Características y cultivo de las piparras

piparras

Cuando hablamos de guindillas nos viene el sabor picante característico de estas especies. Sin embargo, hoy vamos a hablar de una especie de guindilla que no pica. Se trata de la piparra. Es una planta muy conocida y sembrada en País Vasco. Gracias a su clima hace que tenga un aroma fresco y una textura muy agradable a la hora de comer. Es muy conocida en la gastronomía de Euskadi.

En este post podrás conocer todas las características de la piparra así como su cultivo y cuidados esenciales. ¿Quieres saber más sobre la guindilla que no pica? Sigue leyendo.

Origen y características

gastronomia de piparras

La piparra tiene su origen en América y llegó a España gracias a Cristóbal Colón.  Conforme avanzaba la agricultura y sus técnicas se iban revolucionando, se ha ido diferenciando cada vez más de los otros tipos de pimientos. Esta evolución se debe también al tipo de clima al que se ha adaptado.

Y es que las condiciones geográficas y climáticas en las que se ha desarrollado son esenciales para ella. Requieren de una baja altitud (menos de 450 metros), temperaturas suaves a bajas, y un grado de humedad y precipitaciones bastante alto. Todos estos requisitos se cumplen en la zona de País Vasco.

Se trata de una guindilla con una carne tierna y la piel fina. Una unidad suele medir entre 5 y 12 cm y tiene un pedúnculo estrecho y más alargado característico de todas las guindillas. La forma es más estrecha y alargada y el color es verde amarillento en toda la guindilla. El brillo ligero le otorga un aspecto bastante fresco.

Como se sabe, no todos los cultivos salen buenos. Existen longitudes óptimas de cada especie para que el sabor y textura sean las mejores. En este caso, las mejores piparras son aquellas que miden 8 cm. Si miden más de 8 cm se debe a que han estado más tiempo expuestas al sol y, por lo tanto, serán más bastas para el paladar.

Como he mencionado en el principio del post, la característica especial de la piparra es que no tienen picor alguno, al contrario de la mayoría de guindillas como el chile cuaresmeño, la guindilla común y la guindilla fantasma (véase La Escala Scoville para conocer los niveles de picante). Cuando la planta está en estado adulto puede alcanzar una medida de entre 25 y 30 cm.

Usos y agricultura

plato con piparras

Estas guindillas comienzan a dar sus flores desde finales de julio hasta bien entrado octubre, En algunas ocasiones se las puede ver con las flores incluso en la época de noviembre si las temperaturas y niveles de precipitaciones se han mantenido estables. Conforme va llegando el frío, comienza a perder sus hojas y habrá que arrancarlas. Esto se hace porque su ciclo de vida ha llegado al fin.

La recogida de la piparra no es siempre fija. Depende muchísimo del sol y las precipitaciones. Por un lado, si el tiempo es soleado se puede recoger cada dos días. Sin embargo, si hay meses con peor tiempo, se debe recoger cada quince.

para recolectarla se hace a mano cuando está en la etapa óptima de desarrollo. No se tiene que cortar, sino que se doblan los rabitos hasta partirlos y por el extremo más cercano de la planta para no dañar el fruto.

Posee cualidades organolépticas perfectas para servir en todo tipo de bares y restaurantes de la zona. Ello se debe a la temperatura y las precipitaciones. El aroma a pirazina es característico de los pimientos y la posee la piparra. Este aroma es perfecto para combinarlo con hierbas de aromas frescos como lo tiene el perejil, la menta, albahaca y el cebollino. Es ideal para comer junto a tomate y aceite de oliva, pues ayuda a resaltar el toque ácido y picante y estimula el sabor y el apetito.

La gente la suele usar en productos de larga curación como anchoas, mojama, jamón, quesos y cecina. Por ello, la piparra es un buen potenciador del sabor natural.

Sugerencias para la piparra

degustacion de pìparras

Estas guindillas son muy preciadas por su potenciador de sabor. Por ello, es altamente recomendable utilizarlas como acompañamiento con legumbres u otros ingredientes para hacer ensaladas o con aceite de oliva y sal. También se pueden comer solas ya que, al contrario que la mayoría de las guindillas, la piparra no pica.

También se pueden comer fritas o salteadas. Algunos la emplean como aperitivo al igual que una tapa de aceitunas. Es posible utilizarla en caldos para darle un toque exótico y con más cuerpo.

La piparra tiene propiedades que ayudan a combatir el colesterol, además de otras patologías como el catarro bronquial, los ácidos, el dolor de lumbago y los dolores gástricos. Si se comen con mediana frecuencia se pueden adquirir los beneficios como analgésicos contra el dolor, para destruir algunos hongos o mohos y para mejorar la digestión. Son buenas también para quemar grasas durante la digestión.

Como sugerencia te recomendamos saltearla un poco con aceite en una sartén bien caliente. Añadimos algunas anchoas en salazón y rodajas de tomate y el gran sabor que tiene la combinación con la piparra es algo especial. Seguro que te encanta.

Cultivo de la piparra

cultivo de pìparras

Ahora vamos a aprender cómo se cultiva la piparra. Deberemos comprar algunas semillas de guindilla en la época de primavera, que es cuando su siembra es óptima. La temperatura debe oscilar entre los 8 y 10 grados (recordemos que necesitan temperaturas suaves). Por de día pueden tener hasta 25 y 30 grados. Si se sale de este margen de temperaturas, el crecimiento será menos óptimo y se ralentizará bastante.

Una vez cultivadas es importante dejar reposar a las semillas durante varios días para favorecer la germinación. El semillero se puede rellenar con un sustrato de plantas de exterior cuyo pH sea entre 5,5 y 6,5. Si lo plantamos directamente en el suelo se necesitará de una tierra fértil y con altos niveles de estiércol.

Con la semilla sembrada la humedecemos y esperamos a que tenga lugar la germinación.  Con 5 pares de hojas brotadas podemos trasplantarla a una maceta mayor con unos 10 cm de diámetro. Es importante ubicarlas a pleno sol aunque si el tiempo es desfavorable es mejor meterlas en el interior.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar de todo el sabor de la piparra.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior