarrenal, antidepresivo y anti neurálgico.

Plagas y enfermedades

Es una planta proclive a sufrir enfermedades parasitarias, por lo que hay que estar muy atentos en su cuidado. La palidez en sus hojas y tallos amarillentos, son síntomas de poca iluminación, por eso es necesario colocar la planta en lugares más iluminados. Otro problema, es cuando el tallo se torna negro en claro síntoma de podredumbre, como consecuencia del riego excesivo que muchas va acompañado de la temperatura baja.

Las manchas marrones en el envés de las hojas es debido a la presencia de las cochinillas, estas se pueden retirar fácilmente limpiando las hojas. Ahora, si notas que las hojas se tornan amarillas o se observan moteadas entre amarillo y marrón y además hay ves la presencia de finas telarañas, es signo inequívoco que fue atacada por ácaros rojos, plaga que resulta muy dañina para la planta. Otro peligro para este arbusto son los áfidos, unos bichos de color blanco amarillentos que secan y dañan la planta.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.